CAPÍTULO 2 – UN POCO DE HISTORIA

Este radioclip no tiene audio.

¿Quieres conocer los orígenes de la vinculación de las iglesias con los estados?

Ir al índice(Link) emperador romano Constantino era astuto. Necesitaba una nueva religión que aglutinara a los súbditos de un imperio que se desmoronaba. Entonces, inventó que había visto en el cielo el signo de la cruz y se “convirtió” a la naciente fe cristiana.

En el año 325, Constantino convocó a todos los obispos a un “concilio” en su palacio de Nicea para declarar a la religión “Católica, Apostólica y Romana” como la única verdadera.6 Quien no aceptara la nueva religión de estado era considerado “hereje” y reo de muerte.7

p(separador).

!(center)https://radialistas.net/wp-content/uploads/media/uploads/fotos_clips/curso_laicamente/nicea-web.jpg(alt_text)!

p(pie). Icono del Concilio de Nicea, cortesía de http://www.periodistadigital.com(Link).

Así comenzó el contubernio entre Iglesia y Estado en Occidente. El papa ponía la corona al emperador y el emperador confirmaba la triple corona del papa. El poder espiritual y el poder temporal, decían los coronados, era el orden querido por Dios.

Pocos siglos más tarde el imperio romano se vino abajo y la iglesia lo suplantó. Se quedó con tierras, palacios, riquezas, hasta con el vestuario del emperador. Esta usurpación de poderes duró más de mil años. Hasta el siglo 16 la Iglesia Católica Romana fue la institución religiosa y política dominante en casi toda Europa.

p(separador).

!(center)https://radialistas.net/wp-content/uploads/media/uploads/fotos_clips/curso_laicamente/genios-del-renacimiento-leonardo-da-vinci-vs-miguel-angel.jpg(alt_text)!

p(pie). Escultura de Miguel Ángel y Leonardo, cortesía de http://vix.com(Link)

p(separador).

Con las ideas del Renacimiento primero,8 de la Ilustración después, con el avance de la astronomía, de la medicina, de la ciencia en general, la Iglesia de Roma fue perdiendo el enorme poder ideológico, político, económico, incluso militar que tenía, y los Estados comenzaron a separarse de la Iglesia. Se empezó entonces a apreciar y a practicar el valor de lo laico, de la laicidad.

Un Estado es el conjunto de instituciones que tienen autoridad para establecer las leyes que regulan una sociedad. Los Estados europeos, al separarse de la Iglesia, empezaron a ser laicos para empezar a ser democráticos: al servicio de todo el pueblo, de todos sus ciudadanos y ciudadanas, tuvieran religión o no la tuvieran, fueran cuales fueran sus creencias.

p(separador).

!(center)https://radialistas.net/wp-content/uploads/media/uploads/fotos_clips/curso_laicamente/lutero.jpg(alt_text)!

p(pie). Imagen de Martín Lutero, cortesía de http://www.mitiendaevangelica.com(Link).

En la creciente separación entre Iglesia y Estado, indispensable para el desarrollo de las ideas laicas, influyó la Reforma Protestante del siglo 16, protagonizada por el monje agustino Martín Lutero en Alemania.9 El protestantismo representó un cuestionamiento al poder jerárquico y centralista del Papa de Roma y del clero católico y abrió las puertas a la valoración de la libertad de conciencia, otro elemento fundamental para construir una cultura laica. La invención de la imprenta y la traducción y distribución de la Biblia en alemán fue determinante para lograr esto.

p(separador).

!(center)https://radialistas.net/wp-content/uploads/media/uploads/fotos_clips/curso_laicamente/primera-enmienda.jpg(alt_text)!

p(pie). Imagen de la Primera Enmienda, Estados Unidos, cortesía de http://rlv.zcache.es/

p(separador).

En el siglo 17, las minorías protestantes que emigraron a Norteamérica y fundaron los Estados Unidos, como llegaban huyendo de persecuciones por sus creencias religiosas, tuvieron mucho cuidado de asegurarse que el nuevo Estado que nacía fuera una república laica con libertad de cultos y con el Estado y la Iglesia bien separados. En la Primera Enmienda a la Constitución se prohíbe la creación de cualquier ley respecto al establecimiento oficial de una religión, o que impida la práctica de la misma.10

p(separador).

!(center)https://radialistas.net/wp-content/uploads/media/uploads/fotos_clips/curso_laicamente/revolucion-francesa-e1409623430117.jpg(alt_text)!

p(pie). Imagen de la Revolución Francesa, cortesía de http://www.kebooks.org/

p(separador).

