10 PÍLDORAS PARA ANTES Y PARA DESPUÉS

Lula, Manuela, Quique… ya hemos formado un buen equipo. La radio está pegando fuerte. Tenemos audiencia, un montón. Pero nos falta calle. [Kichwa] Pertenece a la radionovela: En el barrio el jabonero.

<< ANTERIOR || SIGUIENTE >>

LIBRETO

CONTROL MÚSICA CARACTERÍSTICA

LOCUTOR En el Barrio del Jabonero.

LOCUTORA Historias de la pandemia.

LOCUTOR Capítulo diez.

LOCUTORA Píldoras para antes y para después.

CONTROL MÚSICA CARACERÍSTICA

FREDY Lula, Manuela, Quique… ya hemos formado un buen equipo. La radio está pegando fuerte. Tenemos audiencia, un montón. Pero nos falta calle.

LULA ¿Calle?

FREDY Que la gente llame, que la gente mande su mensajito de voz, está chévere. Que la gente venga aquí a saludar, a denunciar, está mejor. Pero tenemos que ir donde la gente está.

MANUELA Yo le oí decir a un viejo radialista que la mejor radio se hace fuera de la radio.

FREDY De acuerdo, Manuela. Ir al parque, al mercado, a la cancha de fútbol… Ir a las comunidades.

QUIQUE Me encanta esa idea. ¿Por qué no vamos primero a la cabecera del río, ahí donde esos mangajos quieren hacer una mina de oro?

FREDY Dicho y hecho, broders.

CONTROL MÚSCA ALEGRE

EUSEBIO Yo estoy orgulloso de Fredy, mi único hijo, que no pudo conocer a su madre porque murió en el parto. Y no porque sea hijo mío, pero creo que está coordinando muy bien el equipo de la radio. Siempre lo ves con su chaqueta de periodista y su mochila preparada.

FREDY Antes era un lío, según me cuenta mi padre. Había que andar con una unidad móvil, la antena, todo el cablerío. Pero ahora, con un celular, podemos transmitir.

MANUELA Eso va a ser un golazo, Fredy. La Buen Vivir en el lugar del crimen, donde el tal Wilson Guadaña quiere instalar la empresa minera…

FREDY Guadaña no, Gualachi.

MANUELA Igual de afilado.

FREDY Manuela, tú te quedas en cabina para el enlace.

MANUELA ¿Por qué yo?

FREDY En otra te toca. Lula y yo vamos a terreno. Quique, ojo abierto para ver quién se asoma.

QUIQUE Sip.

FREDY Acuérdate que ese Wilson nos amenazó. Y esa gente es más mala que el corona virus.

CONTROL MÚSICA DE TRANSICIÓN

EFECTO CAMIONETA QUE LLEGA

FREDY (CON MASCARILLA, NO SE ENTIENDE) Buenos días, buenos días…

CAMPESINA Imanalla kanki. (SIGUE SALUDANDO EN QUICHUA)… Y hable un poco más claro, que con esa mascarilla no le entiendo ni michi…

FREDY Sí, claro, disculpe… Y disculpe también que somos analfabetas en quichua.
LULA Mi compañero Fredy le decía que…

CAMPESINA ¿Son de la radio, señorita? ¿Qué tal el viaje? ¿Todo bien?

LULA Todo muy bien, mamita, y con ganas de hacer un lindo programa desde esta comunidad.

CAMPESINA Pero antes, un tecito y papitas. Se trabaja mejor con la barriga llena, ¿no es cierto?

CONTROL RÁFAGA MUSICAL

AMARU El problema, mashi… el problema es que aquí no tenemos señal de internet… ¿cómo van a trasmitir?

FREDY ¿Aquí no tienen conexión?

CAMPESINA A veces… Pero casi nunca.

LULA ¿Y cómo estudian las wawas?

AMARU No estudian. No van a la escuela por la jodida pandemia y no tienen computadora ni tableta ni ninguna de esas modernidades.

