¡HASTA SIEMPRE, LUIS RAMIRO!

Este radioclip no tiene audio.

En la madrugada del 11 de julio falleció el queridísimo amigo y gran comunicador boliviano Luis Ramiro Beltrán. ¿Quieres conocer algo de su vida?

El adelantado

Por Juan Carlos Salazar,
Director Página Siete
La Paz

Cuando llegó al diario La Razón de La Paz en 1948, a sus 18 años, procedente de La Patria de Oruro, ya era un periodista hecho y derecho, y cuando se incorporó a la Universidad de Michigan en 1964 para cursar la maestría y el doctorado en Comunicación, era un “comunicólogo” formado. Luis Ramiro Beltrán siempre fue un adelantado a la hora de abrir caminos.
Una foto de la época recuperada por René Carvajal Vargas para su libro Un cuento de hadas para adultos, en homenaje al maestro, lo muestra junto a Alfonso El Abate Tellería, Hugo Alfonso El Padrino Salmón, Ramiro Cisneros y Walter Montenegro como integrante de la generación precursora del periodismo profesional boliviano, aquella que se fogueó en la redacción del primer “diario moderno” de Bolivia, el que fundó el magnate minero Carlos Víctor Aramayo.
La revolución de las nuevas tecnologías y la explosión de las redes sociales han puesto de moda conceptos tales como “periodismo ciudadano” y “periodismo participativo”. Sus teóricos hablan de democratizar la información, de “desintermediarla”, de hacer partícipes a los ciudadanos del proceso informativo y comprometerlos en la elaboración y difusión de sus contenidos, en una suerte de “democracia virtual” que encuentra su natural correlato en la “democracia participativa”. “El objetivo del Periodismo Ciudadano es incitar a cambios”, escribió el español Koldobika Meso Ayerdi.
”¡Esto me suena!”, dijo un estudiante de Comunicación Social en una clase de Periodismo Ciudadano. ¿Quién lo dijo antes?
Cuando acudió a Ottawa en 1983 para recibir el premio McLuhan, el “Nobel de la comunicación social”, Luis Ramiro Beltrán ya había escrito sobre la necesidad de “democratizar la información” y de configurar un “modelo de comunicación alternativo horizontal”, y propuesto “un cambio de la comunicación vertical/antidemocrática hacia la comunicación horizontal/democrática”. En su famoso ensayo Adiós a Aristóteles. La comunicación horizontal (1979) había definido la comunicación como un “proceso de interacción social democrática”.
Sí, lo dijo dos décadas antes de que Bill Kovach y Tom Rosenstiel afirmaran que “el propósito del periodismo consiste en proporcionar al ciudadano la información que necesita para ser libre y capaz de gobernarse a sí mismo”. Lo dijo cuando no era moda y cuando no existían “comunicadores” ni escuelas de comunicación, porque el periodista que se inició como aprendiz a los 12 años en La Patria de Oruro y llegó a jefe de Redacción a sus 16 años, siempre fue un pionero y un revolucionario. Aunque en esa época él no lo supiera.
Gracias por siempre, Luis Ramiro

p=. ****************

*Hasta siempre, Luis Ramiro*

José Luis Exeni Rodríguez(1)

Cuando parten los mejores, los más entrañables, quedamos no sólo consternados y rabiosos, sino también huérfanos. Es como si tocara el silencio. Es como si se apagara la luz. Así estamos hoy con la partida de nuestro Luis Ramiro. Así nos sentimos. Huérfanos de palabras, incompletos, tristes.
De Luis Ramiro comunicólogo hemos aprendido muchas cosas esenciales. Aprendimos a no renunciar jamás a la utopía, por ejemplo, como él invocaba en relación a las políticas de comunicación. Aprendimos también que no hay desarrollo sin comunicación. Y que no habrá comunicación sin democratización de la comunicación. Del precursor Luis Ramiro hemos aprendido tanto.

De Luis Ramiro periodista aprendimos, asimismo, que el periodismo no es sólo una profesión o acaso un oficio. Luis Ramiro nos mostró que el periodismo es un compromiso apasionado. Con esa convicción llevó desde muy temprano la tinta de imprenta en las venas. Y nos enseñó, sobre todo, que sin ética periodística, ese bien tan preciado como escaso, el periodismo no es más que mediocracia.
Pero sin duda el mejor legado que nos deja el amigo Luis Ramiro, el gran comunicador, es un legado de integridad, de afecto sin límites, de optimismo. Luis Ramiro nos inundaba con su calidez, nos inspiraba con su sonrisa. Nadie más comprometido con los principios. Nadie más generoso. Él nos enseñó a estar siempre cerquita, a cultivar los detalles, a reafirmar la amistad. Con él disfrutamos la alegría de cantar, de reír, de estar juntos.

