EL SALVADOR: EL PAÍS QUE MÁS ODIA A LAS MUJERES

SUEGRA Pero, ¿qué te ha pasado, chavala?... ¡Al hospital, tengo que llevarte al hospital! LOCUTOR María Teresa Rivera, mujer salvadoreña, costurera en una maquila, se había desmayado en la letrina de su humilde casa. Cuando su suegra la encontró, sangraba profusamente. CONTROL MÚSICA DE SUSPENSE EFECTO AMBIENTE HOSPITAL LOCUTOR Cuando María Teresa ingresó al hospital... MÉDICA Es ella. POLICÍA Está detenida. LOCUTOR El personal del hospital, muy católico o muy legalista o muy cobarde, la denunció a la policía y la acusó de haberse sometido a un aborto. MUJER Pero si yo ni sabía que estaba embarazada... Yo fui al baño con un dolor terrible... y cuando abrí los ojos estaba aquí, en el hospital. LOCUTORA En el 2012, María Teresa fue juzgada y condenada... EFECTO MAZO JUEZ La pena es de 40 años de prisión por homicidio agravado. EFECTO REJAS DE CÁRCEL LOCUTOR María Teresa pasó cuatro años y seis meses en prisión. MUJER (LLORANDO) Mi hijo, por qué no me dejan ver a mi hijo… LOCUTOR María Teresa tiene un hijo de diez años al que no pudo ver nunca durante su cautiverio. Un juez revisó su sentencia y no encontró pruebas suficientes para la condena. EFECTO REJAS QUE SE ABREN LOCUTOR María Teresa fue liberada después de cuatro años y seis meses. Pero el fiscal muy católico o muy legalista o muy cruel, apeló su liberación y pidió que la vuelvan a meter tras las rejas. FISCAL Esa mujer es una a-se-si-na. Tiene que cumplir los 36 años de condena que le faltan. CONTROL MÚSICA DE SUSPENSE