DE REDES Y ENREDADAS

Este radioclip es de texto y no tiene audio grabado.

Este libro se publicó en Mayo 2000, Tachi Arriola presenta la primera sistematización del trabajo ininterrumpido de la RED DE MUJERES DE AMARC-ALC durante sus primeros ocho años de existencia. Nuestro propósito al compartirlo es recuperar la memoria de las radialistas de América Latina.

PRESENTACIÓN

La sensación de volver a los inicios de la Red es como si desde el horizonte oteara la orilla del mar. Parece tan lejana que me invade una mezcla de alegría y saudade.

Son ocho años de camino recorrido, de apuros, urgencias, aciertos y equivocaciones, de desgano y ánimo, de pura vida junto a muchas mujeres latinoamericanas y caribeñas pendientes cada mes del paquetito que les llega como una sorpresa cumpleañera. Y de la invitación a un taller que no sólo es lugar para aprender y discutir, sino para estar entre amigas, divertirnos e intimar. Recuerdo aquel 8 de marzo de 1993, cuando, ansiosa de empezar a cumplir el mandato que las socias hicieran en Oaxtepec, escribí la primera carta que empezaría una relación ininterrumpida de muchos años.

Éramos pocas todavía. Nadie diría que, actualmente, 245 mujeres nos encontramos a diario a través de las cartas, del teléfono, del fax y, más modernamente, del email. Casi al mismo tiempo que el intercambio, empezamos los talleres de capacitación y, desde entonces, las charlas radiales, cuñas, micros, entrevistas, testimonios, dramatizaciones, se han multiplicado en las emisoras y programas de las mujeres.

En estos ocho años, nos acompañan muchísimas cartas cariñosas, sugerentes, críticas, con la gama de sentimientos que sólo se expresa cuando hay confianza. En este tiempo, las letras se han convertido en rostros y tenemos la suerte de poder decir que en casi todos los países contamos con amigas y que la Red de Mujeres de AMARC no es un nombre perdido en algún directorio de ONGs.

En 1999 hacemos un alto. Lo que podrían ser sólo vivencias, deben ahora convertirse en una experiencia documentada, útil para aquéllas que junto a nosotras hicieron de la Red un organismo vivo, con movimiento, con sonidos, con todas las voces. Para las mujeres que tejieron la Red con los colores del arcoíris cultural de los pueblos de América Latina y el Caribe, van mis mayores agradecimientos.

Tachi Arriola
Coordinadora Red de Mujeres
AMARC-ALC

 

 

De Redes y enrededas

DE REDES Y ENREDADAS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.