MIL SEISCIENTOS SUICIDAS

El tabaco, la más poderosa arma de autodestrucción masiva.