¿DE QUÉ NOS SALVA JESÚS?

Dios no quiere sangre… y mucho menos la sangre de sus hijos e hijas. Ni tampoco la sangre de Jesús.

RAQUEL Sí, apúrate, dame pase… ¿Ya tenemos señal?… ¿Estamos en el aire?… Buenos días, Jesucristo…

JESÚS Buenos días, Raquel… ¿Por qué tan ansiosa?

RAQUEL Yo ansiosa y usted todavía medio dormido.

JESÚS Es que pasé la noche conversando con una familia de aquí de Nazaret… Me pusieron al día de lo difícil que está la vida ahora…

RAQUEL Pues despiértese, porque sus últimos comentarios sobre el pecado original han desencadenado las más airadas reacciones. Entre las muchas preguntas recibidas, selecciono ésta: Si no existió el pecado original, ¿para qué vino usted al mundo?

JESÚS Bueno, yo vine al mundo… porque mi madre me trajo al mundo. Igual le habrá pasado al amigo que hizo la pregunta.

RAQUEL Seguramente, él se refiere a la redención.

JESÚS ¿A qué redención?

RAQUEL Usted es el Redentor del mundo. El cordero de Dios que quita el pecado del mundo.

JESÚS Corderos, ¿verdad?… Escucha, Raquel, hubo un tiempo en que la gente pensaba que Dios, allá en los cielos, se irritaba, se enojaba con lo que nosotros hacíamos en la tierra. Mandaba rayos y diluvios, destruía torres, nos castigaba con fuego y azufre. Había que calmar la ira de ese Dios…

RAQUEL ¿Y cómo la calmaban?

JESÚS Dicen que en algunos pueblos llegaron a hacer sacrificios humanos. Nuestro padre Abraham también pensó que debía sacrificar a su hijo Isaac. Pero cuando tenía el cuchillo levantado, Dios lo detuvo a tiempo.

RAQUEL Me imagino que a Dios le repugnan los sacrificios humanos…

JESÚS Los aborrece. Después, los hombres pensaron que sacrificando animales, corderos, cabras, palomas, Dios aplacaría su cólera. El templo de Jerusalén era un matadero, chorreaba sangre por los cuatro costados.

RAQUEL ¿Y a Dios le agradaba eso?

JESÚS ¿Cómo le iba a agradar? Dime tú, Raquel, ¿tú tienes algún animalito en tu casa?

RAQUEL ¿En mi casa? Bueno, mis hijos tienen un perro. Le llaman Mocho.

JESÚS Y si un día tú estás molesta con ellos, ¿te calmarías si tus hijos matan a Mocho o degüellan al gato del vecino?

RAQUEL Ay, no diga una cosa así…

JESÚS Por suerte, hablaron los profetas. Oseas dijo: Dios no quiere sacrificios, sino misericordia. Isaías dijo: El sacrificio que agrada a Dios es romper el yugo de la injusticia, compartir el pan, ayudar al huérfano y a la viuda. Dios no necesita sangre, Raquel. Dios no quiere sangre.

RAQUEL ¿Tampoco su sangre?

JESÚS ¿Mi sangre?

RAQUEL Siempre nos han enseñado que su sacrificio en la cruz fue agradable a Dios.

JESÚS Eso que has dicho ofende a Dios. ¿Cómo Dios va a sentirse feliz viendo que derraman sangre inocente? Dios es mi padre. También es tu padre. ¿Cómo un padre va a querer que maten a sus criaturas, cómo va a estar sediento de sangre para calmar su ira? Ese sería un monstruo peor que aquel Moloch que devoraba a sus hijos.

RAQUEL Veamos qué dice la audiencia… ¿Aló?… ¿Sí?

MUJER Mire, yo estoy muy confundida con todo lo que oigo en su programa. Yo sólo quiero que Jesucristo me aclare una cosa. ¿Él vino a salvarnos? ¿Sí o no?

RAQUEL ¿Qué responde, Jesucristo?

JESÚS Por supuesto que sí. Yo hablé de la salvación, yo prediqué la salvación.

MUJER ¿La salvación del pecado… de nuestros pecados?

JESÚS Del pecado no, porque cada quien dará cuentas a Dios de lo que hace, del daño que hizo a sus semejantes, del daño que se hizo a sí mismo…

MUJER Entonces, ¿de qué nos salvó usted?

JESÚS De creer en ese dios sanguinario. En verdad te digo, Dios es amor. Y sólo el amor nos salva.

RAQUEL ¿Escuchó, amiga?… ¿Alguna pregunta más?… ¿Me escucha, amiga?… No sé si colgó el teléfono o se quedó muda… Pues nos vamos a un corte comercial y en breves minutos continuamos con otro tema candente, que ustedes, audiencia de Emisoras Latinas, ni se imaginan. Desde Nazaret, reportó Raquel Pérez.

BIBLIOGRAFÍA
Otro Dios es Posible, María y José Ignacio López Vigil con el apoyo de Forum Syd y Christian Aid.
¿DE QUÉ NOS SALVA JESÚS?

2 comentarios sobre «¿DE QUÉ NOS SALVA JESÚS?»

  1. De toda esclavitud,externa e interna lo demostró a través de la historia universal. Dios llama o elige lideres, luchadores, caudillos, revolucionarios para rescatar a su pueblo del poder de los tiranos, opresores, imperialistas egipcios o faraones. Por 400 años llamó a Moisés como libertador, hace 3500 años atrás por lo tanto Jesucristo es el autor de la teología de la liberación verdadera total del pecado y a su autor el diablo el peor enemigo de la humanidad: sus aliados son el poder político, neoliberal, el poder económico injusto y el poder religioso falso que domina la tierra. El regalo más sagrado que Dios nos ha dado es la libertad y para siempre respetará nuestra decisión, el dijo en la Biblia que seremos libres verdaderamente con él, sino se convertirá en libertinaje.

    Candelario Vera, PTO.MALDONADO-PERU.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.