8 AL PAN PAN Y AL PENE PENE

Dicen que las desgracias no vienen solas. A la pandemia hay que sumar ahora la inundación. Las aguas han ido bajando, pero el hambre no. [Kichwa] Pertenece a la radionovela: En el barrio el jabonero.

<< ANTERIOR || SIGUIENTE >>

LIBRETO

CONTROL MÚSICA CARACTERÍSTICA

LOCUTOR En el Barrio del Jabonero.

LOCUTORA Historias de la pandemia.

LOCUTOR Capítulo ocho.

LOCUTORA Al pan pan y al pene pene.

CONTROL MÚSICA CARACERÍSTICA

EFECTO AMBIENTE BARRIO

EUSEBIO Dicen que las desgracias no vienen solas. A la pandemia hay que sumar ahora la inundación. Las aguas han ido bajando, pero el hambre no. El sistema de banderas y de ollas populares que inventaron las mujeres de la organización, y los bonos que reparte la alcaldía funcionan muy bien. Pero, como se imaginarán, las necesidades son demasiado grandes.

VECINA 1 ¡Doña Gumersinda, mire mis tomates!

VECINA 2 ¡Y mis zanahorias! ¡Están hermosas!

GUMERSINDA Por lo que veo, ya los huertos están produciendo bastante. ¡Y hasta nos sobra!

VECINA 1 Como yo necesito tomates, te los cambio por mis zanahorias.

GUMERSINDA Eso mismo hacía mi abuela y le iba muy bien. Si en una casa cosechan cebollas pueden cambiarlas por papas. Así todas tenemos de todo.

VECINA 2 En mi pueblo se vive así y le llaman makipura.

GUMERSINDA Es el trueque. Se cambian unos víveres por otros. Antes no tenían dinero en las comunidades. Ni monedas ni papelitos. Pero hacían ese intercambio de alimentos. Compartían. Y todo el mundo podía comer.

CONTROL MÚSICA DRAMÁTICA

EUSEBIO Mi comadre Marta continúa atormentada. Apolonio, su marido, ya está en la cárcel. Pero su hijita, violada y embarazada por él, sigue quitándole el sueño.

MARTA ¿Qué hago, amiga, qué hago? Estoy desesperada.

AMIGA Haz lo que hacen miles de mujeres aquí y en todas partes, Marta.
Matildita es una niña. Tiene 12 años. ¿Cómo la vas a condenar a tener un hijo de un violador, de su propio padre?

MARTA Yo no quiero, yo no quiero…

AMIGA Lo mejor sería interrumpir ese embarazo.

MARTA Pero… ¿qué me estás diciendo, amiga? ¿Sacarle? Eso es pecado.

AMIGA ¿Pecado? ¿Quién lo dijo?

MARTA Dios.

AMIGA ¿Dónde lo dijo, cuándo lo dijo? Eso dicen los curas y los pastores. Claro, como ellos no se embarazan… Al que no lleva la carga le parece que no pesa. ¿No has oído esa canción que dice “si el papa fuera mujer el aborto sería ley”?

MARTA No sé, amiga, no sé, me siento confundida… Y mi hija Matildita ni sabe lo que está pasando en su cuerpo. Vomita, se siente mal… Ese desgraciado de Apolonio… al menos, no se nos va a acercar en muchos años.

CONTROL MÚSICA DRAMÁTICA

EUSEBIO La alcaldesa cumplió. Fue al Ministerio de Educación y consiguió autorización para incluir en las clases de primaria y secundaria una asignatura que nunca se enseñaba: sexualidad.

MAESTRA A ver, ¿cómo se llama esta parte del cuerpo de los varones? (SE RÍEN NERVIOSOS)… A ver, tú, Teresita…

NIÑA (NERVIOSA) Se llama… pichula… (SE RÍEN)

MAESTRA Ninguna pichula.

NIÑO ¡Paloma!… ¡Pajarito!

MAESTRA ¿Pajarito? Háganle volar al pajarito… Ni paloma ni pajarito. Se llama pene. Los varones tienen pene y las niñas tienen…

NIÑA ¡Chepita, maestra!

MAESTRA Ninguna chepita ni chuchita. Se llama vagina. Pene y vagina. No hay que tener vergüenza de decir pene y vagina. Todas las partes de nuestro cuerpo son lindas y dignas de respeto.

NIÑA Pero, profe, si yo digo esas palabras en casa… mi abuela me da un jalón de orejas.

MAESTRA Porque tu abuelita y algunas personas mayores fueron educadas a la antigua… y siguen con esa mentalidad conservadora.

