49- ¿SE APARECE LA VIRGEN?

Jesucristo desmiente el milagro de Fátima. Escúchelo en su propia voz.

  • Comentar
  • Compartir
    Insertar audio
  • Imprimir
  • Bajar audio
Publicado el 10 de octubre de 2013 a las 13:27

Lucia Dos Santos y sus primos Francisco y Jacinta Marto, los pastorcitos que dijeron haber visto a la Virgen María en Fátima.

alt_text

Imagen: https://www.flickr.com/photos/konczoskriszta/4685962269/

RAQUEL Para levantar el ánimo de nuestros radioescuchas, deprimidos tal vez por nuestro último programa, la unidad móvil de Emisoras Latinas ha decidido regresar a Nazaret, una ciudad apacible. Y comenzar la entrevista de hoy a Jesucristo contándole un chiste.
JESÚS ¿Un chiste?
RAQUEL Sí. Es sobre su madre.
JESÚS Cuéntamelo, Raquel.
RAQUEL Pues resulta que un sacerdote llega al cielo y ve a un niño llorando. ¿Quién es?, pregunta. El Niño Jesús, le dicen. ¿Y por qué llora tanto? Y le explican: porque su madre María baja a la tierra todos los días y no tiene tiempo de atenderlo…
JESÚS O todavía estoy medio dormido… o no entiendo tu chiste.
RAQUEL Verá, Jesucristo, su madre baja del cielo a la tierra continuamente. En estos años se han multiplicado sus apariciones por todo el mundo. Es realmente una avalancha. Lourdes, Fátima, Garabandal, Medjugorje, Cuapa, Ostina, Manduria, Arizona, la Rosa Mística… la lista es interminable.
JESÚS ¿De veras?
RAQUEL Imágenes de María que lloran, estampas que sangran, siluetas de María en árboles, en desagües… hasta en un trozo de pizza se apareció hace poco su madre.
JESÚS ¿Y qué hace mi madre cuando se aparece?
RAQUEL Pide que le construyan un templo y que recen el rosario. Una de las apariciones más sonadas fue la de Fátima.
JESÚS Cuéntame, porque no supe nada de eso…
RAQUEL El 13 de mayo de 1917, en Fátima, Portugal, tres pastorcitos vieron una señora en el cielo. Alta, rubia, vestida de blanco…
JESÚS Entonces, no creo que haya sido mi madre. Ella era morena, bajita, con una túnica color tierra… ¿Y en qué lengua hablaba?
RAQUEL En portugués.
JESÚS ¿Ella hablando portugués?
RAQUEL Pocos meses después ocurrió el milagro del Sol. Un prodigio que contemplaron 70 mil personas.
JESÚS ¿Y qué pasó, Raquel, dime?
RAQUEL Al mediodía, después de horas y horas esperando, los tres pastorcitos vieron a su madre María señalando al Sol. Entonces, el Sol comenzó a girar y a girar, a ponerse rojo, y se descolgó sobre la multitud que daba alaridos…
JESÚS Qué cosa tan terrible…
RAQUEL Cuando ya la bola de fuego iba a caer sobre la gente, el milagro terminó y el Sol volvió a su lugar en el cielo.
JESÚS ¿Y por qué llamas milagro a esa calamidad?
RAQUEL Yo no. Los representantes de usted en el Vaticano lo reconocieron oficialmente como un milagro portentoso. Usted, Jesucristo, que es el hijo de ella y el representado de ellos, ¿qué opina de este hecho?
JESÚS Que Dios hace salir el mismo Sol sobre buenos y malos. Y sobre listos y tontos.
RAQUEL No le entiendo.
JESÚS Sólo hay un Sol en el cielo, ¿verdad, Raquel? El Sol que esas personas vieron ese día era el mismo en todo el mundo. Si el Sol se hubiera salido de su camino, todos los hijos de Dios se hubieran dado cuenta. El milagro no fue que aquellos lo vieran, sino que la mayoría no lo viera.
RAQUEL Pero, ¿qué pasó, entonces, en Fátima? Tanta gente no puede alucinar al mismo tiempo.
JESÚS ¿Habrían comido algo? ¿No estarían desfallecidos después de tantas horas esperando?
RAQUEL ¿Usted no cree en el milagro de Fátima?
JESÚS Me recuerda los cuentos que nos hacía de noche mi abuelo Joaquín para asustarnos…
RAQUEL ¿Y las otras apariciones de su madre María?
JESÚS Mi madre no necesita templos ni rosarios. Mi madre no juega a las escondidas. Deja eso, Raquel, y cuéntame chistes más divertidos.
RAQUEL No sin antes despedir el programa. Y despedirnos de la audiencia de Emisoras Latinas que, una vez más, me parece, se estará preguntando hasta dónde vamos a llegar. Desde Nazaret, Raquel Pérez, enviada especial.
CONTROL CARACTERÍSTICA MUSICAL
LOCUTOR Otro Dios es Posible. Entrevistas exclusivas con Jesucristo en su segunda venida a la Tierra. Una producción de María y José Ignacio López Vigil con el apoyo de Forum Syd y Christian Aid.

