¿POR QUÉ NO LO DEJAS?

Cada vez que prendes un cigarrillo estás consumiendo tu salud y tu dinero.