LAS CINCO CAMPANAS

Un cuento que nos muestra el camino para hacer una publicidad creativa.

EFECTO AUTOS EN CARRETERA

NARRADORA Por una de esas carreteras que los turistas cruzan a toda
velocidad, había una posada llamada “La estrella de plata”.

POSADERO Ya no sé qué hacer. Los autos no se detienen. Los turistas no
vienen. ¿Qué puedo hacer para atraerlos?

NARRADORA El posadero, a pesar de haber puesto muebles confortables,
precios muy razonables, y de atender con gran cordialidad a los pocos clientes que llegaban… no lograba que aquel negocio prosperara.

POSADERO Tengo que pedir ayuda. Tengo que pedir consejo.

NARRADORA Desesperado, el posadero acudió a consultar a un sabio.

SABIO ¿Cómo se llama tu posada?

POSADERO “La estrella de plata”.

SABIO La solución a tu problema es muy sencilla.

POSADERO ¿Sencilla?

SABIO Sí. Lo único que tienes que hacer es cambiar el nombre de la
posada.

POSADERO ¿Cambiar el nombre? ¿Por qué? Siempre se ha llamado así, “La
estrella de plata”? ¿Qué soluciono cambiándole el nombre, dime?

SABIO Escucha mi consejo. Cámbiale el nombre. A partir de ahora
llamarás a tu posada “Las cinco campanas”. Y colgarás sobre la entrada seis campanas.

POSADERO Pero, ¿cómo voy a llamarla “Las cinco campanas” y colgar seis
campanas? Pensarán que…

SABIO Hazme caso y verás. Luego, vuelve y me cuentas.

CONTROLSICA NEW AGE

NARRADORA El posadero hizo lo que el sabio le había aconsejado. Y sucedió
que…

EFECTO AUTO FRENA

CHOFER Pero… ahí dice cinco campanas… pero yo cuento seis…

EFECTO PUERTA DEL AUTO, PASO Y DIN DON DE PUERTA

NARRADORA Todo viajero que pasaba por delante de la posada se sorprendía
al ver el letrero y las campanas. Y entraba para advertir al posadero del error que había cometido.

CHOFER ¡Oh, pero qué linda posada!… ¿Cuánto cuesta una habitación?

NARRADORA Una vez dentro, los turistas quedaban tan impresionados por el
bueno gusto de la posada y la cordialidad del posadero, que se alojaban allí. Y cuando se despedían, el posadero siempre les decía:

POSADERO Y no se preocupe, amigo, que ya voy a corregir el error de las
campanas. ¡Hasta la próxima!

CONTROLSICA ALEGRE

LOCUTOR Creatividad, colegas. De eso se trata.

BIBLIOGRAFÍA
Anthony de Mello, La oración de la rana 2, Sal Térrea, Santander 1997.

LAS CINCO CAMPANAS

7 comentarios sobre «LAS CINCO CAMPANAS»

  1. Eso es creatividad jajaja muy bueno ese ejemplo. Saludos a todos mis amigos Radialistas del mundo. Les quiero
    Livia Martinez, EL TIGRE VENEZUELA.

  2. tTengo 15 años tratando de enseñar a mis estudiantes que el mero echo de imaginarse algo nos ayuda a desarrollar nuetra mente ……¡bravo compañeros! estoy con ustedes.
    Dimas Pineda, SAN SALVADOR. EL SALVADOR .

  3. Esta historia está como aquella casa, la cual tiene un rótulo que dice: «SE VENDE LECHE FRESCA», y enfrente había otra que queriendo ser creativos puso otro letrero: «AQUÍ TAMBIÉN». Saludos Radialistas
    Francisco Juarez, GUATEMALA.

  4. ¡Hola! Muy bonita historia… ¿A caso nadie ha experimentado pasar por algún comercio y ver una oferta imperdible, entrar y encontrarse que el precio esta mal, que ya lo van a correjir?… Pero uno ya al entrar no se salva de comprar algo, jeje.
    Mauro Martinez, MONTEVIDEO, URUGUAY.

  5. jajaja, muy bueno este cuento del «sin-sentido» como estrategia de publicidad creativa. Lo más difícil a veces es convencer al cliente dea salirse de lo convencional, de lo que todos «mastican», sobre todo en ciudades más pequeñas donde la publicidad se maneja muy empíricamente y sin mucha escuela. Ciertamente, es un trabajo que hay que hacer… con muuuucha paciencia, y como dice un muy buen amigo: «superando la frustración». Este cuento ciertamente me ayuda a «graficar» el tema. Un abrazo.
    Alfredo, PUERTO ORDAZ, VENEZUELA.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.