EL ÁRBOL DE MANZANAS

Un pequeño niño jugaba todos los días alrededor de su tronco.

LIBRETO

NARRADORA Hace mucho tiempo existía un árbol de manzanas. Un pequeño niño lo quería mucho y todos los días jugaba a su alrededor.

NIÑO (RISAS) ¡Voy a subirme, ya verás cómo me subo!

NARRADORA El niño trepaba al árbol y el árbol, sonriendo, le daba sombra.

CONTROL MÚSICA EMOTIVA

NARRADORA Pasó el tiempo, el niño creció y nunca más volvió a jugar junto al árbol de manzanas. Un día, el muchacho regresó y escuchó la voz triste del árbol:

ÁRBOL ¿Vienes a jugar conmigo?

JOVEN Ya no soy el niño de antes. Lo que ahora quiero son libros y necesito dinero para comprarlos.

ÁRBOL No tengo dinero, pero toma mis manzanas y véndelas. Así
tendrás para tus libros.

NARRADORA El árbol se sintió muy feliz cuando el muchacho tomó todas sus manzanas y fue a venderlas. Pero éste nunca volvió para mostrarle los libros.

CONTROL MÚSICA EMOTIVA

NARRADORA Tiempo después, el joven regresó y el árbol se puso muy contento al verlo.

ÁRBOL ¿Vienes a hacerme compañía?

JOVEN No tengo tiempo que perder. Debo trabajar para mi familia. Necesito una casa para mi esposa y mis hijos. ¿Puedes ayudarme?

ÁRBOL No tengo una casa, pero puedes cortar mis ramas y construirte una.

NARRADORA El árbol se sintió feliz cuando el joven cortó todas sus ramas y fue a construir su casa. Pero éste no regresó y el árbol volvió a quedar solitario.

CONTROL MÚSICA EMOTIVA

NARRADORA Cierto día de un cálido verano, el hombre apareció de nuevo y el árbol recuperó la alegría perdida.

ÁRBOL ¿Qué te pasa? ¿Por qué tienes esa cara?

HOMBRE Estoy triste. Quiero un bote para navegar y ver otros mundos.

ÁRBOL Usa mi tronco para construirlo. Así navegarás y serás feliz.

NARRADORA El hombre cortó el tronco y construyó su bote. Luego se fue por el río y se perdió a lo lejos.

CONTROL MÚSICA EMOTIVA

NARRADORA Después de muchos años, un anciano regresó al lugar donde apenas quedaba un muñón del antiguo árbol de manzanas.

ÁRBOL Ya no tengo nada que darte.

VIEJO Ni yo que pedirte. Estoy viejo y enfermo.

ÁRBOL Sólo quedan mis raíces muertas.

VIEJO Sólo busco un lugar para sentarme. Estoy agotado después de tantos años…

ÁRBOL Siéntate aquí conmigo. Y descansa.

NARRADORA Dicen que el anciano se recostó en las raíces del árbol. Y sin darse cuenta, fue quedándose dormido en aquel regazo de madera.

BIBLIOGRAFÍA

EL ÁRBOL DE MANZANAS

11 comentarios sobre «EL ÁRBOL DE MANZANAS»

  1. Que tristeza quien lo escribió a de tener muchos sentimie tos 🥺🥺🥺🥺🥺🥺🥺😭😭😭😭😭😭😭😭😭😭😭😭😭😭

  2. Quisiera saber el nombre del autor. Por ahí leí que era un tal Shel Silverstein.
    ¿Se tiene certeza sobre dicha autoría?

  3. Hermoso,estoy llorando. Es tan linda la historia.Con el sentido,tengo muy bueno este árbol.La historia con el sentido filosófico siempre me gustaba y va a gustar.
    Viktoria Frolova, RUSSIA,MOSCOW.

  4. Qué fantástico y agradable poder conectarme a esta página y poder leer tan bello mensaje sobre esta historia .Los árboles sienten son parte de nuestro ecosistema nos alimentan y nos dan su sombra y sabiduría .
    Ines Ortiz, VENEZUELA.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.