OJOS DE MUJER, OJOS DE HOMBRE

Este radioclip es de texto y no tiene audio grabado.

Las mujeres perfeccionaron una visión periférica. Los hombres, cilíndrica.

LIBRETO

Escucha este diálogo a ver si te resulta conocido:

MARIDO – ¿Dónde está la mantequilla?

ESPOSA – Pues en la nevera.

MARIDO – Ya he mirado, pero no veo la mantequilla por ningún lado.

ESPOSA – Pues mira bien porque está ahí. La he dejado hace diez minutos.

MARIDO – No. La habrás dejado en otro sitio porque te repito que la mantequilla no está en la nevera.

La esposa, cansada de discutir, va a la cocina, alarga el brazo hasta la nevera y, por arte de magia, saca la barra de mantequilla.

La mujer se molestará y acusará al hombre de descuidado. El hombre también se molestará y pensará que ella le esconde las cosas para burlarse de él.

Puede que este marido sea, realmente, un descuidado. O que aquel otro se haga el loco porque quiere que la mujer le resuelva la vida cotidiana. Pero aunque estos casos se den, conviene conocer una explicación biológica que puede ahorrarnos muchos malentendidos. Resulta que la configuración de los ojos de la mujer es diferente a la del hombre.

Debido a la tarea que debían realizar como protectoras del hogar, la estructura cerebral de la mujer fue desarrollando un ángulo de visión clara de al menos 45 grados por cada lado y por encima y por debajo de la nariz. Muchas mujeres disfrutan de una visión periférica de casi 180 grados.

Los ojos del hombre se configuraron para un tipo de visión de larga distancia, como si fueran un par de binóculos. En su tarea de cazador, el hombre necesitaba identificar una presa a gran distancia y perseguirla con la vista, sin distraerse con lo que le rodeaba. Por el contrario, la mujer necesitaba un amplio ángulo de visión para controlar que nada amenazara la cueva.

Las mujeres fueron perfeccionando una gran visión periférica, mientras que los hombres desarrollaron una visión cilíndrica.

Esto explica que los hombres nunca encuentren la mantequilla en la nevera ni los calzoncillos en el armario. Ellos tienen que mover la cabeza de arriba abajo y de un lado a otro, concentrándose en la búsqueda de los “objetos desaparecidos”. Las mujeres, de un vistazo, perciben todo lo que hay a su alrededor.

BIBLIOGRAFÍA

  • Allan y Barbara Pease, Por qué los hombres no escuchan y las mujeres no entienden los mapas, Amat, Barcelona 2000.
  • Imagen de: Pxfuel. y
OJOS DE MUJER, OJOS DE HOMBRE

6 comentarios sobre «OJOS DE MUJER, OJOS DE HOMBRE»

  1. Buen día soy profesora y el día de ayer discutía esto con mis alumnos y los hombres no me creían, se los dejé de tarea para despejar la incógnita el por que los hombres quien un cuello que gire 360 grados cuando les mención que las mujeres también observamos pero gracias a Dios nos dio un mejor ángulo. Gracias por la ayuda y por la pagina. Saludos desde León gto. México

    Betty, LEON GTO MÉXICO.

  2. Entonces Dios es hermafrodita porque si creo al hombre a su imagen y semejanza tendrá pene y tendrá vagina. 

    Carlos Perez, GUATEMALA, GUATEMALA.

  3. Me gustaría saber qué base fisiológica hay para este dimorfismo sexual, morfologia ocular, o lo que sea que genere esta diferencia.

    Dejemos a Dios que sea aparte,  una respuesta seria si pudiese ser.

    Etologa Y Atea, ESPAÑA.

  4. Esta información, además de valiosa es muy seria, objetiva y permite conocer aspectos del organismo, tanto del hombre como de la mujer, especialmente en el área de la visión. Se nota que quien la escribió es una persona muy versada en la Fisiología del ser humano. De mi parte, gracias por la instrucción.
    Hernando Salguero Florez, periodista Colombiano, PEREIRA, COLOMBIA.

  5. Tengo un comentario. Sí es cierto, pero es más cierto aún que el Creador es único científico. Dios creó al hombre perfecto y a la mujer igual: perfecta en todos los sentidos. Solo hay que mirar a los ojos para saber que es así. No obstante, yo solo me baso en eso que dice “Dios creó al hombre a su imagen y semejanza”. Lo que se diga aquí dará igual. La verdad no dejará de ser más verdad porque lo digais o dejeis de decir. Vale, Dios bendiga esta página y el conocimiento científico sea conocido y de ayuda. La Ciencia es parte de Dios; la una y la otra no se pueden separar. Dios es creador y la Ciencia es la herramienta de la creación.
    Adiós
    Yo, ESPAÑA.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.