UN NEGOCIO VERDE Y DE CINCO PUNTAS (y 4)

Los bancos norteamericanos son las verdaderas lavanderías del dinero sucio.

CONTROL MÚSICA DE SUSPENSE

EFECTO GRILLOS Y RUIDO PISTOLA

CAPITÁN (MUY NERVIOSO) No me mate, comandante, yo…

COMANDANTE La traición se paga con un tiro en la cabeza.

CAPITÁN Yo le explico, comandante, yo…

COMANDANTE Pero si te mato ahora, que es lo que te mereces, nunca sabré donde escondiste las artesanías. Tú, pedazo de mierda (PITIDO), ¿pensaste que me iba a creer el cuento de la confusión de letras y que entregaste a los del Golfo? ¿Dónde tienes la merca? Desembucha.

CAPITÁN Está bien, mi comandante. Verá… en realidad, yo no entregué nada a nadie, ni a los del Golfo ni a los del Chapo ni…

COMANDANTE ¿No entregaste nada?

CAPITÁN Nadita, nada.

COMANDANTE Al menos, lo reconoces. Entonces, ¿dónde tienes la camioneta? Habla.

CAPITÁN La camioneta está a dos cuadras. Pero está vacía.

COMANDANTE ¿Cómo que vacía? ¿No me digas que ya la vendiste…? Esa merca es mía, ¿entiendes?

CAPITÁN Yo no entregué nada ni tampoco vendí nada porque… yo no traje nada. Viajé vacío.

COMANDANTE ¿Cómo dices?

CAPITÁN Lo que usted me mandó a hacer era muy peligroso, comandante. Yo soy mexicano pero no pendejo.

COMANDANTE Hagamos una cosa, Moya. Tú siempre me caíste bien. No sé por qué, tal vez porque tu cara se parece a la de mi perro Sultán… Yo te saco de éstas, pero dime dónde están las pinches artesanías.

CAPITÁN Donde mismo estaban, mi comandante. Las vasijas no se han movido ni un milímetro del garaje donde usted me las entregó.

COMANDANTE Si me mientes, ahí no te pego un tiro, te cuelgo de las bolas. Muy bien. Vámonos.

CAPITAN Mi comandante, una pregunta antes. ¿Por qué usted… se metió en esto?

COMANDANTE ¿Que por qué me metí en el negocio?

CAPITÁN Sí, por qué.

COMANDANTE Porque los gringos me tienen harto, ¿entiendes? Harto con el truquito.

CAPITÁN ¿Cuál truquito, mi comandante?

COMANDANTE ¿Tú no has oído eso de que el que parte y reparte se queda con la mejor parte?

CAPITÁN Sí, pero…

COMANDANTE En este asunto de la droga, ellos tienen el cuchillo y el pastel. La mejor parte se la llevan ellos, los gringos. ¿Y nosotros? ¿Chupándonos el dedo? ¡A mí que me den lo mío!

CAPITÁN No la agarro todavía…

COMANDANTE Escucha, Moya. Esta serpiente del narcotráfico tiene una cola larga, muy larga… los que siembran, los que venden, los que compran, los que compran a los compradores, las mulas, los capos y los capados. Pero la cabeza, Moya, ¿sabes dónde está la cabeza de la serpiente, la mafia de las mafias?

CAPITÁN Desconozco mayormente.

COMANDANTE En los bancos norteamericanos, Moya. Esas son las verdaderas lavanderías. El gran chorro de dinero del narcotráfico va a parar ahí, a Wall Street. ¿Sabes cuánto dinero reciben esos bancos del cártel gringo, que es el cártel del que nunca se habla? Más o menos, 300 mil millones de dólares al año.

CAPITÁN ¿He oído bien? ¿300 mil…?

COMANDANTE Has oído muy bien. 300 mil millones de dolaritos cada año. A los que venden droga en la calle, a las mulas, les quedan migajas.

CAPITÁN ¿Y a los cárteles?

COMANDANTE Incluso a los cárteles, a las mafias de nuestros países, les queda, digamos, una quinta parte de ese dinero sucio. Pero los bancos gringos se embolsan cada año 300 mil millones de verdes. Yo ya me cansé. A mí que me den lo mío.

CAPITÁN Pero… ¿y todo el dineral que mete Estados Unidos persiguiendo la marihuana, la cocaína, la… ?

COMANDANTE Puro teatro, Moya. ¿Cuánto gastan ellos al año en la tan mentada “guerra contra las drogas”? ¿30 mil millones? Eso equivale al 10 por ciento de los 300 mil millones que ingresan en sus bancos. Dime tú, ¿es un gasto o una inversión?