La Revolución Francesa del siglo 18 fue decisiva para la separación Iglesia-Estado y la construcción de Estados laicos.11 Los principios de libertad, igualdad y fraternidad guiaron la ruptura entre el poder temporal y el poder espiritual. El laicismo se convirtió en una conquista de la democracia moderna, basada en esos principios. Libertad de conciencia y de culto. Igualdad de todos ante la ley sin privilegiar ninguna idea religiosa. Y fraternidad y respeto a todas las creencias, teniendo siempre como prioridad el bien común.

A América Latina todas esas ideas modernas, avanzadas, nunca llegaron con suficiente fuerza. Cuando Europa vivía la revolución que significó la Reforma protestante, se producía la invasión de nuestra América por españoles y portugueses. Quienes nos conquistaron y colonizaron fueron católicos, no protestantes. España y Portugal encabezaban en esa época lo que se llamó la Contrarreforma, un movimiento ideológico, político y militar de rechazo total a la Reforma protestante. La Contrarreforma siguió considerando que el Estado y la Iglesia debían permanecer unidos y que la religión católica romana era la única y la verdadera.

En América Latina vivimos aún de esa herencia, desde el momento en que nuestros países fueron iniciados en la fe cristiana. España y Portugal, protagonistas de la Contrarreforma, impusieron el Catolicismo, sus dogmas y sus autoridades a la fuerza, a sangre y fuego. Luego de independizarnos de las potencias coloniales tuvimos en América gobiernos liberales, que quisieron separar el Estado de la Iglesia y promover una cultura laica. Esos esfuerzos no calaron lo suficiente y aún hoy se mantiene una visión jerárquica y hasta mágica del mundo.

Es esa visión la que prevalece en nuestras sociedades. Eso explica el poder que siguen teniendo en nuestros países las jerarquías religiosas, sus instituciones, sus creencias. Eso explica también el poder que siguen teniendo en nuestras conciencias las opiniones de las autoridades religiosas.12

p(separador).

!(center)https://radialistas.net/wp-content/uploads/media/uploads/fotos_clips/curso_laicamente/lacruzylaespada.jpg(alt_text)!

p(pie). Imagen de “la cruz y la espada”, cortesía de http://cskaretnik.cu.cc/

p(separador).

p(titulo2). 2.1. EL CASO DE ECUADOR*

La historia ecuatoriana está llena de actos de imposición religiosa. En 1830 los indígenas fueron puestos bajo tutela de los párrocos, para acabar de una vez con sus creencias ancestrales.

En ese mismo año, la primera Constitución de la República declara:

p((. La Religión Católica, Apostólica, Romana, es la religión del Estado. Es un deber del Gobierno en ejercicio del patronato protegerla con exclusión de cualquiera otra._

Ecuador se autodefinió como un Estado confesional y excluyente en el que la Iglesia era una institución de derecho público, fuertemente inserta en la trama estatal. Al mismo tiempo, el Estado se declaró heredero del derecho de patronato colonial y continuó controlando los nombramientos y ciertas regulaciones en la Iglesia. Asimismo, continuó recaudando el impuesto eclesiástico (diezmo) y pagando con una parte de sus beneficios a los obispos, canónigos y otros funcionarios eclesiásticos, así como los costos del culto.

Por otro lado, la jerarquía católica mantuvo e incluso amplió su capacidad de acumulación de bienes, especialmente tierras, con lo que se constituyó en el primer latifundista del país, al mismo tiempo que conservó, aunque disminuidas, sus funciones en lo que hoy llamaríamos el “sistema financiero”, puesto que varias instituciones eclesiásticas actuaban de prestamistas y depositarias de dinero.13

En 1862 se firma un Concordato entre Ecuador y el Vaticano que otorga a los obispos la capacidad de censurar libros y fija que la educación será solo católica. Ese Concordato se vuelve ley y entrega a la Iglesia Católica la potestad de aceptar o no cualquier sociedad u organización. Esto se ratifica en 1889 en “la Carta negra” del presidente Gabriel García Moreno. Según esta disposición, era un requisito “sine qua non” practicar la religión católica para ser ciudadano ecuatoriano.

Así las cosas, hasta que en 1885 el obispo de Portoviejo, Pedro Schumacher, pide a los católicos que luchen con las armas en contra de los revolucionarios alfaristas, quienes, una vez victoriosos, declaran la separación de la Iglesia y el Estado en la Constitución de 1906.14

p(separador).

