¿Y LOS TECNICISMOS?

Este radioclip es de texto y no tiene audio grabado.

… Siempre y cuando se expliquen con otras palabras más sencillas.

Cuando los agrónomos, psicólogas, abogados o economistas hablan por radio, se imaginan ante colegas y utilizan sin pudor las jergas de su profesión.

bq. Se espera un crash sin precedentes con la caída del Dow. Las oscilaciones que muestran los índices bursátiles norteamericanos son el estertor de su agonía.

Quienes primero agonizan son los oyentes, que no entienden de qué rayos les están hablando.

Está bien que los profesionales, cuando se juntan entre ellos, empleen el lenguaje que les resulte más cómodo. Pero por la radio ese palabrerío está prohibido. Casi nadie va a entenderlo. Casi toda la audiencia va a sentirse humillada frente a un discurso que le resulta incomprensible.

¿Qué hacer, entonces? ¿Eliminar las palabras técnicas del lenguaje radiofónico? No, porque también la gente común debe conocerlas. Conviene que el pueblo se apropie de nuevos conceptos que, aunque no los use en su vida cotidiana, le servirá para ampliar su vocabulario y hasta defenderse ante situaciones difíciles.

La ciudadanía tiene que conocer el significado de palabras como indexación del salario… propiedad intelectual… megadiversidad… transgénicos… habeas corpus… software libre…

Todas las palabras técnicas pueden utilizarse en la radio siempre y cuando se expliquen con otras palabras más sencillas. Por ejemplo, supongamos que una empresa de chocolates está haciendo esa práctica comercial desleal conocida como dumping.

bq. ¿Y qué hace esta empresa de chocolates? Lo que se conoce como dumpling, es decir, baja artificialmente sus precios para hundir a las otras empresas más chicas. Al final, se quedará con todo el mercado y, ya sin competencia, pondrá los precios por las nubes.

Con esa pequeña explicación, la audiencia comprenderá mejor en qué consiste el mentado dumping. Así estaremos divulgando conceptos técnicos y científicos.

Ahora bien, la ciencia entra con paciencia. No pensemos que basta explicar el tecnicismo una vez y luego soltarlo sin más los siguientes días. En la radio, como en la ranchera, hay que volver y volver. Hay que repetir el significado de las palabras difíciles. De lo contrario, nos podría pasar como al teólogo Hans Küng cuando visitó Managua y disertó largamente sobre los paradigmas rotos. Una viejita entrevistada por Radio La Primerísima dijo que le había encantado la plática del padrecito extranjero. Que sólo no entendía lo de los parabrisas. ¿En qué esquina habían chocado tantos carros?

BIBLIOGRAFÍA
Revisa tus libretos. ¿Cuánta jerga técnica o científica se te ha escapado sin la necesaria explicación?

¿Y LOS TECNICISMOS?

4 comentarios sobre «¿Y LOS TECNICISMOS?»

  1. Ya decía mi papá un hombre sabio del pueblo «mientras más grande seas, más humilde debes ser» a propósito del tema diría: «mientras más hablemos más sencillo debería ser nuestro lenguaje».
    Lucy Novillo, RIOBAMBA-ECUADOR.

  2. Muy acertado este comentario sobre los tecnicismos, quienes están en la radio deben acostumbrarse hacer de la misma algo mucho mas cómodo y digerible. Ciertamente se pueden usar los términos técnicos e incluso bajo otros idiomas, siempre y cuando se haga la aclaratoria al publico, ademas de entretener estamos educando, y se cumple la máxima de un sistema para todos los gustos, edades y clases sociales. Sigan adelante . . .
    Wilmer Martinez, BARINAS – VENEZUELA.

  3. Me parece que es una falta de respeto con los oyentes que se usen lenguajes técnicos, porque digamos la verdad, la gente que escucha radio en un pueblo es gente de bajos estratos económicos. Es cierto que el que habla en radio debe tener un lenguaje más simple. Mientras más sepa más sencillo debe de ser su mensaje.
    David, PITALITO, COLOMBIA.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.