MÁS DATOS SOBRE ESTE POLÉMICO TEMA...

Una creencia oficial

Que María, la madre de Jesús, se aparece a las personas en la Tierra es una
creencia oficial que la Iglesia católica certifica y difunde activamente. La
primera de estas apariciones en que el catolicismo oficial cree firmemente
parece, más bien, un episodio de bilocación: María, aún con vida, se habría
aparecido en el año 39 a Santiago ―apóstol de Jesús, y en realidad, su hijo, ya
que los evangelios afirman que Santiago era “hermano de Jesús”―, que según
la tradición estaba en esas fechas predicando el evangelio en Zaragoza,
España.
Desde entonces las apariciones que contabiliza la iglesia católica en 20 siglos
son más de 500. Y van en aumento. En las últimas dos décadas del siglo 20
llegaron al Vaticano informes de 1 mil 500 apariciones en más de 30 países del
mundo. Aprobadas oficialmente por el Papa o por el obispo correspondiente
hay solamente una veintena, entre ellas las más famosas y populares son
Guadalupe en México, Lourdes en Francia y Fátima en Portugal.

Blanca, rubia y occidental

Es curioso que prácticamente en todas las imágenes que después de las
“apariciones” pasan a estampas, pinturas y esculturas María es blanca, rubia y
con rasgos occidentales. A menudo viste de blanco y azul, colores con los que
nunca vistió en su vida, pues las campesinas llevaban túnicas de color pardo y
el azul sólo lo usaban las mujeres ricas de Jerusalén, que podían comprar telas
teñidas con ese color, muy costosas.
En todas estas incursiones terrestres esta María “aparecida” es siempre
también una promotora de la doctrina y devociones oficiales de la iglesia
católica, más que de las novedosas enseñanzas del mensaje de su hijo: María
pide rezar el rosario, sugiere ir donde el sacerdote o el obispo, solicita que se le
construya un templo, insta a hacer sacrificios para la salvación del mundo,
advierte sobre el infierno, mientras que su hijo cuestionó los rezos repetitivos,
enfrentó a los sacerdotes, no iba al templo, rechazó los sacrificios y nunca
predicó sobre el infierno…