!(center)https://radialistas.net/wp-content/uploads/media/uploads/fotos_clips/curso_laicamente/alfaro.jpg(alt_text)!

p(pie). Imagen de Eloy Alfaro cortesía de http://paupau23.blogspot.com.es

p(separador).

Con la revolución liberal se inició la implantación de un Estado laico en el Ecuador.15 Se implementó la separación total del Estado y de la Iglesia, libertad de conciencia, de cultos y de imprenta, educación laica, pública y gratuita, confiscación de bienes inmuebles de la Iglesia, nacionalización de registro civil, ley de matrimonio civil, establecimiento del divorcio, manejo de los cementerios por el Estado y la eliminación del diezmo.

Este proceso, que concluyó en 1912 con el asesinato de Alfaro, se dio en medio del enfrentamiento conservador-liberal, una “guerra entre Dios y Satanás”. Fue el cambio más profundo en las relaciones de poder vivido por el Ecuador.

En 1937, después de 49 años de tensas relaciones, el gobierno celebró un acuerdo legal con la Santa Sede, llamado Modus Vivendi,16 por el que se otorga a la Iglesia Católica algunos privilegios: pasaportes oficiales para el clero y fondos estatales para iglesias y escuelas. Este acuerdo, que discrimina a los no católicos en favor de una determinada religión, rige hasta el día de hoy. No olvidemos que en Ecuador están registrados más de 200 credos religiosos.17

La Constitución vigente (octubre 2008) garantiza la libertad de culto, como la Constitución anterior, y define al Estado como laico prohibiendo la discriminación o los privilegios por motivos religiosos.

p(tab). _El Ecuador es un Estado constitucional de derechos y justicia, social, democrático, soberano, independiente, unitario, intercultural, plurinacional y laico. Se organiza en forma de república y se gobierna de manera descentralizada. 18

La misma Constitución establece entre los deberes primordiales del Estado:

p(tab). Garantizar la ética laica como sustento del quehacer público y el ordenamiento jurídico. 19

Ecuador y tantos países proclaman en sus Constituciones la laicidad del Estado. Pero, ¿cumplen los gobiernos lo que ahí se declara?

Veamos las festividades. La Navidad y la Semana Santa, que son fiestas cristianas, son también días festivos en la administración pública. ¿Por qué no celebramos el Año Nuevo Chino o el Ramadán musulmán? Nuestros hospitales están adornados con crucifijos, cuadros de la Dolorosa y los más variados santos y vírgenes. ¿Por qué no aparece el dios Elefante hindú o las letras sagradas del nombre de Alá? En las escuelas públicas, si la maestra es creyente, comienza la clase con una oración. ¿No sería mejor eliminar todos los recordatorios religiosos en servicios públicos que son pagados con el dinero de los más diversos contribuyentes?

Muchos actos oficiales inician con oraciones o bendiciones de algún sacerdote. En los juzgados, juran sobre la Biblia, llevan biblias a la Asamblea Legislativa para argumentar. El colmo es que las Fuerzas Armadas ecuatorianas de aire, mar y tierra rinden homenaje a la Virgen de la Merced como su patrona. Y la Policía Nacional celebra sus aniversarios con misas dedicadas a la Virgen del Cisne. Cada uno con su virgen. (¡Si María, la mamá de Jesús de Nazaret, se enterara de estas cosas, volvía a cantar la revolucionaria oración del Magníficat!).

Ecuador, desde 1906, es un Estado constitucionalmente laico. Pero en la práctica no lo ha sido tanto. La Iglesia Católica ha tenido mucha injerencia, no solo en lo simbólico sino también en los hechos. Esta institución es una de las más importantes tenedoras de deuda ecuatoriana. En cada toma de posesión presidencial el Cardenal Primado ocupa un puesto de honor, junto con las cabezas de los poderes del Estado. El Nuncio Apostólico es el decano del Cuerpo Diplomático. La institución católica, desde los púlpitos y a través de declaraciones de la Conferencia Episcopal, ejerce influencia en campañas electorales. La laicidad, expresada en el primer artículo de la Constitución, no se cumple en la realidad.20

p(separador).


p=. *EN LA IGLESIA…*

p((.. CONTROL – TE DEUM

MUJER – Y dígame, señor ministro, ¿qué hace usted aquí?

