UNA COPA DE CHAMPÁN

La diferencia entre ricos y pobres se ha vuelto abismal.