En el festejo de su cumpleaños, en febrero pasado, sabíamos que podía ser el último. Claro que nos negábamos a aceptarlo. Maestros vitales e imprescindibles como Luis Ramiro debieran ser eternos. Ahora ya no estás físicamente entre nosotros, pero tu memoria, que es nuestra casa, late fuerte en nuestros corazones.
Por eso, desde el abrazo, con toda el almita, te digo gracias por haberme permitido crecer contigo, por haberme enseñado a ser mejor persona, por el privilegio de seguir tus pasos.

Hasta siempre, Luis Ramiro. O mejor: hasta pronto, amigo. Nos harás mucha falta. Te vamos a extrañar.
(1) Es comunicador social.
p=. ****************

Intelectuales valoran aportes del comunicador boliviano Luis Ramiro Beltrán
El mundo de la comunicación en Bolivia, los periodistas, intelectuales y estudiantes de la Universidad Mayor de San Andrés que se instruyen con sus obras y que lo califican como el “Padre del periodismo boliviano”, “Maestro de la Comunicación”, “el primer comunicólogo boliviano”, lamentaron la muerte del Doctor Luis Ramiro Beltrán.
Renán Estenssoro, Presidente de la Fundación para el Periodismo

p=. ****************

“Fue un hombre que aportó muchísimo a este país, aportó muchísimo al periodismo, aportó muchísimo a la democracia. Boliviana y aportó al mundo de la comunicación y quienes hemos compartido con él, de quien hemos aprendido muchísimo de él, le debemos un gracias, por todo lo que nos dejaste, las enseñanzas y haber compartido momentos tan lindos. Ahora se nos adelantó y creo que en algún momento nos volveremos a encontrar”.
*Erick Torrico, investigador*

“Era una persona de muy alto nivel, de mucho rigor, con mucha exigencia, con una honestidad intelectual ejemplar, con una capacidad de trabajo igual, una disciplina. Pero en lo personal como amigo, como maestro ha sido una persona tan amplia, tan generosa, tan solidaria”.
*Francesco Zaratti, científico*

“Estaba armado con orquestitas, con varios instrumentos y realmente salían cosas muy divertidas y bueno ese es el recuerdo que tengo de don Ramiro, sentado con su pandereta, pinquillo, con instrumentos de percusión”
*Ronald Grebe, comunicador*

“Deja a todos los periodistas y comunicadores de Bolivia una vida dedicada a la comunicación y especialmente a la comunicación para el desarrollo y será recordado por todas sus enseñanzas y sus publicaciones. Se dedicó a entender para qué sirve la comunicación y qué es la comunicación para transmitir entre los ciudadanos en forma libre, sin presiones y sobre todo pensando en que la comunicación tiene que colaborar y contribuir preferentemente al desarrollo de un país”.
Fuente: El Diario, 12.7.15

p=. ****************

*Falleció el reconocido comunicador y periodista Luis Ramiro Beltrán*
Fuente: Página 7
BOLIVIA

El destacado comunicador y periodista Luis Ramiro Beltrán falleció esta madruga en el Hospital Arco Iris de la ciudad de La Paz. Fue hospitalizado el jueves debido a una neumonía y una deshidratación que complicaron su estado de salud. Tenia 85 años

Luis Ramiro Beltrán, fue uno de los teóricos de comunicación latinoamericanos más reconocidos. Incursionó en el periodismo desde los 12 años en el diario La Patria, de su natal Oruro, posteriormente trabajó en La Razón, y en dos medios fundados por él, el semanario humorístico Momento y la estación de radio El Cóndor.

Posteriormente siguió una carrera como especialista en comunicación para el desarrollo, y en se sentido trabajó en organizaciones internacionales como CIESPAL, en Ecuador; ILET, en México; IPAL, en Perú; OPS, en Estados Unidos y Colombia; UNICEF, en México y Colombia y UNESCO, en Francia, Túnez, Perú, Panamá, Colombia y Guatemala.

Sin embargo es reconocido principalmente por su aporte a la teoría de la comunicación, razón que lo ha llevado a ser distinguido por la comunidad internacional. Es uno de los fundadores de la Escuela Crítica Latinoamericana y por haber propuesto la “democratización de la comunicación” como una nueva corriente.

En 1983 en Canadá, fue la primera persona en ganar el premio McLuhan-Teleglobe, una especie de premio Nobel de comunicación.

En septiembre de 2014 la Ciespal le otorgó una alta distinción por su trayectoria en la investigación de la comunicación. Y recientemente, en enero pasado, la Cámara de Diputados le entregó la medalla “Marcelo Quiroga Santa Cruz”, por su trayectoria profesional.

*Imagen de:* gumucio.blogspot.com

¡HASTA SIEMPRE, LUIS RAMIRO!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.