¡AQUÍ MANDO YO!

Ni mandar ni que nos manden. Ni patriarcado ni matriarcado.

NIÑA Mamá, ¿puedo salir al parque?

MAMÁ Espera que venga tu papá. Y pídele permiso a él.

CONTROLFAGA MUSICAL

CHICA Mamá, ¿puedo ir al quinceañero?

MAMÁ Espera que le preguntemos a tu hermano a ver si te puede llevar.

CONTROLFAGA MUSICAL

MUJER Amor, tengo una reunión con los compañeros de trabajo…

MARIDO ¿Qué dices? ¿Y quién se encarga de los niños?

CONTROLFAGA MUSICAL

LOCUTORA Padre, hermano, marido. Marido, hermano, padre. Desde niñas hasta mayores, en todas las etapas, siempre hay un hombre que nos organiza la vida. De manera suave, o culpabilizando, o con un grito violento, ellos hacen sentir que mandan.

LOCUTOR Los hombres creemos que así debe ser. Que es lo normal. Eso hemos visto y aprendido. Pensamos que todo lo que tiene valor ha sido hecho por nosotros. Y que eso nos da derecho a tener todos los derechos.

LOCUTORA Eso es puro “androcentrismo”.

LOCUTOR El hombre en el centro…

LOCUTORA … y la mujer en el borde.

LOCUTOR En este sistema, el hombre es el patriarca y tiene poder absoluto sobre las mujeres y sus hijos.

LOCUTORA Las mujeres deben servirle y los hijos e hijas obedecerle.

HOMBRE ¿Y cuál es el problema? Nosotros garantizamos que nuestras mujeres estén protegidas y sin peligro.

LOCUTORA El patriarca también domina sobre toda persona que considera inferior por edad, clase, raza, sexo o religión.

LOCUTOR El patriarcado construye un mundo desigual. El patriarca decide por su familia, pero también crea instituciones que dominan y oprimen a otros grupos sociales.

EFECTO BOTAS MILITARES

LOCUTORA El ejército…

EFECTOSICA SACRA

LOCUTOR La iglesia…

EFECTO MAZO JUEZ

LOCUTORA El poder judicial…

LOCUTOR Los gobiernos, los parlamentos, los sindicatos…

LOCUTORA … los centros de enseñanza, los clubes deportivos, los gremios, y hasta el lenguaje que hablamos mantiene las estructuras patriarcales de poder.

HOMBRE ¿Y qué quieren ustedes, mujeres? ¿El mundo al revés? ¿Mandar ustedes y nosotros obedeciendo?

MUJER Ni mandar ni que nos manden. Ni patriarcado ni matriarcado. Cada quien con lo suyo y sin aplastar a nadie.

HOMBRE Ah, no, mamita, no me cambies el mundo, que está muy bien como está. En mi casa mando yo. Y usted se calla.

LOCUTORA Un momento, amigo. Estamos en un programa para analizar el androcentrismo y…

HOMBRE ¡Qué andro ni qué gallina muerta! Ustedes lo que quieren es enseñar malas cosas a las mujeres. Y eso, yo no lo acepto. Y este programa se acabó. Así que…

LOCUTORA Así que nada, papito. Por suerte los gorilas están en el zoológico y en este programa no mandan los patriarcas sino los oyentes…

MUJER ¡Y las oyentes, por supuesto!

CONTROLSICA PICARESCA

BIBLIOGRAFÍA
Alda Facio, Cuando el género suena, cambios trae, GAIA, Caracas, 1992.

¡AQUÍ MANDO YO!

2 comentarios sobre «¡AQUÍ MANDO YO!»

    1. Estoy de acuerdo con ni patriarcado ni matriarcado, quiero un mundo donde todos seamos iguales.
      Fiordaliza C. Nuñez, SAN CRISTOBAL REPUBLICA DOMINICANA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.