AÑO NUEVO, HAMBRE CERO

Este radioclip es de texto y no tiene audio grabado.

Lula ha convocado a todo Brasil a una auténtica cruzada contra el hambre.

Ningún líder político ni religioso nos ha regalado palabras más alentadoras y proféticas para el nuevo año que el presidente Luiz Inácio Lula da Silva en su discurso de toma de posesión el 1 de enero del 2003.

Lula ha convocado a todo el pueblo de Brasil a una auténtica cruzada contra el hambre.

"En un país con tanta tierra fértil no debería hablarse de hambre, pero muchos en Brasil sobreviven milagrosamente, cuando no mueren de miseria y desencanto buscando un pedazo de pan".

Lula recordó cómo Brasil conoció la riqueza de las plantaciones de caña en los albores de la colonia. Pero no logró vencer al hambre. Conoció la riqueza de las minas de oro. Pero no logró vencer al hambre. Conquistó la independencia y el fin de la esclavitud. Pero no acabó con el hambre. Logró montar un poderoso parque industrial. Pero el hambre siguió ahí, afectando a millones de compatriotas.

“Mientras haya un hermano brasileño o una hermana brasileña pasando hambre, tendremos motivos de sobra para cubrirnos de vergüenza".

Este es el verdadero terrorismo, el hambre que mata diariamente a 40 mil niños y niñas en el mundo. Esta es la verdadera arma de destrucción masiva, y no las que rebusca el presidente Bush en las tierras de Irak.

“Si al final de mi mandato todos los brasileños y brasileñas tuvieran la posibilidad de desayunar, almorzar y cenar cada día habré cumplido la misión de mi vida".

Lula anunció la creación de una Secretaría de Emergencia Social para enfrentar el hambre que azota a unos 33 millones de brasileños y brasileñas. Anunció una Reforma Agraria para entregar la tierra a quien quiere trabajarla. Y acaba de suspender la compra de 12 aviones de guerra, valorados en mil millones de dólares, para destinar ese dinero al programa HAMBRE CERO.

El discurso de Lula es una pieza maestra de sensibilidad humana, de sabiduría política y de buena oratoria. Sus palabras resumen nuestra esperanza para los pueblos de América Latina y el Caribe. Y con ellas, estrenamos este año 2003.

¡Un saludo radioapasionado!

Tachi Arriola
Directora RADIALISTAS

AÑO NUEVO, HAMBRE CERO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.