NUESTRAS ABUELAS AFRICANAS

Hace miles de años el mar mediterráneo fue atravesado por primera vez por hombres y mujeres indocumentados. Después fenicios, griegos…, egipcios…. ¡Tantos pueblos! ¡Todos sin visa!, y con miedo. Hoy el miedo ha desparecido para una orilla, no para la otra. Y miles de personas siguen subiendo a barcas pequeñas y frágiles para intentar atravesarlo. ¡También sin visa y con miedo!