UN TAL JESÚS

La serie radiofónica Un tal Jesús, apodado el Moreno, ya está en la web. Todos los Derechos están compartidos. ¡Bájate la serie completa!

  • Comentarios (15)
  • Compartir
    Insertar audio
  • Imprimir
  • Bajar audio
Publicado el 23 de noviembre de 2007 a las 00:00


NARRADOR Junto al pozo de Jacob, una mujer samaritana, de rostro hermoso y
tostado por el sol, miraba fijamente a Jesús, extendiendo hacia él su brazo moreno, lleno de pulseras.

ABIGAÍL ¡Ya sé quién eres tú! ¡Un adivino! ¡Un profeta! ¿Eres un profeta, verdad?

JESÚS Bueno, yo soy un galileo, como tú dijiste antes.

ABIGAÍL No, ¡tú eres un profeta! ¡Y yo no le había visto nunca la barba a un
profeta! ¡Pues ahora no te me escapas! A ver qué te pregunto yo a ti… Sí, sí, ya lo tengo. Tú me vas a resol¬ver este lío: Mira, ustedes los galileos y los judíos dicen que Dios tiene puesto su trono en el monte de Jerusalén. Y nosotros los samaritanos decimos que no, que es aquí en el monte Garizim donde vive Dios. ¿Qué te parece a ti, eh?

JESÚS Bueno, pues a mí lo que me parece es que Dios ya se levantó del trono y se bajó del monte y puso su tienda aquí abajo, entre la gente, entre los pobres.

ABIGAÍL ¡Tú eres un profeta, estoy segura! Y si me descui¬do, ¡terminas siendo el
mismísimo Mesías!

NARRADOR Cuando la mujer samaritana dijo aquello, Jesús se agachó, tomó una
piedrecita blanca del suelo y se puso a jugar con ella entre las manos.

JESÚS ¿Y… y si lo fuera?

ABIGAÍL ¿Cómo dices?

JESÚS Que si yo fuera el Mesías, ¿qué harías tú?

ABIGAÍL Eso te pregunto yo a ti. ¿Qué harías tú?

JESÚS Pues mira, lo primero que haría yo sería comprar un cepillo así de grande para borrar las fronteras entre Samaria y Galilea, entre Galilea y Judea, entre Israel y todos los países. Y después, buscaría una llave maestra para abrir las cerraduras de todos los graneros y así el trigo alcanzaría para todos. Y con un martillo grande rompería las cadenas de los esclavos y los grilletes de los presos. Y después, llamaría a todos los albañiles de la tierra y les diría: Ea, compañeros, desmonten piedra a piedra el Templo de Jerusalén y el templo del Garizim y todos los templos. Porque Dios ya no está en los templos sino en las calles y en las plazas. Y los que de veras buscan a Dios, lo encontrarán ahí, entre la gente. Y también compraría la mejor lejía de batanero para borrar todas esas leyes y todas esas nor¬mas que durante años nos han cargado sobre las espaldas… y escribiría una sola ley adentro, en el corazón: la libertad. Sí, todo eso haría.

ABIGAÍL ¡Ahora estoy segura! ¡Tú eres el Mesías que espera¬mos! ¡Ven, ven a mi
casa y a mi pueblo y que todos te oigan! ¡Ven, anda!



BIBLIOGRAFÍA
El fragmento anterior corresponde al capítulo 81 de la polémica serie Un tal Jesús, escrita por José Ignacio y María López Vigil. Santiago García, del equipo RADIALISTAS, ha diseñado la página del Moreno y ha subido a la web los 144 capítulos. Tanto los audios como los textos están disponibles y son gratuitos. Visita www.untaljesus.net , conoce esta obra, y tal vez descubras que… ¡otro Dios es posible!

Hay 15 comentarios
captcha
Quiero ser notificado por email cuando haya nuevos comentarios.
  • Me parece una idea genial tengo 25 años y esto me motiva a continuar investigando más sobre el Mesías. Gracias por hacer cosas que valen la pena aprender.
    Saludos.
    Carlos Fernández, CHICLAYO, PERÚ.

    17 de marzo de 2008 a las 00:00
    Responder
  • Soy docente de educación religiosa en una localidad llamada Chosica y tengo un programa radial de una hora en una emisora de la localidad.
    Utilizo la serie para mi clase y para orientar a través la radio.

    Eddy Ayros, LIMA, PERU.

    25 de marzo de 2008 a las 00:00
    Responder
  • Un Tal Jesús es el mejor libro que he leído y la mejor serie de audio que se ha podido crear para América Latina. Cada día estudio un capítulo y aunque lo he repasado más de cinco veces en su totalidad cada vez sigo descubriendo más detalles sobre el Moreno.

    Luis A. Morales P., COLOMBIA.

    1 de junio de 2008 a las 00:00
    Responder
  • Hermoso.
    Esperanza, EL MUNDO ENTERO.

    12 de septiembre de 2008 a las 00:00
    Responder
  • Lo escuché tiempo atrás y el trabajo es genial. Los diálogos en sí están bien realizados que atraen y motivan a investigar más de Jesus y qué mejor que la Biblia.
    Daniel Cutire Arce, CUSCO, PERÚ.

    11 de marzo de 2009 a las 00:00
    Responder
  • Estoy pasando los capítulos en mi emisora radial y están muy buenos por su contenido y edición. Felicitaciones.
    Juan Michuy Barrera, HUAURA, PERÚ.

