ENTRE EL CIELO Y EL INFIERNO

En el paraíso no entran los animales. ¿Sabes por qué?

NARRADORA Un hombre, su caballo y su perro iban por una carretera….

EFECTO TROTE DE CABALLO Y LADRIDOS

NARRADORA De repente, cuando pasaban cerca de un árbol enorme…

EFECTO RAYO

NARRADORA …cayó un rayo y los tres murieron fulminados.

CONTROLSICA CELESTIAL

NARRADORA Tan rápido ocurrió todo, que el hombre ni cuenta se dio que ya había abandonado este mundo y prosiguió su camino con sus dos animales.

EFECTO TROTE DE CABALLO Y LADRIDOS

NARRADORA La carretera era larga y cuesta arriba. El sol era muy intenso y los tres estaban sudados y sedientos.

EFECTO ARPAGICA

NARRADORA En una curva del camino vieron un magnifico portal de mármol, que conducía a una plaza pavimentada con adoquines de oro.

EFECTO RELINCHO

NARRADORA El caminante se dirigió al guardián que custodiaba la entrada del palacio.

HOMBRE Buenos días.

GUARDIÁN Buenos días.

HOMBRE Y dígame, ¿cómo se llama este lugar tan bonito?

GUARDIÁN Esto es el Cielo.

HOMBRE ¡Qué bien que hayamos llegado al Cielo, porque estamos sedientos!… ¿Podemos pasar?

GUARDIÁN Usted puede entrar y beber tanta agua como quiera en aquella fuente cristalina.

HOMBRE Pero mi caballo y mi perro también tienen sed…

GUARDIÁN Lo siento mucho, pero aquí no se permite la entrada a los animales.

CONTROL GOLPE MUSICAL

NARRADORA El hombre dio media vuelta con gran disgusto. Tenía muchísima sed, pero no pensaba beber solo. Dio las gracias al guardián y siguió adelante con su caballo y su perro.

EFECTO TROTE DE CABALLO Y LADRIDOS

NARRADORA Después de caminar un buen rato cuesta arriba, ya exhaustos los tres, llegaron a otro sitio. Una puerta vieja marcaba la entrada de un camino de tierra rodeado de árboles. A la sombra de uno de ellos, había un anciano acostado, con la cabeza cubierta por un sombrero. Parecía dormido.

EFECTO RELINCHO

HOMBRE Buenos días.

ANCIANO (BOSTEZA) Buenos días…

HOMBRE Tenemos mucha sed, mi caballo, mi perro y yo.

ANCIANO Hay una fuente entre aquellas rocas. Pueden beber toda el agua que quieran.

NARRADORA El hombre, el caballo y el perro fueron a la fuente y calmaron su sed.

ANCIANO Pueden volver cuando gusten.

HOMBRE Muchas gracias, abuelo. A propósito ¿cómo se llama este lugar?

ANCIANO Se llama Cielo.

HOMBRE ¿Cómo es posible? Si el guardián del portal de mármol me dijo que aquello era el Cielo.

ANCIANO (RIENDO) No, no, aquello no es el Cielo. Es el Infierno.

HOMBRE Pues deberían prohibir que utilicen ese nombre. ¡Esa información falsa debe provocar grandes confusiones.

ANCIANO Al contrario. En realidad, nos hacen un gran favor, porque allí se quedan todos los que son capaces de abandonar a sus mejores amigos.

EFECTO RELINCHO DE CABALLO Y LADRIDOS

CONTROLSICA EMOTIVA

BIBLIOGRAFÍA
http://www.geocities.com/veteranos/Poetas/amigos.htm

ENTRE EL CIELO Y EL INFIERNO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.