¿QUIÉN TIENE LA CULPA?

¡La culpa de todo la tiene el ministro de Economía!