UNA RADIO QUE OPINA

Un buen ejemplo para radios que quieren tener incidencia en la opinión pública.

Revisemos los informativos de algunas radios. ¿Qué ofrecen a la audiencia? Noticias, noticias, noticias y más noticias.

¿Y cuándo opinan? Nunca. O casi nunca. ¿Cuándo toman posición explícita frente a las violaciones de los Derechos Humanos? Cuando ya los demás lo han hecho y resulta políticamente correcto.

Este vacío editorial en la programación de muchas emisoras merece una reflexión. ¿Por qué no opinan? A veces, hemos escuchado esta sorprendente respuesta:

―Porque somos imparciales.

¿Imparciales? ¿Quién dijo que el buen periodismo debe ser imparcial? Plurales sí, porque damos oportunidad a todas las voces y respetamos todas las opiniones. Independientes también, porque nuestra opción política no debe sesgar el relato honesto de los hechos que ocurren.

Pero no somos ni podemos ser imparciales. El mundo en el que vivimos es insultantemente injusto y discriminador. Una emisora con entrañas, con sensibilidad social, pondrá sus mejores energías en favor de las causas ciudadanas, aún con el riesgo que ello implica.

Mary Pérez Cora conduce el programa informativo en Radio La Voz de la Selva, en Iquitos, Perú. En el segmento que anexamos, desafía nada menos que al flamante presidente regional de Loreto, Sr. Iván Vázquez Varela, el mismo día que asume el cargo. Y lo denuncia por haber puesto a un amiguito suyo, Presidente de los Concesionarios Forestales, al frente de una institución pública, INRENA, que se ocupa precisamente de controlar dichas concesiones. El ratón cuidando el queso.

Noten el tono caliente y el lenguaje desenfadado, propio de quienes viven en la selva amazónica. Y noten, sobre todo, la valentía con que esta periodista, respaldada por su equipo de prensa y la dirección de la emisora, asume la denuncia.

Ya se podrán imaginar que la radio ha sido amenazada, que a Mary Pérez han intentado comprarla, sobornarla. Pero su ética periodística es la mejor vacuna frente a los corruptos. También podrán imaginar que programas como éste, además de conquistar altos niveles de audiencia, se convierten en fuente informativa y amplían la agenda.

Un buen ejemplo para radios que quieren tener incidencia en la opinión pública.

UNA RADIO QUE OPINA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.