EL MUNDO AL REVÉS

En los días del carnaval sólo hay una ley: ¡Vive y deja vivir!

CONTROLSICA DE CARNAVAL

LOCUTORA Baile, pachanga, jolgorio, alboroto, algarabía…

HOMBRE ¡Parranda de 3 días, mijita!

LOCUTOR El carnaval son batallas de flores, guerra de agua, carrozas y comparsas, máscaras y disfraces, papel picado y serpentinas…

BRASILEÑA ¡Tudo vale!… ¡É uma locura o carnaval!

LOCUTORA Comer, beber y gozar… Dar permiso al diablo y sus diabluras.

LOCUTOR En carnaval, como decían en Roma, sólo hay una ley:

MUJER ¡Vive y deja vivir!

CONTROLSICA DE CARNAVAL

LOCUTORA Pero el carnaval es mucho más que eso.

LOCUTOR El carnaval es poner la sociedad patas arriba.

LOCUTORA Poner el mundo al revés.

LOCUTOR En las fiestas primaverales de la antigua Babilonia, las sirvientas podían dar órdenes a sus amas y los reos se burlaban de los jueces.

LOCUTORA Durante las saturnales romanas, los esclavos tenían licencia para regañar a sus señores. Y el pueblo elegía al rey de los bufones para que gobernara a su antojo.

LOCUTOR Hasta los soldados se disfrazaban con ropas de mujer y pelucas, y hablaban en falsete.

LOCUTORA El carnaval también ponía la iglesia al revés. En Francia, los clérigos comían salchichas sobre los altares, jugaban a las cartas durante la misa, y hasta bailaban desnudos en los templos.

HOMBRE ¡Arriba los de abajo y abajo los de arriba!

LOCUTORA Todo vale significa… ¡que nadie vale más que nadie!

CONTROLSICA DE CARNAVAL

LOCUTOR ¿Y si jugamos de verdad al carnaval?

LOCUTORA ¿Y si ponemos el mundo al revés solamente por un día?

LOCUTOR ¡Un día de carnaval!… ¿Mañana mismo? ¿Por qué no?

LOCUTORA Que la secretaria ocupe el sillón del director. Y el director se siente donde la secretaria.

LOCUTOR Que el marido haga la comida. Y la mujer espere que le sirvan mientras lee el periódico.

LOCUTORA Que la maestra sea alumna y un alumno dicte la clase.

LOCUTOR Que la señora lave, planche, cocine, ponga la mesa… Y que la empleada presida la mesa.

LOCUTORA Que el cura calle y se vaya a confesar. Y un feligrés, mejor dicho, una feligresa, diga la misa.

CONTROLSICA DE CARNAVAL

LOCUTOR Juguemos al carnaval, aunque sea por un día. ¿Quién está debajo de ti? Pues que mande y tú obedeces.

BRASILEÑA ¡E nao um dia só, eu quero carnaval todos os dias!

HOMBRE Uno, dos y tres… ¡a poner el mundo al revés!

CONTROLSICA DE CARNAVAL

BIBLIOGRAFÍA
Karina Donángelo, El Carnaval y la subversión del orden establecido, www.almargen.com.ar/
EL MUNDO AL REVÉS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.