LAS LÁGRIMAS AMARGAS DE LA CAÑA DE AZÚCAR

Este radioclip es de texto y no tiene audio grabado.

La población de la provincia de El Seybo, al Este de República Dominicana, muy cerca de los complejos turísticos de Bávaro y Punta Cana, está consternada por los brutales desalojos ocurridos en las pasadas semanas.

“A las 3 de la mañana fue un ejercito de Central Romana y nos desalojo cuando estábamos durmiendo, habia gente en la casa que gritaba que la dejaran salir, pero ellos no entendían. A esa hora nos agarró un tremendo aguacero, dicho sea de paso tengo el pecho que no puedo de la gripe que me ha dado. En ningún momento presentaron titulo de propiedad ni papeles de desalojo ni nada, cosa que es injusta. Los desalojos se hacen de 6 de la mañana a las 6 de la tarde y ellos llegaron como unos asaltantes a las 3 de la mañana.”_

*_Testimonio de Olga Mejía_*

p. La Compañía Central Romana, que ocupa el 70 % de la tierra de la provincia, extiende cada día sus plantaciones de caña de azúcar. Su fuerte poder económico y consentimiento gubernamental es tal que hace más de 40 años gozan de total impunidad ante la justicia.

bq).. _“El 15 e diciembre de 2015 fueron y tumbaron 60 viviendas había una cantidad ya habitada de 11 vivienda, no tiraban las que estaban habitadas. Pero el 26 enero ellos volvieron de una forma agresiva y nos tumbaron a unas 60 familias las viviendas encima. Nos cayó un horrendo aguacero y tuvimos que tapar a los niños en un colchón , en una mata de mango y taparlos con hojas de zinc. Fueron con armas largas, bueno a mi me pareció que era un batallón, con la mano en el gatillo y diciendo a las personas que no se muevan. Estábamos secuestrados. Las personas que estaban cerca oyeron y fueron para allá a ver que estaban haciendo y no los dejaban entrar y a los que estábamos dentro no nos dejaban salir. Amenazantes hubo un joven que se llama Héctor que uno lo amagó con una mocha porque estaba grabando un video. Nosotros les pusimos la madrugada del terror. Fue atemorizante no tuvieron misericordia, nos sacaron como vulgares delincuentes cuando nosotros ocupamos un lugar que es un camino público de más de 150 años y si el camino hubiera sido suyo, lo que digo es que no era la forma de echarnos a patadas de ahí, porque hay medios con los cuales se solicitan un desalojo, estamos como los pajaritos cuando les tumban su nidito.“_

*_Testimonio de Claribel Álvarez_*

p. La pesadilla que siguen viviendo las sesenta familias el barrio de Villa Guerrero de Santa Cruz de El Seybo durante madrugada del pasado 26 de enero, a raíz del terror sembrado por los agentes del Central Romana, la comparte con las familias de Los Cajuilitos quienes también fueron víctimas de tan brutales acciones y ahora viven con el alma en un hilo, sin poder dormir, por el miedo de que en la madrugada más tranquila se aparezcan los guardias campestres de la Compañía para tumbar sus casas.

bq).. _“Lo que nosotros pedimos es que nos busquen un lugar donde nosotros podamos criar a nuestros hijos dignamente, que nos ayuden, que Dios toque los corazones de nuestras autoridades o de quien lo tenga que tocar aun sea del mismo Central Romana que tienen tanta tierra, que por favor escuchen nuestro clamor que ni siquiera pedimos una casa sólo un solarcito donde podamos parar aunque sea nuestra hojas de lata. No es que seamos conformistas, pero entendemos que proveyendo a madres solteras a personas envejecidas o personas discapacitadas de un pedazo de terreno estarían haciendo una obra buena antes la presencia de Dios. Nosotros no vamos a descansar hasta lograr nuestros objetivos. Si dios fue el que hizo la tierra porque uno solo tienen tanta y cuando un pobre le pide una migaja lo que hace es negársela y aun no siendo de ella arrebatársela de las manos.”

