¡ALTO AL BULLYING!

El acoso escolar entre alumnos es una epidemia silenciosa.

En la Comuna de Quilicura, al noroeste de Santiago de Chile, sucedió este caso de bullying. ¿Cuántos casos se están desarrollando en este momento en tu colegio? El bullying es en problema de salud mundial. ¿Qué estás haciendo desde tu radio para sumarte a la campaña: ¡Alto al bullying!?_

_El testimonio que te presentamos a continuación fue entregado voluntariamente por el niño y autorizado por los padres a finales del 2010.

***********

CONTROL MÚSICA PIANO

MAMÁ Mi hijo Christian fue golpeado más de treinta veces por sus compañeros…

EFECTO PELEA

MAMÁ Estoy dispuesta a que él dé su propia versión, él lo vivió, él sabe perfectamente lo que ocurrió.

NIÑO Me empujaban, me tiraban al suelo…

LOCUTOR Bullying. Es una palabra holandesa que significa acoso, intimidación.

LOCUTORA Según el investigador Dan Olweus, el acoso escolar se da cuando un estudiante está expuesto, de forma reiterada, a acciones negativas llevadas a cabo por otros estudiantes.

MAMÁ Él comenzó a recibir burlas de sus compañeros por su gordura. Él era un poquito gordito. En ese momento esto generó en él inseguridad. Él no quería salir a la calle, no quería asistir al colegio. Después comenzó a agredirse dentro del baño.

EFECTO NIÑO LLORANDO

LOCUTOR El bullying está presente en todos los sectores de la sociedad. Los varones son los más agresivos en los colegios.

MAMÁ Después de eso comenzaron empujones por parte de sus compañeros.

EFECTO BURLAS

MAMÁ Mayormente eran golpes de puño en su carita, en sus brazos… lo tomaban entre varios compañeritos y le pegaban.

CONTROL MÚSICA PIANO

MAMÁ Recuerdo que él comenzó a pedirme plata constantemente, todos los días. Yo no me percaté al principio, por el poco tiempo que tenía para ir a dejarlo. Yo de repente le pasaba 200 o 300 pesos para que él llevara. Un día vino una amiga aquí a la casa y él le comenta a mi amiga que para poder jugar con sus compañeros tiene que pagar.

CONTROL MÚSICA PIANO

LOCUTOR El niño agresor acosa a la víctima cuando está solo, en los baños, en los pasillos, en el comedor, en el patio. Por esta razón los maestros muchas veces ni cuenta se dan.

MAMÁ Yo empecé a sacarle fotos. Fue la única forma que tuve para comprobar cómo el niño estaba quedando. Se las mostré a la directora del establecimiento… y ella no creyó que fueran de golpes producidos en el establecimiento…

NIÑO En todas partes me pegaban, en los testículos, en la nariz…

ENTREVISTADOR Y tú, ¿qué les decías en ese momento?

NIÑO Yo me defendía nomás…

ENTREVISTADOR ¿Y tú los acusabas con la profesora ?

NIÑO Sí, pero la profesora no hacía nada.

ENTREVISTADOR ¿Nunca los retaba?

NIÑO Sí, ella hablaba con ellos, pero ellos me lo volvían a hacer.

CONTROL GOLPES

MAMÁ Me enteré por la actitud de mi hijo. Mi hijo llegó muy tímido acá a la casa y me miraba con sus ojitos llenos de lágrimas … y comenzamos a hablar… Me dijo que había un compañerito que lo seguía dentro del salón de clases para tocarle el potito. Le metía la mano debajo del pantalón y él se escondía debajo de la mesa para que él no lo hiciera.

LOCUTOR Es fundamental definir políticas anti-bullying en los colegios, con la participación de toda la comunidad educativa: padres, profesores, estudiantes, y directivos.

CONTROL MÚSICA

LOCUTOR Al mes siguiente, el niño volvió a sufrir otra agresión.

CONTROL GOLPES

EFECTO HOSPITAL

MAMÁ Llegamos al centro de salud y el niño fue atendido de urgencias. Inmediatamente el carabinero se hizo presente y se presentó una denuncia por golpes en su rostro, una contusión en su ojito y una contusión inguinal, que fue las patadas en los testículos que le dieron.

EFECTO DISPAROS

LOCUTOR El bullying puede tener consecuencias nefastas. Basta recordar la masacre de Columbine, en Estados Unidos, donde Eric Harris y Dylan Klebold, dos adolescentes, despreciados por sus compañeros, asesinaron a 12 estudiantes, un profesor e hirieron a 24 personas más.

CONTROL RÁFAGA MÚSICAL

MAMÁ Lo que yo pido para mi hijo es atención psicológica y que lo vea un especialista. Yo lo que quiero es que él esté bien y que se haga justicia, porque no puede ser que el colegio haya tapado tanta maldad.

LOCUTOR Cuando eres testigo de un caso de bullying y no dices nada, te conviertes en cómplice.

LOCUTORA El acoso escolar entre alumnos es una epidemia silenciosa.

LOCUTOR Vacúnate contra el bullying denunciando a los agresores.

*¿CONOCES ALGÚN CASO DE BULLYING?* ¿TAL VEZMISMO LO SUFRISTE? *¡CUÉNTANOS!*

¡ALTO AL BULLYING!

4 comentarios sobre «¡ALTO AL BULLYING!»

  1. Hoy tengo 35 años y recuerdo cuando tenía entre entre 9 y 13 años en la ciudad de Joaquín Suárez, Departamento de Canelones, Uruguay. En frente de mi casa había una familia muy numerosa, 7 hermanos, Marcelo Ramos era el mayor de todos los hermanos y se caracterizaba por que siempre se estaba chupando su dedo pulgar, como si fuera un «chupete», las golpizas que le propinaban sus padres luego de hacer algo mal en la escuela o de pegarle a sus hermanos o a otras personas las descargaba conmigo. Tenía miedo de salir a la calle y cruzarme con él, seguro que me golpearía…Mis padres me querían hacer fuerte…quería que me defendiera…hasta un vecino quería enseñarme a ¡Boxear!, mi difunto padre hablaba con el padre de éste muchacho para que corrigiera su conducta…no lograba nada…Recuerdo a mi madre y a su madre empujándose una vez. Por suerte ya no viven más en el barrio.

    Marcelo.

  2. ¡Qué bueno que pongan sobre el tapete este tema! Hay muchos factores que intervienen en este tipo de agresión: niños y niñas que exteriorizan con brutalidad su rabia e insatisfacción, padres y madres que temen, realmente temen a sus hijos, profesores poco observadores,orientadores desorientados y un sistema educativo que debe replantearse el tan cacareado discurso de «los valores». Todo lo que se haga para eliminar esta peste de escuelas y colegios merecerá aplausos y la gratitud de los niños maltratados por sus «iguales».

    Mónica Viteri, QUITO, ECUADOR.

  3. Yo recuerdo al cerrar los ojos, los golpes y maltratos de mis compañeros en el colegio. Pero lo que más me dolía era el que los maestros no hicieran nada y que mis papás al principio no me creían. Después de unas cuántas palizas, recibí ayuda pero es una secuela que se queda metida en la piel de niño que se llena de rabia en la piel de hombre.

    Estevan Trapiello, CUCUTA COLOMBIA .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.