LULA Púchica… Se nos fregó el programa, entonces…

FREDY No, Lula. Hagamos como antes. Grabamos la entrevista y luego la pasamos por la radio. Y lo primero que vamos a hacer es denunciar que en esta comunidad, como en tantas otras, no llega el internet.

CONTROL MÚSICA DE TRANSICIÓN

EUSEBIO Mientras los de la radio estaban grabando en la desembocadura del río, el gerente de la empresa minera llegó a la Alcaldía. Así se fue enredando la madeja…

WILSON Alcaldesa Magdalena Ayala, un gusto conocerla y saludarla.

ALCALDESA El gusto es mío.

WILSON Wilson Gualachi, gerente de la empresa minera Golden Hands, manos de oro.

ALCALDESA ¿Y qué lo trae por aquí, mi estimado?

WILSON Alcaldesa, conocemos la situación muy difícil de este municipio. La pandemia ha dejado sin trabajo a centenares, miles de personas. Y sin trabajo, sin producción, no hay desarrollo.

ALCALDESA Muy cierto, señor Gualachi. ¿Y qué nos viene a proponer?

WILSON Precisamente, nos alegramos de poder aportar con un granito de arena, mejor dicho, un granito de oro para solucionar los problemas de este municipio. (SIGUE HABLANDO)

CONTROL MÚSICA DE TRANSICIÓN

EUSEBIO A ese Wilson Gualachi no le falta saliva. Se quedó hablando y hablando, mostrando mapas, estadísticas, contando las mil maravillas de su empresa…

WILSON Entonces, amiga mía, nuestra empresa podrá dar empleo a muchísimos hombres, y hasta mujeres, del Municipio. Además de las regalías mineras que van al Estado, la Golden Hands se compromete con varias obras sociales.

ALCALDESA ¿Cómo cuáles? Suena interesante…

WILSON Interesantísimo, alcaldesa. Verá, haremos una escuela, un hospital, carreteras de acceso desde la cabecera del río hasta los barrios del Municipio…

ALCALDESA Caramba…

WILSON En fin, de-sa-rro-llo. No quiero aparecer como santa Claus, pero… sí, podemos ayudar mucho. Y lo más importante que vamos a instalar aquí es el internet de alta velocidad. Tal vez hasta 5G.

ALCALDESA Pues me alegra mucho este encuentro, señor Wilson Gualachi­. Cuente con el decidido apoyo de nuestra Alcaldía.

WILSON Su mejor apoyo, Alcaldesa, será ayudarnos a conseguir la licencia ambiental del gobierno y la licencia social de la comunidad. Como sabe, siempre hay algunos desconfiados… La ignorancia, el resentimiento…

ALCALDESA Déjeme eso a mí. Me siento muy entusiasmada con este proyecto minero. Y particularmente, con la posibilidad de modernizar las comunicaciones en toda esta zona.

CONTROL MÚSICA DE TRANSICIÓN

EUSEBIO Internet para todo el mundo, ése es un nuevo derecho humano. Internet universal, eso le prometió el tal Wilson a la Alcaldesa. Y la verdad que es una promesa tentadora porque… Vean lo que me ocurrió a mí la otra noche cuando pasé frente a la casa rosada, la casa de las rumbas…

CONTROL MÚSICA MISTERIO

VECINA 1 ¿Hay alguien ahí?

VECINO 1 ¿Hay alguien que quiera unirse?

VECINA 2 Miguelina… ¿estás ahí?

EUSEBIO Yo juraba que estaban en una sesión espiritista… o con la ouija, ese juego de llamar almas del otro mundo… Como hace dos meses se les murió una abuelita por covid…

VECINO 1 No te podemos escuchar, Miguelina… ¿puedes escucharnos tú a nosotros?… ¿Estás ahí?

EUSEBIO Yo me acerqué por la ventana… en puntillas… y como siempre ando con un silbato por los ladrones…

EFECTO SILBATAZO Y ALGARABÍA

EUSEBIO Ninguna ouija. Estaban tratando de conectarse por zoom con una amiga que vive en España… pero en este Barrio del Jabonero hasta los espíritus resbalan.

