ZANAHORIAS, HUEVOS Y CAFÉ

Cuando la adversidad llama a tu puerta, ¿cómo respondes?

HIJA (LLORANDO) Ya no aguanto, papá… Todo me sale mal… Soy una desgraciada…

PADRE No digas eso, hija mía… Hay que tener un poco de paciencia en la vida…

HIJA ¡Qué paciencia ni qué tonterías!… (LLORA)… Mis amigas están felices con sus novios, divirtiéndose… y mírame a mí… cuando se soluciona un problema aparece otro… Me rindo, papá… ya no aguanto…

CONTROLSICA DRAMÁTICA

NARRADORA El papá era chef de cocina. Viendo la desesperación de su hija, la llevó a su lugar de trabajo.

PADRE Ven, muchacha, que quiero enseñarte algo…

EFECTO CACHARROS

PADRE Verás, voy a llenar tres ollas con agua…

EFECTO CHORRO AGUA

PADRE Así… Ahora las pongo sobre el fuego fuerte…

HIJA ¿Qué estás haciendo, papá?… No tengo hambre…No quiero comer nada…

PADRE Espera, muchacha, espera un poco a que hierva el agua…

EFECTO AGUA HIRVIENDO

NARRADORA Cuando las tres ollas estaban hirviendo, el chef colocó en la primera zanahorias, en la otra colocó huevos y en la última, café. Sin decir una palabra, dejó que se cocinaran.

HIJA ¿Qué estás haciendo, papá?… Yo con tantos problemas encima y tú perdiendo el tiempo aquí…

CONTROLSICA EMOTIVA

NARRADORA A los pocos minutos, el padre apagó el fuego. Sacó las zanahorias y las puso en un plato. Sacó los huevos y los colocó en otro plato. Por último, coló el café y lo puso en una taza.

PADRE Hija mía, ¿qué ves?

HIJA ¿Qué que veo?… Pues… zanahorias, huevos y café.

PADRE Ven, acércate… Toca las zanahorias… ¿Están blandas, verdad?… ¿Y los huevos?… Rompe uno… ¿Duros, no es cierto?… Ahora… prueba el café… Hummm…

HIJA Está muy sabroso, papá… pero… ¿qué significa esto? No entiendo.

PADRE Fíjate. Los tres elementos enfrentaron la misma adversidad, el agua hirviendo. Pero cada cual reaccionó de forma diferente. La zanahoria, fuerte y dura, se volvió blanda, se deshizo. Los huevos se endurecieron, perdieron su clara transparencia.

HIJA ¿Y el café?

PADRE Los granos de café, por el contrario, cambiaron el agua agresora, la transformaron en esta rica bebida que reconforta el cuerpo y el alma. ¿Entiendes, hija?

CONTROLSICA EMOTIVA

LOCUTOR Cuando la adversidad llama a tu puerta, ¿cómo respondes? ¿Eres zanahoria, huevo o café?

BIBLIOGRAFÍA
Autor o autora anónima.

ZANAHORIAS, HUEVOS Y CAFÉ

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.