RUBIOS, MORENOS Y PELIRROJOS

La costumbre de pintarse los cabellos atraviesa toda la historia de la moda… sobre todo, la masculina.

CONTROL INSTRUMENTAL SUAVE

HOMBRE ¡Rubio, muy rubio!… Y ten cuidado con esa barra de hierro. Si me quemas el pelo ya sabes lo que te puede suceder.

PELUQUERO No se preocupe, mi señor. Sus bucles quedarán fragantes, ondulantes como el río Eufrates.

CONTROLSICA DIVERTIDA

LOCUTORA La moda de pintarse el pelo… ¿quién la inventó? ¿Ellas… o ellos?

LOCUTOR Fueron ellos, los asirios, 1500 años antes de nuestra era, los primeros estilistas del cabello. Ellos dictaron la moda del peinado en el Medio y Próximo Oriente.

LOCUTORA Los hombres tenían obsesión por pelos y barbas. Y era tanta su importancia, que las mujeres asirias de la nobleza se ponían largas barbas postizas en los actos oficiales. Así podían presumir igual que ellos.

CONTROLSICA DIVERTIDA

LOCUTOR El intrépido Ulises y otros grandes héroes griegos también usaban cabellos largos y rubios cayéndoles por los hombros y pecho. Más que las mujeres, eran los varones quienes se esmeraban por conseguir las tonalidades más claras.

HOMBRE ¡Que me miren, que me admiren… que sean mis cabellos como los rayos del Sol!

LOCUTORA Los peluqueros griegos espolvoreaban una mezcla de polen, harina amarilla y polvillo de oro sobre los cabellos de los cortesanos.

LOCUTOR Cuando querían un teñido permanente, aclaraban los mechones con jabones y lejías que venían de Fenicia.

PELUQUERO Ahora debe sentarse con la cabeza descubierta durante algunas horas… ¡Ah, mi amo, su recompensa será una melena más seductora que el vellocino de oro!

CONTROLSICA DIVERTIDA

LOCUTORA Los romanos también abrieron barberías. Para ellos, la norma social era un cabello limpio y bien cuidado. De otro modo, los hombres podían recibir insultos.

HOMBRE Nada de mechones rubios, como esos griegos remilgados… ¡Lo bello es lo negro!

LOCUTOR Los políticos de alto rango preferían cabellos oscuros. Usaban una loción hecha de cáscaras de castañas y puerros para ocultar sus canas.

PELUQUERO Cónsul Plinio, preparé esta pasta de hierbas y lombrices de tierra especialmente para usted. Aplíquesela todas las noches y duerma con ella… Y para usted, senador Aurelio, un ungüento de arándanos y grasa de oso… ¡Mama mia, no hay calvicie que se resista!

LOCUTORA Los griegos rubios y los romanos morenos. Pero los sajones preferían sus cabellos pintados de azul, rojo vivo y hasta verde.

HOMBRE ¡Oh, beautiful!

CONTROLSICA DIVERTIDA

LOCUTOR Ya en tiempos más modernos, en Inglaterra se puso de moda un tinte anaranjado inventado para la Reina Isabel Primera. Entre los hombres, causó un verdadero furor.

CONTROLSICA MODERNA

LOCUTORA En la actualidad, en pleno siglo 21…

EFECTO AMBIENTE DE PELUQUERÍA

CHICO 1 Aquí me pones unos rayos morados… Y acá, unas mechas borgoña con reflejos plateados… ¡Cool, plenísimo!

PELUQUERA ¿Y usted, jovencito?

CHICO 2 Yo lo quiero rubio, al último grito de la moda…

LOCUTORA El mismo grito de la moda que se escuchó hace tres mil años. Han sido “ellos”, más que “ellas”, los fanáticos de los pelos pintados.

BIBLIOGRAFÍA
Charles Panati, Las cosas nuestras de cada día, Círculo de Lectores, Barcelona 1990.

RUBIOS, MORENOS Y PELIRROJOS

Un comentario sobre «RUBIOS, MORENOS Y PELIRROJOS»

Responder a Anónimo Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.