2002: AÑO CAPICÚA

Este radioclip no tiene audio.

Amor y pasión. Si aprovechas bien, serás doblemente feliz en este año.

CONTROLSICA NEW AGE

LOCUTORA Dicen que los números capicúa siempre traen buena suerte. Por eso, hay gente que colecciona cupones de lotería, tickets de buses, billetes de banco, y hasta los recibos de la luz con esas cifras simétricas.

LOCUTOR Un número capicúa es aquel que puede leerse al derecho y al revés. Es como un número circular. Un número espejo, que se mira a sí mismo. Un número mágico que comienza donde termina y termina donde comienza.

LOCUTORA El nuevo año 2002 será capicúa.

LOCUTOR Y para colmo de bienes, este año comienza con el 2 y termina con el 2.

LOCUTORA Un número espléndido. Si por capicúa es suerte, con el 2 es doble suerte.

EFECTO DOS BREVES NOTAS MUSICALES

LOCUTOR También hay palabras capicúa, conocidas como palíndromos, que se pueden leer de derecha a izquierda o de izquierda a derecha.

LOCUTORA En la escuela aprendimos algunas palabras capicúa como “anilina”, “radar”, “oso”… Y la más larga de todas, aquel palíndromo que decía: "Dábale arroz a la zorra el abad".

LOCUTOR Juntemos ahora, en vísperas del Año Nuevo, números y palabras.

LOCUTORA El nuevo año será capicúa con el 2.

LOCUTOR Todo buen numerólogo conoce la fecundidad del número 2.

EFECTO DOS BREVES NOTAS MUSICALES

LOCUTORA Dualidad en la naturaleza. Día y noche, cielo y tierra, nacimiento y muerte, yin y yang.

LOCUTOR Dualidad en nuestro cuerpo. Dos ojos, dos manos, dos pies. Somos dobles y simétricos.

LOCUTORA Dobles, pero incompletos. Porque el número 2 evoca el sexo.

EFECTO DOS BREVES NOTAS MUSICALES

LOCUTOR Mujer y hombre, cóncavo y convexo, diferentes y complementarios. La pareja cósmica.

LOCUTORA El número 2 es el número del amor.

LOCUTOR El número 1 dice: Yo soy.

LOCUTORA Y si te fijas bien, “YO SOY” es una palabra capicúa, un palíndromo.

LOCUTOR El número 2 dice: Somos.

LOCUTORA Y si te fijas, también esta palabra “SOMOS” es capicúa, otro palíndromo.

LOCUTOR Año 2002: pasar del uno individual al dos compartido.

LOCUTORA No te quedes sola. No te quedes solo. No te guardes para ti. Busca la simetría espiritual, tu alma gemela.

LOCUTOR Año 2002. Tiempo de amor. Ama el doble. Ama al cuadrado. Ponle pasión a tu vida, aún sabiendo el riesgo que corres.

LOCUTORA Recuerda la máxima de Agustín de Hipona: “Más pierde quien pierde la pasión que quien se pierde en ella”.

LOCUTOR Esta frase, que es casi capicúa, resume el buen augurio para ti de Radialistas Apasionadas y Apasionados.

LOCUTORA Año 2002. Amor y pasión. Si lo aprovechas bien, serás doblemente feliz. Si no lo aprovechas… tendrás que esperar más de un siglo, 110 años, hasta el 2112, para disfrutar de otro año capicúa.

BIBLIOGRAFÍA

Ligiv Zepol, Picúas y capicúas, Editorial Anililina 1991.

2002: AÑO CAPICÚA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.