CONTROL MÚSICA DRAMÁTICA

EUSEBIO Aquí todo se sabe. Como bien dicen, pueblo pequeño, infierno grande. En este caso, el fuego vino, para variar, del cura y la señora bien peinada. Le chismearon que a la hija de Marta le habían practicado un aborto. Ahí mismito se plantaron en el hospital buscando al doctor…

FANÁTICA (FURIOSA) Ya nos enteramos, doctor. Ya sabemos que usted hizo abortar a la hija de Marta y Apolonio.

DOCTOR ¿Yo?

CURA Sí, usted mismo. No ponga esa cara de inocente que el rey Herodes no lo va a degollar. Pero la justicia sí. Usted ha cometido un asesinato.

DOCTOR Me disculpa, padre, pero no sé de qué me habla. Yo operé a la hija de Marta de apendicitis. A-pen-di-ci-tis.

CURA ¿Puede confirmar lo que dice?

DOCTOR Por supuesto. Puede comprobar la cicatriz en su bajo vientre. Era una apendicitis aguda y hubo que operar de emergencia. Y yo tomé las debidas “precauciones”.

CURA Señora mía, usted me está poniendo en ridículo. ¿Quién le dijo a usted que el doctor había practicado un aborto?

FANÁTICA Pero si por eso está en la cárcel el señor Apolonio, por embarazar a su hija. Y su hija ahora está más fresca que una lechuga.

DOCTOR La corrijo, señora. Apolonio está preso por incesto, por violar a su hijita. Nadie dijo que la embarazó. Sin embargo…

CURA Sin embargo, ¿qué?

DOCTOR Como cada año hay miles de niñas embarazadas contra su voluntad, hemos acordado con las autoridades sanitarias entregar gratuitamente las pastillas de emergencia.

FANÁTICA ¿Cómo? ¿Qué pastillas?

DOCTOR Las píldoras del día siguiente. Se entregarán en todas las farmacias del municipio.

FANÁTICA ¿Qué dice usted, matasanos? ¡Si esas pastillas son abortivas!

DOCTOR Se equivoca, señora. Esas pastillas no son abortivas. Impiden la fecundación y una preñez forzada. Ya lo declaró la Organización Mundial de la Salud.

CURA Lo único que falta ahora es que se pongan a repartir anticonceptivos, como quien regala caramelos.

DOCTOR Por supuesto, señor cura, es nuestra obligación prevenir los embarazos no deseados. Tal vez usted no los usa, pero la gente sí. Especialmente, los jóvenes.

CURA Los anticonceptivos están prohibidos por el Papa.

DOCTOR Qué extraña prohibición, padre, porque si tanto les preocupan los abortos, con anticonceptivos se reducirían bastante, ¿no le parece?

FANÁTICA Lo que aumentaría es la promiscuidad, el hedonismo, el frenesí sexual…

DOCTOR No proyecte sus carencias, señora. Con anticonceptivos, las mujeres, y también los varones, pueden decidir si quieren o no tener hijos.

CURA ¿Hijos? Los que Dios mande.

DOCTOR No meta a Dios en esto, padre. Los que embarazan son los maridos borrachos que las violan dentro del matrimonio. O los apolonios que abusan de las niñas. O tanto sinvergüenza que anda suelto.

FANÁTICA ¡Esa es la cruz que Dios nos ha dado a las mujeres!

DOCTOR Y dale con Dios. Son ustedes, las mujeres, las que tienen derecho a decidir. Así que, píldoras para el día de después y anticonceptivos para el día de antes. Como dice un colega, más vale prevenir que amamantar.

FANÁTICA Vámonos, padre. Este pueblo va camino a la perdición. ¡Aléjate, Satanás, perdónalo, Jesucristo!

CONTROL MÚSICA DE CIERRE

LOCUTORA Una producción de Radialistas Apasionadas y Apasionados.

LOCUTOR Esta historia continuará.

10 PÍLDORAS PARA ANTES Y PARA DESPUÉS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.