VIEJO, MI QUERIDO VIEJO

Las viejitas y viejitos somos como niñas y niños. Necesitamos afecto, que nos mimen un poco.