MINISTRO – ¿Cómo que qué hago yo aquí? Estamos celebrando las fiestas patrias con la Santa Misa y el Te Deum.

MUJER – Pero, señor ministro, este es un Estado laico.

MINISTRO – Y eso, ¿qué?

MUJER – Que las autoridades, civiles y militares, no tienen por qué presidir actos litúrgicos ni misas ni procesiones.

MINISTRO – Pero… pero es el aniversario de la Patria.

MUJER – Usted lo ha dicho. El aniversario de la Patria, no del Vaticano.

CONTROL – GOLPE MUSICAL

LOCUTOR – Un Estado laico no puede identificarse con ninguna religión.

CONTROL – SE APAGA EL TE DEUM

MUJER – Así está mejor. Ni Te Deum ni no te deum. Sólo el himno nacional.


p(separador).

Es cierto que en Ecuador y, en general, en América Latina la mayoría de la población es cristiana, sea en la versión católica o en la evangélica. Por eso, alguna gente, incluyendo algunos políticos, piensan que, como en una democracia la mayoría manda, el Estado, el gobierno y las leyes deben guiarse por las creencias cristianas y por la moral cristiana.

Eso ya no es tan cierto. No podemos confundir democracia con la “regla de la mayoría”.

En una democracia la mayoría manda, pero manda respetando los derechos de las minorías. Y en Ecuador y en América Latina hay cada vez más personas de otras religiones, personas que no tienen ninguna religión y personas que no están de acuerdo con las tradiciones, dogmas y prohibiciones de la moral cristiana. Incluso hay muchísima gente que se reconoce como católica y cristiana pero que no acepta lo que enseña la mayoría de obispos, sacerdotes y pastores. Rechazan un moralismo conservador, especialmente en temas sexuales.

Tal vez esas personas son aún minoría, pero el respeto a las minorías es esencial en una democracia. Por eso, el mejor camino para resolver la tensión entre mayorías y minorías es que el Estado sea laico. Así, nadie se sentirá excluido por razones religiosas. Así, todas las personas se sentirán representadas.

Los derechos y libertades fundamentales de los seres humanos no se someten a ninguna regla de mayorías. No se someten a ningún referendo para ver qué dice la mayoría. Supongamos que en Malí o en Mauritania se lleva a cabo una encuesta sobre las ventajas de la ablación del clítoris entre las niñas. La mayoría de la población apoyará porque esa costumbre la heredaron de generaciones anteriores. Sin embargo, un gobierno consciente tendría que prohibir y castigar a quienes hacen esta atrocidad que atenta claramente contra la integridad de la vida humana. Esa “mayoría”, condicionada por prejuicios religiosos e ignorancias científicas, no tiene ningún valor democrático. Los Derechos Humanos y los Derechos de la Naturaleza no se deciden por votación. Se cumplen y se hacen cumplir.

Este es el juego de la democracia. Lograr un gobierno de la mayoría con participación de las minorías, dentro de un régimen de libertad e igualdad. La mayoría gana pero siempre respetando los derechos, creencias y valores de la minorías. Lo contrario es dictadura.

p(separador).

bq).. *PRÁCTICA 2*

Pon tres ejemplos que muestren cómo en Ecuador no se respeta la laicidad del Estado. Y otros tres ejemplos donde sí se respeta. Compártelos en los comentarios al final de esta página.

p(descargar). DESCARGAR CURSO EN PDF

p(separador).

p(titulo2). *REFERENCIAS

6 Constantino fue un personaje sanguinario. Masacró poblaciones enteras en toda Europa. Degolló a su hijo Crispo. Hizo hervir viva a su esposa Fausta.

7 Icono del tristemente célebre Concilio de Nicea.

8 Miguel Ángel y Leonardo, genios renacentistas.

9 Martín Lutero, impulsor de la reforma protestante.

10 Texto de la Primera Enmienda a la Constitución de Estados Unidos.

11 La Revolución Francesa:

12 María López Vigil, ¿Qué significa vivir en un Estado Laico y en una cultura laica?, Managua, Católicas por el Derecho a Decidir.

13 Enrique Ayala: http://docplayer.es/15405604

14 Edgar Isch López http://www.voltairenet.org/

15 General Eloy Alfaro: http://www.elnorte.ec/

16 <a title=“Link” href=“https://procuraduria.utpl.edu.ec/sitios/documentos/NormativasPublicas/GENERA

CAPÍTULO 2 – UN POCO DE HISTORIA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.