HIJAS DEL MAÍZ

La guerra oficial ha terminado. Pero el feminicidio en Guatemala sigue cobrando la vida de centenares de mujeres cada año.

CONTROLSICA INDÍGENA GUATEMALA

LOCUTOR1 En el 2003 fueron asesinadas 383.

LOCUTOR2 En el 2004 fueron asesinadas 527.

LOCUTOR1 En enero del 2005, ya se cuentan 15 nuevos crímenes.

LOCUTOR 2 1,400 mujeres guatemaltecas víctimas del feminicidio en los últimos cinco años. ¿Cómo eran? Lo único que sabemos de ellas es un número, una cifra de horror.

CONTROLSICA GUATEMALTECA

Para acercarnos al mundo de las mujeres que viven y luchan en Guatemala, le damos la palabra a María Eberarda, indígena maya, como la mayoría de la población de su país.

TESTIMONIO María Eberarda Tita de León, en el idioma maya es….y en el calendario maya….Mi nombre es la caña real, la naturaleza, la milpa, sobre todo el maíz. Es toda la vivencia de los pueblos mayas en un solo universal. Me considero ser autoridad y también guía espiritual para los pueblos, al servicio de los demás, sobre todo a los niños que vienen creciendo.

CONTROLSICA GUATEMALTECA

LOCUTORA El libro sagrado del pueblo maya es el Popol Vuh. En sus páginas, se cuentan las historias de sus orígenes, las que mantienen la identidad quiché.

TESTIMONIO El libro sagrado para nosotras es el Popol Vuh, y también tenemos varias historias en cachiquel, en quiché. Esto tenemos como una herencia que han dejado y los nietos y los hijos de los antepasados aquí estamos presentes y seguiremos conservando. Popol Vuh nos dice ni uno ni dos se queden atrás, sino que todos seguimos luchando. (EN NAHUALT). Nosotros nacimos del maíz, tanto hombres y mujeres. Uno de los grandes padres que existen es Balam Quiché… Son a la salida del sol, bajada del sol, salida del aire, y la bajada del aire. Son ellos los que nos conservaban en un solo universal, en nuestra madre naturaleza.

LOCUTORA Para el mundo andino, la tierra es la madre, la Pachamama. ¿Y para la nación maya-quiché?

TESTIMONIO Ukush…es el corazón de la tierra, y nosotras las mujeres nos identificamos con la madre naturaleza, porque ellos nos dan de comer, sobre ellos cultivábamos, conservábamos nuestro maíz. Por eso estamos viviendo. Por eso tenemos mucho respeto ante la madre naturaleza y creemos que en un solo universal vivimos los seres humanos, los seres vivos. Porque los animales sin las semillas, sin todo el universo, no pueden vivir, ni las personas también.

CONTROLSICA GUATEMALTECA TRISTE

LOCUTORA Guatemala sufrió un conflicto armado interno durante casi cuatro décadas. Costó la vida a más de 200 mil personas, la mayoría indígenas, a manos de un ejército genocida apoyado por Estados Unidos. Los Acuerdos de Paz se firmaron en 1996.

TESTIMONIO En Guatemala hubo 36 años de conflicto interno, de guerra transpolítica. Los pueblos mayas y las mujeres sobre todo fueron muchas viudas, muchos niños huérfanos. Aún ahora vivimos en un trauma sicológico, aún no hemos podido alcanzar como poder entender, pero seguiremos la lucha contra toda esa injusticia que ha sufrido nuestro pueblo maya.

CONTROLSICA GUATEMALTECA

TESTIMONIO Nosotras somos parte de una organización de mujeres, que las viudas del conflicto armado interno, CONAVIGUA, integrado por 12 mil mujeres mayas y 4 mil jóvenes huérfanos del conflicto armado interno. Creían que el pueblo maya no era parte del pueblo, eran excluyentes, pero sobre todo aquí ellos se equivocaron. Aquí estamos. Puede ser el tronco que lo arrancaron, pero la raíz no lograron arrancar.

LOCUTORA Guatemala. La guerra oficial ha terminado. Pero el feminicidio sigue cobrando la vida de centenares de mujeres cada año. Mujeres como María Eberarda. Hijas del maíz, que se levantan para luchar contra la violencia de género. Y que sienten suyo el llamado del Popol Vuh:

VOZ Que todas se levanten. Que no haya ni una ni dos que se queden atrás.

BIBLIOGRAFÍA
Entrevista a María Eberarda durante el Foro Social de las Américas, Quito, Ecuador, agosto 2005.

HIJAS DEL MAÍZ

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.