TU PEZ INTERIOR

Los seres humanos tenemos una gran deuda con los peces.

CIENTÍFICO Ven, acércate… Míralo… Es un pez…

EFECTO BURBUJAS

CHICA Sí, un pez… ¿Y qué tiene de extraordinario este pez?

CIENTÍFICO Salúdalo… Es tu tatarabuelo…

CHICA ¿Cómo dice? ¿Mi tatarabuelo?

CIENTÍFICO Claro, los peces son nuestros antepasados… Hace mucho, muchísimo tiempo, nosotros fuimos peces.

CHICA Pero, ¿qué locura está diciendo, profesor?

CIENTÍFICO Fíjate bien… ¿Ves esas aletas que los peces tienen a los lados, que les sirven como remos para nadar?… Pues de las aletas surgieron nuestras extremidades.

CHICA ¿Nuestras manos alguna vez fueron aletas?

CIENTÍFICO Sí, así fue. Y mira la cabeza…

EFECTO BURBUJAS

CHICA ¿Qué tiene la cabeza?

CIENTÍFICO Que fueron los peces los que inventaron la cabeza, el cráneo para almacenar el cerebro.

CHICA ¿Usted me está tomando el pelo, profesor?

CIENTÍFICO El pelo no, porque los peces no tienen pelo, sino escamas. Pero fíjate en tu cuerpo. Los humanos, como tantos animales, tenemos dos ojos, dos orejas, dos fosas nasales, un lado izquierdo y un lado derecho… ¿Sabes quiénes inventaron este diseño simétrico?

CHICA ¿No me diga que también fueron los peces?

CIENTÍFICO Sí, también. Y también fueron ellos los primeros en estrenar la espina dorsal, la columna vertebral que sostiene al cuerpo. Y la boca con mandíbulas, y los pulmones, y los dientes… todo eso fue un invento de los peces.

CHICA Yo sabía que la vida había nacido en el mar, pero esto que usted me dice ahora…

CIENTÍFICO Sí, la vida nació en el mar. En el mar se desarrollaron las esponjas, los corales, los moluscos, los erizos… y los peces, nuestros tatarabuelos.

CHICA Pero, profesor, ni usted ni yo parecemos pescados… Bueno, al menos yo…

CIENTÍFICO Porque eso fue un proceso largo, muchacha, un proceso de millones de años. Hace más de 300 millones de años, un pez comenzó a salir del agua para buscar alimentos en la tierra.

CHICA Ese pez habrá aprendido a respirar fuera del agua, ¿no?

CIENTÍFICO Exacto. Se volvió anfibio. Y de los anfibios surgieron los reptiles. Y de los reptiles, las aves y los mamíferos. Y entre los mamíferos estamos tú y yo, los seres humanos. Esa es la maravilla de la evolución de las especies. Somos tan diversos y tan parecidos a la vez…

EFECTO HIPO

CIENTÍFICO ¿Escuchaste?

CHICA ¿Qué?

CIENTÍFICO Ese “hip hip” que hacen los peces.

CHICA ¿Y qué les pasa?

CIENTÍFICO Pues hasta eso es una herencia de los peces.

CHICA ¿El hipo?

CIENTÍFICO Sí, el hipo, esa contracción involuntaria del diafragma… (HIPA)… Ese hipo que nos da a veces es una herencia de la antigua respiración con branquias de los peces.

CHICA Increíble…

CIENTÍFICO Pero cierto. Los seres humanos tenemos una gran deuda con los peces.

CHICA Profesor, ¿será por eso que cuando ves un embrión humano parece un pececito pequeño?

CIENTÍFICO Sí. Y que el líquido amniótico de la bolsa donde nada ese embrión tiene la misma composición química del agua del mar. Porque, a fin de cuentas, los seres humanos somos peces fuera del agua. Eso somos.

!(center)https://radialistas.net/wp-content/uploads/media/uploads/fotos_clips/1505a.gif(imagen)!

BIBLIOGRAFÍA
Neil Shubin, The inner fish.
TU PEZ INTERIOR

Un comentario sobre «TU PEZ INTERIOR»

  1. Es cierto, nunca pensamos en esto. La evolución no es tan fácil de asimilar por el tiempo que ha pasado. Creemos que venimos de formas de vida que aparecieron en el agua del mar pero nunca imaginamos de qué formas, ni cuál fue el proceso. Todavía nos queda mucho por aprender y lo más importante aceptar lo que somos y en lo que nos estamos transformando.
    Armando Rosero, BOGOTÁ, COLOMBIA.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.