HAITÍ, ESE PUEBLO MODERNO

Este radioclip es de texto y no tiene audio grabado.

Por Jaime Chuchuca Serrano en Línea de Fuego. Acá llegó el desorientado Cristobal Colón en 1492. Mientras el genovés daba cuenta de sus navegaciones a los Reyes en España. Los indios taínos, esclavizados, se rebelaron contra los españoles y los incineraron donde lo habían hecho con su pueblo.

Al regreso de Colón a la isla en 1493, la hubo que reconquistar de nuevo. Aparte del cañón y el arcabuz, de la daga y la espada, de la biblia y la cruz, los españoles trajeron, sin saberlo, enfermedades con las que extinguieron a los pueblos ancestrales haitianos. Los hermanos africanos esclavizados reemplazaron a los indígenas aniquilados. La modernidad capitalista se asentó en la isla y la acumulación del capital se logró con despojo, sangre y genocidio.

Haití se convirtió en el principal puerto de conexión entre Europa y las “Indias Orientales”. Con la expansión de la producción azucarera y de la conquista francesa, la isla se dividió en dos partes, la española y la francesa. Hasta que esta última se hizo con toda la isla. Los haitianos fueron los primeros en recibir la invasión y los primeros en desarmarla. Mientras los franceses luchaban contra el Antiguo Régimen y guillotinaban al Rey y la aristocracia, los esclavos haitianos arrinconaron a franceses, españoles y británicos.

A dos años de la Revolución Francesa (1789), en 1791 los esclavos haitianos generaron una sublevación total. El gobierno francés en pánico no tuvo otra opción que otorgarles ciudadanía y libertad en 1792-94. Sin embargo, los franceses al mando de Napoleón Bonaparte recuperaron la isla. El gran general independentista, Louverture, fue capturado y asesinado en 1803, dejando escrito con sangre: “arrancad de raíz conmigo el árbol de la esclavitud”. Con Dessalines al mando de las tropas esclavas, lograron la independencia en 1804. Haití envió armas y recursos económicos para las independencias de Colombia y Venezuela con la consigna de emancipación esclava. El pueblo haitiano formó la primera República moderna de Latinoamérica.

Hoy, el 60% de Haití está bajo la línea de la pobreza, es el país más pobre de América y con uno de los presidentes más autoritarios. Acá no hay “Grupo de Lima” ni “Ayuda Humanitaria” ni conciertos grandilocuentes. La irracionalidad de la modernidad.

*Abogado, licenciado en Filosofía y magíster en Sociología. Actualmente, docente de la Universidad de Cuenca.

HAITÍ, ESE PUEBLO MODERNO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.