EL ALMACÉN DE LA INFANCIA

Papá, sólo te pido lo siguiente: el telón de los atardeceres y…

CONTROL HOSPITAL, SALA DE PARTO

EFECTO LLANTO BEBE

NARRADORA El padre había esperado ansioso la llegada de su primer hijo.

MADRE Míralo, mi amor, es un niño tan lindo…

PADRE Sí, es un varón. El heredero de la familia. Cuando seas grande, hijo mío, toda mi fortuna será tuya. Lo que me pidas te daré. Y, sobre todo, te enseñaré a negociar para que prosperes en la vida igual que yo he prosperado.

NARRADORA El padre, un negociante presumido, pensaba que todo se podía
comprar y vender.

CONTROLFAGA

NARRADORA Pasó el tiempo y llegó el momento tan esperado por el padre.

PADRE Hijo mío, ya eres grande. Pídeme lo que quieras.

HIJO Pero son tantas cosas las que quiero, papá…

PADRE No importa. Lo que me pidas, te daré.

HIJO Pues… aquí tienes mi lista de peticiones…

PADRE A ver… enséñamela…

EFECTO PAPEL

NARRADORA El padre leyó aquel papel, arrugó la cara, caminó de un lado a otro sin entender nada…

CONTROLSICA EMOTIVA

HIJO (REBER) Papá, sólo te pido lo siguiente: El telón de los atardeceres, la clave de sol, y también un aerolito…

PADRE … las cosquillas que sintieron en la boca del estómago los astronautas que descendieron por primera vez en las praderas de la luna…

HIJO … el bosque de los abrazos, un curso de idiomas para saber qué dice el baile de las colas de los perros

PADRE … las lenguas de agua que murmuran en los troncos de los árboles y las palabras fosforescentes que cantan en los ojos de los gatos

HIJO … la corriente eléctrica generada por los besos, un ratón de computador que me enseñe a evitar las ratoneras de las respuestas y que en cambio me conduzca siempre al queso de las preguntas

PADRE … y un poco del sonido del mar con la posibilidad de colocarlo en el interior de una concha de caracol. (CAMBIA) Pero hijo… eh… este…

NARRADORA El hombre no supo qué hacer porque esas cosas no se compraban ni vendían en ninguna parte. Entonces, su mujer, que estaba oyendo la conversación, se le acercó y le tomó de la mano…

MADRE Ven, mi amor, yo sé dónde encontrar todas esas cosas…

PADRE ¿Sí?… ¿Y… dónde?

MADRE En el almacén de la infancia.

BIBLIOGRAFÍA
Cuento original de Jairo Aníbal Niño, poeta colombiano.

EL ALMACÉN DE LA INFANCIA

3 comentarios sobre «EL ALMACÉN DE LA INFANCIA»

  1. La descripción es propia de la mente infantil, la lista del niño te envía a un bosque mágico. Buena producción, enseña a los padres a pensar en dejar otro tipo de legado.
    Yairin Torres, CARACAS, VENEZUELA.

  2. Wuaooooo…. ustedes son genios. Apenas seco mis lágrimas por el fin del cuento de Jairo Anibal Niño y me sorprenden con este cuento que siempre ha sido uno de mis favoritos. Gracias de verdad. Gracias y mil veces gracias por tanto amor…gracias por elgran corazón de niño que tienen para seguir adelante con los maestros. Los niños y niñas de este mundo. Gracias a la radiotekita por regalarnos estas lindas palabras en forma de radio.
    Juan Suarez, CALI, COLOMBIA.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.