¿PIRATAS MUSICALES?

¿Quiénes son los verdaderos ladrones de la cultura?