LA FRECUENCIA DEL AMOR

Una pareja normal, que funciona bien, ¿cuántas veces deben hacer el amor?

LOCUTOR A continuación, nuestro habitual espacio “El consultorio sexual de la doctora Miralles”.

CONTROL CARACTERÍSTICA CONSULTORIO

DOCTORA Amigas, amigos, nuevamente con ustedes. Y nuevamente con cartas, con mensajes de texto, hasta por chat me están llegando las preguntas. Claro, como de sexo se conoce poco, pues se pregunta mucho. A ver… Veamos una pregunta… Ésta me llegó al celular y está grabada. Escuchen…

CONTROLSICA ALEGRE

MUJER Doctora, una pareja normal, que funciona bien, ¿cuántas veces deben hacer el amor? ¿Cada día, cada semana, cada mes? Explíqueme bien, doctora, porque estoy muy preocupada.

CONTROLSICA ALEGRE

DOCTORA ¿Cuántas veces? Eso quiere saber la amiga oyente. ¿Cuántas veces debe tener sexo una pareja para considerarse normal? A ver, ¿qué dicen ustedes?… Aconsejen a esta mujer que está preocupada. (MEDIA VOZ) Lo que no sabemos es si su preocupación es por mucho-mucho o por poco-poco.

EFECTO TELÉFONO

DOCTORA Ya tenemos una primera llamada… Veamos… ¿Aló?

HOMBRE Aló, doctora Miralles… Mis respetos para usted…

DOCTORA Y los míos también… Dígame… ¿Cuál piensa usted que es la mejor frecuencia para hacer el amor?

HOMBRE Pues yo digo lo mismo que el rey Salomón: “órgano que no se usa, se atrofia”.

DOCTORA ¿Eso dijo el rey Salomón?

HOMBRE No sé si lo habrá dicho, pero sí lo practicaba porque tenía un montón de mujeres. Así que…

DOCTORA ¿Así que qué?

HOMBRE Así que, fuego a la lata. Mientras más candela, mejor.

DOCTORA Caramba, usted debe ser nieto de ese Salomón, tan machista como él, ¿verdad?… En fin, volvamos a la pregunta de nuestra amiga oyente. ¿Cuántas veces es lo normal en una pareja?

EFECTO TELÉFONO

DOCTORA Veamos… ¿Aló?

CHICA ¿Doctora Miralles?

DOCTORA Sí, la misma. ¿Y tú?

CHICA Yo soy estudiante de sicología.

DOCTORA Estupendo. Y tú que has estudiado, ¿qué opinas?

CHICA Yo pienso, doctora, que lo normal es no tener norma.

DOCTORA A ver, explícate mejor…

CHICA Que no hay una regla fija, doctora. Cada pareja es distinta. Hay parejas que tienen muchas relaciones sexuales… y llevan una vida terrible, de gritos y golpes… Y otras que viven felices y apenas tienen sexo. Eso depende.

DOCTORA ¿Depende de qué, según tú?

CHICA De muchos factores, doctora. Del carácter de cada persona, del nivel de testosterona, del horario de trabajo, hasta del clima… Yo le podría decir que dos o tres veces por semana es un promedio bastante frecuente.

DOCTORA Así dicen muchos libros. Dos o tres por semana.

CHICA Pero eso no quiere decir que si hacen el amor cada día son unos pervertidos. Ni que si lo hacen una vez al mes son frígidos o la relación está en crisis.

DOCTORA Tienes toda la razón. Cada pareja tiene su ritmo, cada pareja es diferente…

CHICA Vea, el otro día leí que un 10 por ciento de los matrimonios no tienen relaciones y se consideran completamente normales, y viven felices.

DOCTORA Me parece, muchacha, que estás estudiando muy bien tu carrera de sicología. Te felicito.

CHICA Gracias, doctora. Hasta la próxima.

EFECTO TELÉFONO

DOCTORA Veamos si ahora es un sicólogo… ¿Aló?

HOMBRE Un sicólogo no, doctora, sino un hombre con experiencia…

DOCTORA Pues qué bien… Y según su experiencia, ¿cuántas veces? ¿De qué depende que unas parejas tengan más sexo que otras?

HOMBRE De la edad, doctora. Cuando jóvenes, las hormonas están alborotadas. Los jóvenes están encaramados a cada rato, de noche y de día, aprovechan cualquier momento a solas, en el cuarto, en la cocina…

DOCTORA ¿Y cuando van pasando los años?

HOMBRE Cuando van pasando los años, cuando baja la presión de la olla, el amor se mantiene, pero el deseo se tranquiliza…

DOCTORA Tiene usted también mucha razón, sí.

HOMBRE Pero el problema, doctora, no es entre una pareja y otra, sino dentro de la misma pareja.

DOCTORA Ajá… ¿a qué se refiere usted?

HOMBRE Que la cosa va bien si los dos están sintonizados. Y el problema comienza cuando uno quiere más y la otra menos. O al revés. Ahí se enreda la cabuya.

DOCTORA Y seguramente ésa era la cabuya de la amiga que nos hizo la pregunta por el celular. ¿Qué hacer cuando una pareja tiene desajustado su ritmo sexual. Pero eso lo conversamos en el próximo consultorio porque ahora el técnico es el que está ajustando y mirando el reloj. ¡Chao, hasta la próxima, parejas emparejadas y parejas disparejas!

BIBLIOGRAFÍA
Alessandra Rampolla, Sexo… ¿y ahora qué hago?, Sudamericana, Buenos Aires 2006.

LA FRECUENCIA DEL AMOR

Unos pensamientos

  1. Hola. Yo me desespero, pues dice que no está en sus planes o simplemente no tiene ganas, y no por eso me ha dejado de amar. No entiendo va un mes y nada.

    Penelope Hernandez, GUADALAJARA MEXICO.

  2. Pienso que la edad no tiene nada que ver pero sí la química, si en la pareja se terminó generalmente se busca esa alegría, ese entusiasmo, en otro lugar con otra persona, porque es maravilloso sentir la plenitud que da el sexo y el amor.
    Adriana Lilian , JUJUY, ARGENTINA.

  3. Súper bonito y bien hecho. La “Doctora miralles” me ha dado tips didácticos muy chidos para tratar este tipo de temas en el programa “Fuera máscaras” que tenemos mis compas y yo donde tratamos las masculinidades desde la perspectiva de género. En ocasiones pongo directamente a la doctora en los cortes. Mis felicitaciones que excelente idea y trabajo. De los mejor de ustedes.
    David Lozano Sánchez. Colectivo La Puerta Negra, SAN CRISTÓBAL DE LAS CASAS, CHIAPAS, MÉXICO.

  4. Nunca me reí tanto, ¡¡¡los felicito!!! Súper claro, no hay nada que agregar, a veces nos preocupamos tanto y terminamos matematizando las veces y los días, si tenemos que poner el acento al diálogo es la única manera de seguir adelante. Cariños… Salomona… Ja, ja.
    Roxana Parrello, CÓRDOBA CAPITAL (ARGENTINA).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.