LA CONFERENCIA PERFECTA

Este radioclip es de texto y no tiene audio grabado.

Cinco cosas que no debes dejar de hacer en una charla sobre comunicación.

Muchos radialistas y comunicadoras imparten a menudo charlas y ponencias. Algunos de ellos nos han escrito solicitando algunas ideas para hacerlo de la mejor manera posible. Buscamos en Internet, asistimos a conferencias, consultamos a especialistas, y hemos podido resumir estos cinco tips que ahora les compartimos._

*****************

*1- UN BUEN MARCO TEÓRICO*

Una charla no puede comenzar sin una sólida introducción. La credibilidad del auditorio depende mucho de que perciba, desde el inicio, este fundamento teórico.

Una posibilidad es coleccionar algunas citas de comunicólogos famosos y ubicarlas en momentos oportunos de la conferencia. Por ejemplo, si citas a Habermas o a Bourdieu, o inclusive a otros más clásicos como Mattelart o Martín Barbero, lograrás un mayor respeto del público con relación a las ideas de tu conferencia.

Estas citas deben corresponder a la tendencia política del público con el que te enfrentas. Si es claramente de izquierda, no dudes en citar a Marx. Una frase de El Capital le aporta un toque militante a tu ponencia. También puedes citar a Ramonet o a Laclau. Apréndete un par de frases suyas, menciona algunos de sus libros y aumentarás considerablemente el impacto de tu conferencia.

Algunos colegas echan mano a expesiones en latín (modus operandi, quid pro quo, sine qua non). Puede dar buenos resultados, siempre y cuando conozcas el significado exacto de las mismas.

*2- PRONUNCIA COMO SE DEBE*

Hoy en día, hablar de comunicación es hablar de Internet y tecnologías. Esto implica pronunciar muchas palabras en otros idiomas, sobre todo en inglés.

Igual que nos molesta cuando un extranjero pronuncia mal una palabra en español, debemos pensar en el fastidio que les provoca a los de fuera nuestra mala pronunciación de palabras que ya forman parte del vocabulario cotidiano. Por ejemplo, los nombres de las redes sociales. Si dices “Tuiter” así, sin más, el público se dará cuenta de tu ignorancia y se reirá un poco.

Es muy fácil de pronunciar de manera que suene a inglés. Basta cambiar la segunda “t” por una “r” y oscurecer un poco el acento. Ensaya diciendo “tuirer”. Haz lo mismo con palabras como “Internet” (acentuando la “i” como si fuera una palabra esdrújula) y otras del repertorio tecnológico.

*3. UN TONO COMEDIDO*

Es cierto que el buen humor ayuda en la comunicación. Pero todavía es más cierto que una conferencia no es un show. Vas a transmitir conocimientos, no a divertir al público.

No es aconsejable comenzar por un chiste o una anécdota hilarante. Esto le quita seriedad a tu exposición. Tampoco tienes que estar con el ceño fruncido. Pero un tono comedido ayudará a la mejor comprensión de tus ideas.

Puedes hablar de pie o sentado. Lo importante es que tengas delante una mesa (o un atril) donde puedas ordenar bien los papeles del texto que vas a leer.

*4. EL BUEN VESTIR*

El hábito no hace al monje, es verdad. Pero también es verdad que si la persona que diserta tiene un porte descuidado, despeinado, desabrochado… causará una mala impresión en el público y generará resistencias innecesarias.

Digan lo que digan, el terno y la corbata siguen siendo prendas de vestir acordes con la importancia de una conferencia, especialmente si es magistral. En el caso de las mujeres, un vestido formal, ni muy corto ni muy largo, preferiblemente de colores oscuros. Tacones altos pueden mejorar la apariencia.

Esta etiqueta completará la buena imagen que queremos proyectar. Presentarse con atuendo casual no conviene, especialmente si tu público es de buen nivel cultural.

*5. TÓMATE MÁS TIEMPO DEL QUE TE DAN*

Por lo general, cuando te invitan a una charla, suelen marcarte un límite de tiempo para hablar. El problema es que si te ciñes a ese límite, el público puede pensar que tenías poco que decir. O que no has preparado suficientemente tu charla.

Tómate un poco más de tiempo. Si te señalan 10 minutos, habla 15 o 20. Recuerda que el moderador, por respeto al conferencista, no se atreverá a cortarte. Aprovecha esa oportunidad.

También puedes proyectar un “power point” durante tu exposición. Los textos en pantalla grande ayudan a fijar la atención del auditorio. Desde luego, no infantilices la proyección con imágenes o muñequitos que no serán del gusto de un público cultivado.

*¿QUÉ OPINAS DE ESTOS CINCO CONSEJOS PARA DAR UNA CHARLA? ¿LOS PRACTICAS?*

*****************

_Este radioclip es una provocación para abrir el debate sobre un modo demasiado frecuente con el que se imparten charlas y conferencias. En RADIALSITAS, obviamente, no pensamos así. Estamos muy en contra de lo que aquí se recomienda._

_Lee el siguiente radioclip donde exponemos los criterios en los que sí creemos para dar conferencias que, aunque no sean perfectas, serán coherentes con nuestra visión política y con la pedogagía por la que apostamos.

LA CONFERENCIA PERFECTA

10 comentarios sobre «LA CONFERENCIA PERFECTA»

  1. Hola, ¿cómo están? Es muy importante el trabajo que realiza Radialistas, ayuda a que nos formemos más integralmente. Hay formas de comenzar tu disertación creo que es una buena salida el de darle la seriedad que plantean ustedes; además, demuestra la solidez en cuanto a conocimientos del expositor; sin embargo, veo que también uno puede comenzar con una pequeña broma, dependiendo el momento; para romper el hielo con el público. A la gente no le gusta las charlas aburridas y serias, y las cosas hasta muy serias que parezcan, con un poco de chispa llega mejor. Gracias Radialistas por darnos oportunidad de exponer nuestras opiniones.