    26 de junio de 2009 a las 00:00
    Responder
  • Me parece muy bueno poder mirar a Jesús desde la parte más humana, ajustado a la realidad.
    Marco Antonio Vargas Fernandez, BOGOTA, COLOMBIA.

    15 de marzo de 2010 a las 00:00
    Responder
  • Nos falta tanto que aprender sobre Jesucristo, que de solo leer y oír un poco el libro y las grabaciones resulta sumamente interesante. Sin embargo, es obviamente, una opinión, posición y -mil disculpas, pero- en parte también especulación de los autores. Coincido con escribir como ley en el corazón de los hombres LIBERTAD, qué bueno sería que la respetasen en todo lado, tanto entre capitalistas e imperialistas como en Cuba y en otros países en los que hablar libremente se está convirtiendo en ¿delito? y resulta una privación de TOTAL LIBERTAD en la creación y para los hombres.
    Julio López, LA PAZ, BOLIVIA.

    29 de marzo de 2010 a las 00:00
    Responder
  • Soy docente de producción radiofónica y considero que recursos como este se constituyan en ideales herramientas pedagógicas para que los estudiantes se confronten y motiven hacia otras formas de hacer radio muy distinta al entorno estrictamente comercial que en mi ciudad -particularmente- resulta limitante, desolador y excesivamente frívolo, por no decir vacío y vulgar en no pocas propuestas. Admiro al maestro López Vigil, ¡claro que sí¡
    Víctor Aguirre Rodríguez, CALI (COLOMBIA).

    8 de abril de 2010 a las 00:00
    Responder
  • En mi opinión es muy buena la producción. Felicito al maestro por la misma, en mi comentario le agregaría que no es tan sólo libertad la expresión de JESÚS; sino más bien compromiso de cada uno y por ello dijo si me amas guarda mis mandamientos que los resume en Amor a DIOS y a los Hombres, por ello insisto compromiso si amamos como está el mundo conoceremos la verdadera libertad hoy, y esto así como está el mundo. Gracias por su producción que nos motiva a opinar, (¿será por amor?)
    Jose Rivero, PUERTO ORDAZ, VZLA.

    22 de abril de 2010 a las 00:00
    Responder
  • Es bonito en términos humanos e ideales basados en la pequeña y limitada razón humana... pero para quien realmente tiene una experiencia del espíritu que trasciende la materia, reconociendo también la humanidad que tuvo Jesús, en el sumo bien …totalmente vivida en su carne, en su cruz y en su misión pero “revelándose” también su identidad como hijo de Dios y Redentor. Nos resulta desdibujado y hasta pintoresco... que los hombres no crean que se puede manifestar la gracia a través de conceptos mas profundos, trascendentes, y verdaderos como la castidad sublime de María, claro que para esto se necesita ser un hombre de Fe, que en humildad opaque la razón y se encuentre con la verdad sublime de Cristo… como el Enviado..., manifestada a partir de una fuerte confrontación sobre el sentido de la existencia, y en abandono al dejarse tocar por Jesús. Está escrito dentro de la doctrina de la iglesia católica, pero se necesita ser revelada desde el espíritu y no desde el intelecto, como el encuentro de Jesús con Nicodemo. Agradezco sus elocuentes pasajes, muy divertidos y calurosos y le pido a Dios que también les manifieste su grandeza, sublimidad y sentido de trascendencia en el espíritu.. Revelado absolutamente en los evangelios que si son palabra de Dios a través de hombre con el Espíritu Santo que se nos ha dado.
    Maribel Camacho, BOGOTÁ, COLOMBIA.

    25 de junio de 2010 a las 00:00
    Responder
  • Siempre hace falta el lado humano que nos acerque a ese Jesús que de acuerdo con la biblia, siendo hijo de Dios se hizo hombre.
    Quizá sea una opinión encontrada pero también pareció convertirse en mujer, en niño y niña, en plantas y animales para convivir para impregnar su esencia en nosotros. La lucha por un Jesús más humano es un reto que todos y todas deberíamos hacer para conducirnos a la equidad que todos y todas necesitamos en este mundo polarizado y en manos de muy pocas personas.
    Isauro Chávez, CUETZALAN, PUEBLA. MÉXICO.

    24 de septiembre de 2010 a las 00:00
    Responder

  • Creo que un acercamiento a la vida de Jesús desde la perspectiva humana no es común, tal vez porque nos haría conscientes del enorme potencial (y responsabilidad) que cada uno de nosotros tiene para mejorar nuestra sociedad mediante el amor, trabajo y solidaridad. Desde mi punto de vista, ese es uno de los principales tesoros del evangelio: descubrir que el compromiso honesto y constante con nuestros semejantes hacia el desarrollo en lo espiritual, emocional, intelectual y físico es lo que nos hace reconocernos en nuestra esencia de verdaderos "hijos de Dios".

    María Herrera, COACALCO, MÉXICO.

    4 de octubre de 2011 a las 00:00
    Responder
  • Soy seminarista religioso, misionero en formación, y desde que me dijeron de esta obra me ha interesado mucho, pues nos muestra lo muy natural o humano de nuestro Mesías.

    Mauricio Jose Montiel Herrera, MEDELLIN - COLOMBIA.

    1 de agosto de 2012 a las 00:00
    Responder
  • Me parece que es la dimensión humana de Jesús que tanto olvidamos. Es que nos hemos envuelto en la magia, superstición y alejamiento de nuestro Jesús que esta perspectiva la olvidamos.

    Marvin Alvarado, GUATEMALA.

    28 de diciembre de 2012 a las 00:00
    Responder