Fátima y sus tres secretos

Las “apariciones” de María en Fátima en 1917, en plena primera guerra
mundial y en el año de la revolución rusa, han sido las más propagandizadas
por la iglesia católica. María se “apareció” seis veces, desde mayo de 19l7,
mes tras mes, a tres niños pastores de diez, nueve y siete años: los hermanitos
Francisco y Jacinta y Lucía su prima.
María les habría confiado tres secretos. El primero fue para reforzar un dogma
y un miedo católico: los pastorcitos vieron el infierno. Era como un mar de
fuego, con demonios y almas, entre gritos y gemidos de desesperación, dijeron
después los videntes. El segundo secreto fue para reafirmar un prejuicio
político de la iglesia católica: el anticomunismo. Aquella “aparición” les dijo que
si Rusia se consagraba al Corazón de María se convertirá y habrá paz; si no,
esparcirá sus errores a través del mundo, provocando guerras y persecuciones
de la Iglesia. Los devotos de Fátima afirman que fue hasta que Juan Pablo II
consagró a Rusia en 1984 que, por fin y siete años después, colapsó la Unión
Soviética, naturalmente a causa de la tal consagración.
Tras ocho décadas de especulaciones, el tercer secreto fue “revelado” por
Lucía, ya anciana, en el año 2000. La interpretación que dio el Vaticano al
abstruso mensaje escrito de Lucía, abierto solemnemente en esa fecha,
relacionaba el contenido del secreto con el atentado contra el Papa Juan Pablo
II en 1981, del que salió herido, pero no murió. El “secreto” no era otra cosa
que el símbolo de que la iglesia sufriente siempre saldrá adelante.

El día en que el Sol bailó

En la sexta “aparición” de María en Fátima, en octubre de 1917, ocurrió el
“milagro del Sol”, anunciado tres meses antes. Según las crónicas de la época,
70 mil personas en Cova de Iría y otros miles en 40 millas a la redonda, en una
mañana de lluvia torrencial vieron cesar la lluvia y aparecer el Sol, que tras dar
tres vueltas sobre sí mismo se acercó vertiginosamente hacia la tierra para
retornar después a su posición inicial. Este “prodigio” duró diez minutos.
La iglesia reconoció oficialmente este fenómeno como un “milagro”. Por
aquellas fechas, el Director del Observatorio astronómico de Lisboa declaró a
los periodistas del rotativo O Sëculo: Si fuese un fenómeno cósmico, los
observatorios astronómicos lo detectarían con exactitud. Es precisamente eso
lo que falta: el registro inevitable de alguna perturbación en el sistema por
pequeña que ésta fuese.
Prácticamente, la totalidad de la historia oficial de todo lo ocurrido en Fátima
ese día y desde que comenzaron las “apariciones” está extraída de las
memorias personales de Lucía. Francisco y Jacinta fallecieron siendo niños,
poco tiempo después de estos hechos. Lucía, ya adolescente, entró en un
convento, donde aprendió a leer y a escribir. Veinte años después de los
sucesos de Fátima, recibió orden del obispo de Leiría, José Alves Correia da
Silva, de contarlo todo por escrito. A finales de 1935 tuvo listas las primeras
memorias. Después escribió otras cinco memorias. Sus escritos son la única
fuente para conocer la historia oficial de Fátima.

Un nuevo mensaje: el aborto

En algunas de sus más recientes “apariciones”, María ha empezado a hablar
sobre el aborto, un tema que obsesiona a la jerarquía católica. Las web
católicas dan cuenta de innumerables videntes que reciben mensajes
celestiales anti-aborto.
Los videntes de Oliveto, Italia (1985) dan cuenta de visiones de niños
abortados. La vidente Mike Siate de Texas (1988) relata: En una ocasión la
Virgen vino a nosotros durante el rosario vestida toda de blanco como la nieve.
Luego su bello traje blanco empezó a volverse rojo como la sangre. Mientras
nos arrodillábamos asombrados, ella nos explicó que su traje se volvía rojo por
la sangre derramada de sus hijos abortados.
Julia Kim, una vidente coreana (1985) dice experimentar terribles dolores que
incluyen dolores de parto por los niños abortados y dice que la “aparición” le
habría dicho que el aborto y la experimentación genética están atrayendo un
castigo sobre el mundo. En 1992, el vidente estadounidense John Dorwns
escuchó decir a María: Hijo mío, circula mi imagen para poner fin a los pecados
de aborto, Satanás monta oposición a este plan. Mi vientre virginal me duele
por los niños desgarrados del vientre de sus madres.
Con Nancy Fawlers, de Georgia, la “aparición” habló de forma más específica.
Dice la vidente que le dijo: La vida, el alma inmortal, comienza en el momento
de la concepción. Las almas de los bebés abortados van directamente al cielo
y se sientan en el trono de Dios. Oren por las madres, pidan arrepentimiento
para ellas. Oren por esos doctores para que tengan un cambio de corazón.
Con estos y parecidos mensajes ha surgido una nueva devoción en Estados
Unidos, que se está extendiendo por América Latina: el rezo del “rosario de los
no nacidos”. Cada cuenta de este rosario es una lágrima con un feto inserto.

