ELISA TRUJILLO RAMÍREZ

Testimonio de una dirigenta de la organización popular El Vaso de Leche.

Elisa Trujillo Ramírez proviene del pequeño pueblo Mayas, ubicado en el departamento de Ancash, Perú. Todos los días, Elisa se levanta a las 4 de la mañana y prepara el desayuno para repartirlo bien temprano a todas las madres inscritas en el programa El Vaso de Leche.

Durante su infancia vivió muchas dificultades. Su familia era muy pobre. Su padre y su madre eran analfabetos. Su madre se crió en la pobreza y fue obligada a casarse. Nunca tuvo oportunidad de estudiar, pero se ocupó de que Elisa y sus hermanos fueran a la escuela. “Cuando terminé la primaria, mi mamá no podía criarnos a todos y nos dio a otra familia.”

Conoce cómo fue la vida de Elisa y las dificultades que tuvo que enfrentar. Encuentra más testimonios como éste en la página de la organización Mujeres Populares y Diversas.

Este testimonio es uno de los cinco que Oxfam Intermón, la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo, AECID, y la organización Mujeres Populares y Diversas para la Construcción de Nuevas Ciudadanías en Colombia, Perú, Ecuador y Brasil, nos ofrecen a fin de revalorizar el trabajo de estas mujeres rurales. Vidas llenas de dificultades, pero también de valentía y esperanza.

¡ESCUCHA LAS CINCO HISTORIAS DE VIDA!

ELISA TRUJILLO RAMÍREZ

Unos pensamientos

  1. Primeramente quiero mandarle mis saludos. Yo quisiera decirte que no seas débil, se fuerte en la decisión que tomes, mira tu vida hacia adelante porque se muy bien que los hombre son unos machistas y además tus hijos quieren lo mejor para ti.

    Dayan Leidy Chirino Flores, SANTA CRUZ -BOLIVIA.

  2. Es mejor estar solo que mal acompañado, yo tengo esposo, pero llevo aguantándolo 21 años malos tratos psicológicos,lo he hecho por mis hijos. Ellos ya casi son profesionales, estudian y trabajan, a veces quisiera dejarlo todo. Ya siento que no aguanto más, llega borracho casi todos los días hasta ya se le dio por tratar mal a mis hijos, me trata mal, bonito día de la mujer que he tenido hoy. Escribo acá para poderme desahogar, qué pena, les pido disculpas. Por favor aconséjenme ¿qué debo hacer?

    Maria Lucia Bernal, COLOMBIA.

    1. Elisa es una de las mujeres que nos ayudan a decidir nuestras vidas. Ella sufrió y se empoderó y encontró el valor de quererse a sí misma para poder luchar sola, sin el yugo de un varón. En tu caso, ya con tus hijos grandes, no veo que tengas que aguantar tanta violencia y humillaciones. Es duro cambiar, da miedo romper con una situación a la que nos hemos mal acostumbrado. Pero piensa en tu futuro, ¿cómo imaginas tu vida al lado de ese hombre? Mírate a cinco, a diez años. Evalúa, piensa y actúa.

      Tachi Arriola, ECUADOR.

    2. Estimada María Lucía, recién leo tu testimonio, pero creo que nunca es tarde y te felicito que tomes la iniciativa de escribir para desahogarte, Has dado un muy buen paso porque tras esta decisión pueden venir otras más saludables para tu frágil salud mental; pues sí, no solo debes y puedes desahogarte, sino ir mas lejos, buscar ayuda en las redes sociales que te rodean, familia o amistades cercanas que te muestren su cariño y respeto; o también redes sociales de tu comunidad o instituciones públicas que te pueden apoyar profesionalmente, no te preocupes, deshecha tus temores, tus hijos como afirmas ya están lo suficientemente maduros para enfrentar en forma conjunta, este problema de 21 años o más, basta ya María Lucía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.