CAPITÁN Me pellizco y no sé si creerle…

COMANDANTE Y para que los bancos gringos ganen esa millonada, nuestras sociedades se pudren. Aquí todo el mundo está salpicado, la policía, el ejército, los políticos, los periodistas, jueces, iglesias, deportistas…

CAPITÁN Y… ¿y cuál es la solución, mi comandante?

COMANDANTE Sólo una, Moya. Legalizar. Le-ga-li-zar. Pero eso, ni la Virgen de Guadalupe sabrá cuándo. Y ahora, los tres monos. Tú no has visto nada, no has oído nada, y no has hablado nada conmigo. ¿Está claro?

CAPITÁN Clarísimo, mi comandante.

COMANDANTE Entonces, desaparece.

CONTROL MÚSICA DE TRANSICIÓN

EFECTO AVIONES MILITARES

NARRADORA La guerra contra las drogas también le ha servido a Estados Unidos como pretexto para intervenir en los países y controlar la región. Bases militares en México, en Colombia, en Chile, en Paraguay, en Perú, en Cuba, en Honduras, en toda Centroamérica… 737 bases militares a lo largo y ancho del planeta.

CONTROL MÚSICA DE TRANSICIÓN

CAPITÁN ¡Y yo que pensaba quedarme a vivir por aquí!… ¡Ay, Moya, Moya, el sueño americano se te volvió pesadilla!… ¡Vámonos por donde vinimos!

EFECTO ARRANCA CAMIONETA Y SE ALEJA CANTANDO “MÉXICO LINDO Y QUERIDO”.

NARRADORA Según la Policía Nacional del Perú, el 80 por ciento de los robos, secuestros y asesinatos que se cometen en el país están relacionados con el tráfico de drogas. En los demás países de América Latina las cifras son similares.

HOMBRE 2 Pero, entonces, si las drogas no estuvieran prohibidas, podríamos vivir más tranquilos. ¡Se acabaría el 80 por ciento de los delitos!

NARRADORA Si se legalizaran las drogas, se acabarían las mafias. Se vaciarían las cárceles. Y los miles de millones que se desperdician en la “guerra contra las drogas”, podrían emplearse en salud pública y en educación.

HOMBRE 2 Pero, si así es la cosa, ¿por qué no acaban de legalizar, al menos, la marihuana, díganme?

NARRADORA La única razón para mantener la prohibición de la marihuana no es bajar el consumo, sino elevar los precios que hacen tan atractivo este negocio. Un negocio verde y de cinco puntas.

CONTROL MÚSICA MEXICANA NORTEÑA

EFECTO TOQUES PUERTA, PASOS Y PUERTA SE ABRE

CAPITÁN ¿Señora Yolanda Yoli?

YOLANDA La misma, sí, pero…

CAPITÁN Soy el capitán Moya, bueno, era el capitán Moya.

YOLANDA El que quería meterme presa por darme un toque. ¿Qué quiere usted ahora?

CAPITÁN Pues… pues yo venía a traerle un regalito… Es de la buena… Me la dio una señora de California… y usted la va a disfrutar más que yo.

CONTROL MÚSICA MEXICANA NORTEÑA

NARRADORA Un negocio verde y de cinco puntas.

Libreto, José Ignacio López Vigil.
Grabación y dirección, Iván Primitivo González.
Narración, Giselle Jácome.
Como Capitán Moya, Jaime Colepardo.
Comandante, Juan Stack.
Yolanda, Luna Arjona.
Linda Murray, Margarita Castillo.
Agente DEA, Coreen Kopper.
Hombre 1, Omar Tercero.
Hombre 2, Iván González Romero.
Grabación realizada en los estudios de Radio UNAM, México.
Edición final, Byron Garzón.
Una producción de Radialistas Apasionadas y Apasionados.

UN NEGOCIO VERDE Y DE CINCO PUNTAS 1(Primera parte):“UN NEGOCIO VERDE Y DE CINCO PUNTAS 2(Segunda parte)”:/article/un-negocio-verde-y-de-cinco-puntas-2/
UN NEGOCIO VERDE Y DE CINCO PUNTAS 3(Tercera parte):“UN NEGOCIO VERDE Y DE CINCO PUNTAS 4(Cuarta parte)”:/article/un-negocio-verde-y-de-cinco-puntas-4/

UN NEGOCIO VERDE Y DE CINCO PUNTAS (y 4)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.