Guadalupe y Juan Diego

Entre las “apariciones” de María, destaca en América Latina la de la Virgen de
Guadalupe, “aparecida” en México en 1519 al indio Juan Diego, ésta sí una
María morena, aunque de rasgos indígenas.
La “aparición” fue investigada en 1980 por Jody Brant Smith y Philip Serna
Callagan, dos miembros de uno de los muchos equipos de la NASA, Brant
Smith investigador también de la Sábana Santa. A partir de las fotografías que
en el lienzo donde está estampada la imagen de la “aparición” hicieron estos
dos profesionales católicos ―lienzo que es considerado como la tilma que
usaba el día de los hechos el indio Juan Diego―, los devotos de Guadalupe
afirman hoy que es una “foto” de María lo que quedó impreso en la tela y mayor
aún el prodigio: que en la pupila de esa “foto” quedó a su vez impresa la “foto”
del propio Juan Diego. Algunos hasta afirman que el dibujo de la tela tiene
temperatura corporal, que ha sido medida con termómetro, lo que indicaría que
es la propia María la que permanece viva en esa tela…
Todo lo relacionado con esta “aparición” ha creado un verdadero fanatismo en
México, aunque nunca ha dejado de ser objeto de debate. Los críticos no sólo
cuestionan las apariciones, hasta ponen en duda la existencia histórica del
indio Juan Diego. Dos libros reflejan la controversia que en 1996 se dio entre
eclesiásticos. “Juan Diego: el águila que habla”, del cardenal Norberto Rivera; y
“La búsqueda de Juan Diego”, del sacerdote Manuel Olimón Nolasco, ambos
publicados por la editorial Plaza & Janés en 2002.

El aparicionismo de la iglesia católica

El historiador mexicano Rodrigo Martínez Baracs afirma algo que es aplicable
no sólo a la “aparición” de Guadalupe, sino a todas las demás: La cuestión de
fondo es la manera de la Iglesia católica de relacionarse con la verdad, con la
ciencia, con ese sentido de lo real y de lo verdadero que compartimos todos los
seres humanos más allá de nuestros credos o naciones. Al empecinarse en un
aparicionismo estrecho y mal probado, la Iglesia católica se cierra en sí misma,
buscando crecer y fortalecerse, para separarse de las demás religiones de la
maltrecha comunidad humana.
El “aparicionismo” católico se refuerza continuamente. Hay intereses tanto
ideológicos como financieros detrás de cada una de las “apariciones”. Durante
su pontificado, Juan Pablo II apoyó activamente las fraudulentas “apariciones”
de Medjugorje, en tierras croatas, convirtiendo así el lugar en “centro neurálgico
financiero de una multimillonaria empresa”, según las investigaciones que
ofrece el escritor británico David Yallop en su libro “El poder y la gloria”
(Editorial Planeta, 2007). En 2007, el Vaticano se hizo socio de una línea
aérea, Mistral Air, que se dedicará al traslado de peregrinos desde Roma a los
santuarios marianos de Lourdes (Francia), Fátima (Portugal), Guadalupe
(México) y Czestochowa (Polonia). Los aviones van pintados con los colores
papales, blanco y amarillo, y llevan personal que durante el viaje anima a los
peregrinos con plegarias y cantos.

Hay 0 comentarios
captcha
Quiero ser notificado por email cuando haya nuevos comentarios.