    Ramiro Escalera, SANTA CRUZ DE LA SIERRA, BOLIVIA.

  2. Señores, ojo! el tecnicismo, la vestimenta, las palabras, no son de primer orden? Un discurso, debate, charla, conferencia! Antes de su inicio, al público en general! Se les tiene que facilitar en un tiempo de 10 a 15 minutos de anticipación, un folleto definiendo los primeros puntos del tema! Ahora bien. El ponente en sus manos tiene que llevar unos apuntes y no un escrito, y estar alerta a responder preguntas de manera contundente y veraz. De tal manera el público aprobara al 100% el discurso que será noticia entre los presentes y divulgado a los cuatro vientos, es la intención! Dios los bendiga.

    Jesus Alberto Parada Jaimes, REPUBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA.

  3. Hola, tengan muy buenas noches. Noble pueblo del mundo, reciban un gran saludo revolucionario, lleno de libertad e independencia!!! Ante el momento de iniciar un discurso al más experto lo consumen los nervios! En este momento, es cuando tenemos que bloquear, con el fin de llenarnos de valor, serenidad, confianza, seguridad y las ganas de iniciar y finalizar por todo lo alto el discurso!

    Jesus Alberto Parada Jaimes. REPUBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA..

  4. Hola, compañeros de lucha revolucionaria, de la nueva camino alternativo mundial! Compañeros, las sugerencias para una charla, debate, conferencia son importantes, y tenemos que analizar el lugar, el tipo de persona que se hará presente en la misma. Hacer a un lado el tecnicismo, y ser mucho mas dinámico, tanto en las palabras a emplear en el discurso, como utilizar un chiste, o un cuento, como relajación de los oyentes; con el fin de que llegue muy claro el mensaje que se pretende con la misma.

    Jesus Alberto Parada Jaimes., REPUBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA..

  5. Buenos días y felicitaciones por el trabajo apasionado que realizan. Yo estoy de acuerdo con los primeros cuatro puntos; sin embargo, no con el último. Creo que existen muchas razones por el cual ceñirse al tiempo que te dan o sobrepasarse con muy poco, entro cinco y máximo diez minutos. Por ejemplo, existen eventos de todo un día, donde hay muchos disertantes; para el público es pesado escuchar a hasta 10 panelistas en un día y de paso que se alarguen… el evento se hace interminable. Por otra parte, la organización ha previsto un cronograma y si los disertantes se sobrepasan desordenan todo lo planeado para el día. Como anécdota, les comento que en la Universidad tuve que organizar un foro; en esta ocasión el docente calificaba cada detalle, incluyendo el inicio y cierre del evento, por lo que debíamos ver que los disertantes si terminen a tiempo. Para controlar bien el tiempo del disertante, el moderador le pasaba sutilmente un papelito, eso significaba que le quedaban cinco minutos más. También depende del tipo de evento y creo que el tiempo de cada disertante debe ser bien planificado por los organizadores de acuerdo a la profundidad a la que se quiera llegar con la temática. Más profundidad, más tiempo habría que darle al disertante. Saludos!

    Dany, COCHABAMBA, BOLIVIA.

  6. Gracias. Buenazo felicitaciones, otro dato si les es posible: «En el momento de dirigirse al auditorium, en cierto modo hay cierto nerviosismo» ¿Cuáles son los tips que nos pueden indicar, para ayudar a perder cierto nerviosismo? Sería bueno que nos envíenen al correo. Gracias, sigan adelante, con éstos temas muy importantes. Saludos. 

    Miguel Tello, SALCEDO – ECUADOR.

    1. Me parece interesante el asunto de los nervios. He hecho algunas conferencias o participado en mesas redondas en los últimos años, y siempre vienen los nervios del principio. Creo que no nos abandonarán nunca, y deben estar ahí. Son, creo yo, una forma de prevención: no olvides que eres mortal, decían a los generales de Roma; esa debe ser la función de los nervios al comenzar: recordarnos que no lo sabemos todos, que vamos a aprender tanto como quienes nos oyen hablar.

      Enrique Durand Villalobos, AREQUIPA, PERÚ.

  7. Creo que son muy interesantes, serán de mucha utilidad en una presentación, aunque a veces recomiendan chistar un poquito para iniciar, sobretodo si el ponente esta nervioso, pero a fin de cuentas, son solo guías y cada quien debe estructurar su presentación y amoldarla al público de que se trate.

    Nicanor Martínez, CAMPECHE, MEXICO.

  8. Honestamente, creo que no es una buena proposición. Sobre todo en lo referido a la manera de pronunciar palabras inglesas o la vestimenta que consideran «más adecuada». Creo que los puntos que han confeccionado se codicien más con una época que en nuestra América estamos dejando, por suerte, en el pasado. No estoy de acuerdo con el «caretaje». SALUDOSO.

    Juan Hablador, AMERICA.

  9. Las veces que me ha tocado moderar mesas, que son muchas, he sido muy estricto con el tiempo. Por respeto a los que vienen después, los que exponen no deben pasarse del tiempo, porque entonces los últimos en intervenir en una mesa, sufren las consecuencias. Ese consejo que tan ustedes es de una gran irresponsabilidad, una tontería. Si me toca una persona que siga esos consejos, verá claramente cómo cuando se pase uno o dos minutos, le quito la palabra, por respeto a los demás ponentes, y para dejar espacio de participación al público.

    Alfonso Gumucio , MEXICO DF.

Responder a Anónimo Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.