*_Testimonio de Claribel Álvarez_*

Escucha también a José Uzma, presidente de la Comisión de los Derechos Humanos de esa provincia del Seybo, sobre el “gobierno paralelo” de la Compañía Central Romana en esta zona de República Dominicana.

p((. Radialistas se suma a la La Familia Dominica, Acción Verapaz, la Escuela El Rosario, Unión Dominicana de Emisoras Católicas (UDECA) y de la Asociación Latinoamericana de Educación Radiofónica (ALER) y Radio Seybo junto a tantas personas e instituciones de buena voluntad denunciamos a la luz del día la cobardía de aquella noche. Queremos ser eco del grito que lanzó hace 500 años Fray Antonio de Montesinos el cual resuena aún en nuestros días: “Todos estáis en pecado mortal y en él vivís y morís, por la crueldad y tiranía que usáis con estas inocentes gentes. ¿Estos no son hombres? ¿No tienen ánimas racionales? ¿No sois obligados a amarlos como a vosotros mismos?”

p(titulo2). Texto denuncia de Fray Miguel Ángel Gullón, director de Radio Seybo.

*A la luz del día denunciamos la cobardía de la noche*
Porque a las 3 de la madrugada llegaron las armas acompañadas de muchos hombres ordenados por la mala voluntad de la Compañía Central Romana para tumbar en segundos 60 casas. Estas humildes moradas fueron construidas con el sudor de las mujeres lavando y planchando ropa y de los hombres echando días en el campo y en la construcción.

*A la luz del día denunciamos la cobardía de la noche*
Porque estas 60 familias llevaban viviendo casi dos años en una tierra que sólo le pertenece a Dios y en unos segundos la cobardía del Central Romana rompió el silencio de la noche provocando los llantos de las niñas y niños que se quedaron cobijados bajo el frío manto de las estrellas y destemplados por la fría agua de la lluvia del cielo que lloró de impotencia.

*A la luz del día denunciamos la cobardía de la noche*
Porque el Buen Vivir que proclama Radio Seybo y todas las emisoras de UDECA y ALER es contrario al Vivir Bien a costa de los otros despojándoles de lo que les pertenece desde muchas generaciones. La tierra fue entregada por Dios para que la cuidásemos, la sembráramos y recogiésemos sus frutos. Nos la dio sin límites ni fronteras como un Bien Común de y para todas las personas.

Denunciamos a la luz del día la cobardía de la noche porque de forma vil y cobarde fueron salvajemente conculcados los derechos fundamentales y mancillada la dignidad de estas familias en el día del padre de la dominicanidad. Fue una afrenta a Juan Pablo Duarte que en su día, en el día donde se izan miles de banderas gloriosas de la independencia y de la soberanía nacional, la indolente Compañía Central Romana apuntó con sus escopetas “con el dedo en el gatillo” a las niñas y niños helándoles su bella sonrisa e infundiendo el terror más cruel que les ha quedado grabado en sus corazones y ahora dibujan en la escuela con colores tristes.

La luz de la verdad y la justicia brillará y ganará a la indiferencia y la falta de valores de la Compañía Central Romana y de quienes la apoyan. Abuelos, jóvenes y niños visten de negro, simbolizando el luto, gritando respeto por las calles y los micrófonos de América Latina y El Caribe. La sagrada madre tierra pide justicia exigiendo a quienes endulzan sus cuentas bancarias con el sudor amargo de la caña de azúcar restituyan pronto el terreno robado a varias generaciones.

“Somos pobres en todo el sentido de la palabra”, “ya está bueno que los pobres nos quedemos callados”, “si desmayamos, los abusos van a continuar”, “no podemos dejar que se nos olvide. No nos quedemos callados ante esta sangrante y amarga realidad. De otra forma todos somos cómplices al consumir el azúcar de la humillación y la ignominia.

_Imagen y audios cortesía de_ Radio Seybo y ALER.

LAS LÁGRIMAS AMARGAS DE LA CAÑA DE AZÚCAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.