Una mujer joven que felicitaba a Lenin y a Trostky por la revolución triunfante en Rusia pero que se atrevió a criticarlos duramente por los métodos que utilizaban para imponerla. Escucha esta radionovela.

ROSA LUXEMBURGO - CAPÍTULO 1

Una mujer joven que felicitaba a Lenin y a Trostky por la revolución triunfante en Rusia pero que se atrevió a criticarlos duramente por los métodos que utilizaban para imponerla. ¡No te pierdas esta radionovela!

[Leer +]

ROSA LUXEMBURGO-Capítulo 2

La libertad únicamente para los seguidores del gobierno, únicamente para los miembros de un partido, por más numerosos que sean, no es libertad.

[Leer +]

ROSA LUXEMBURGO-Capítulo 3

Con 28 años y su tesis de doctorado bajo el brazo, Rosa Luxemburgo llegó a la sede del partido socialdemócrata en la capital alemana.

[Leer +]

ROSA LUXEMBURGO - Capítulo 4

Mira las noticias, Leo… ¡Tenemos que participar en la revolución!... ¡Vámonos a Rusia!

[Leer +]

ROSA LUXEMBURGO - Capítulo 5

Alternaba las clases con numerosos artículos en revistas y periódicos alemanes y europeos. Karl Kautsky, jefe de redacción de Nueva Era, la llamó un día…

[Leer +]

ROSA LUXEMBURGO - Capítulo 6

Es el día más horrible de nuestras vidas. Lo hemos perdido todo. Se acabó el partido, se acabó la socialdemocracia, se acabó la internacional socialista…

[Leer +]

ROSA LUXEMBURGO-CAPÍTULO 7

Al día siguiente, 5 de agosto de 1914, un pequeño grupo de socialistas se reunió en el departamento de Rosa Luxemburgo, en Berlín, y decidió emprender la guerra contra la guerra.

[Leer +]

ROSA LUXEMBURGO - CAPÍTULO 8

Rusia se desangraba. En el primer año de combates su ejército había sufrido un millón de bajas. En los años siguientes, otro tanto. [Leer +]

ROSA LUXEMBURGO - CAPÍTULO 9

Llevaba meses y meses recluida en la cárcel polaca de Bréslau. Desde esta prisión, Rosa Luxemburgo, enferma, escribió una emotiva carta a su amiga Sofía Liebknecht.

[Leer +]

ROSA LUXEMBURGO - CAPÍTULO 10

Cientos de personas fueron encarceladas, torturadas y asesinadas por dichos grupos paramilitares. Karl Liebknecht y Rosa Luxemburgo, los principales dirigentes de la revuelta, eran buscados por toda la ciudad.

[Leer +]