NIÑO Profe, pero esas partes son… son sucias.

MAESTRA ¿Qué partes?

NIÑO Esas, las que usted dice…

MAESTRA Dilas tú. A ver, sin miedo… Di “pene y vagina”…

NIÑO Pene… vagina…

MAESTRA Ninguna parte de nuestro cuerpo es sucia. Lo sucio es lo que a veces hacemos con nuestro cuerpo. O lo que nos hacen. Si yo te meto un puñete estoy dañando tu cuerpo. Si te hago bullying, si te molesto todo el tiempo, estoy dañando tu mente. También si viene un señor desconocido y se pone a tocar tu pene y tu vagina, a decirte cosas feas… Él es el sucio que quiere dañar tu cuerpo y tu mente. Y ustedes no pueden permitirlo.

EUSEBIO En la escuela, la muchachada está muy contenta. La maestra, en la clase de biología, les está enseñando sexualidad. Yo, de curioso, me fui a escuchar por la ventana…

NIÑO Profe, ya sabemos cómo se llaman nuestras partes… Pero… ¿para qué sirven?… Explique.

MAESTRA Bueno, lo primero es que sirven para orinar, para hacer pis. Eso lo saben muy bien ustedes. Ustedes ya son niños grandes, adolescentes.

NIÑA (PÍCARA) ¿Y para qué más sirven, maestra?

MAESTRA Sirven para la cosa más linda que hacemos los seres humanos: el amor. Una mujer y un varón se unen, se abrazan, se quieren… y en ese abrazo el pene del varón entra en la vagina de la mujer. Cuando se hace por cariño, por amor, eso da mucho placer, es muy rico.

NIÑA ¿Y eso no es malo, maestra?

MAESTRA ¿Por qué malo? Es un acto de amor. Es malo, malísimo, si se hace a la fuerza. Eso es lo que se llama una violación. Que un hombre abusador fuerce a una niña o a un niño a tener sexo. Eso es un delito grave y ustedes no deben permitir que nadie, oigan bien, nadie abuse de sus cuerpos. ¿Entendido?

TODOS ¡Sí, maestra!

EUSEBIO Con palabras sencillas explica. Sin miedo, sin tapujos. Al pan pan y al pene pene, como ella dice. Las chicas y los chicos felices porque aprenden lo que nadie les enseña en sus casas. Pero una señora bien peinada no está tan feliz…

FANÁTICA Señor cura, esto es una emergencia. Una emergencia más peligrosa que la pandemia, peor que la inundación que Dios nos envió en estos días.

CURA ¿De qué se trata, hija mía?

FANÁTICA En la escuela, a donde van nuestros hijos… bueno, los suyos no porque creo que no tiene… (CURA CARRASPEA) … en la escuela están enseñando ideología de género.

CURA ¿Ideología de género?

FANÁTICA Les dicen que las niñas, si quieren, pueden hacerse niños… Que los niños pueden hacerse niñas…

CURA ¿Eso les están enseñando?

FANÁTICA No solo eso, señor cura. (BAJA VOZ) La maestra los desnuda en clase para mostrar las partes íntimas… Les enseña a tocarse… a tocarse hasta que… hasta que… usted sabe.

CURA ¡Eso no se puede tolerar! ¡Ahora mismo vamos donde la directora de la escuela! ¡Vamos antes que se sigan cometiendo estas inmundicias!

EUSEBIO Dios los cría y el diablo los junta. Porque católicos y evangélicos nunca han hecho buenas migas. Pero ahora tienen un enemigo común:

FANÁTICA ¡La ideología de género!

EUSEBIO Así que la bien peinada tuvo que engancharse con el cura porque el pastor de su iglesia, desde que Manuela le salvó a su hija con discapacidad, dio un paso al costado. Mírenlos, a ella y al cura, caminando a grandes zancadas en dirección a la escuela.

FANÁTICA ¡No lo vamos a permitir! ¡Con nuestros hijos no se metan!

DIRECTORA Un momento, señora… Guarde la distancia… No se pegue tanto que no es bolero.

CURA Esas inmoralidades no caben en una escuela cristiana.

DIRECTORA Señor cura, no sé de qué inmoralidades me habla. Yo he revisado los manuales y he escuchado las clases de la maestra a la que ustedes se refieren y no encuentro nada inmoral. En cuanto a lo de escuela cristiana… esta es una escuela pública, del estado. Y el estado es laico. No es cristiano ni budista ni musulmán. Es un estado laico.

CURA Ateo querrá decir usted.

DIRECTORA No, señor cura. No le saque punta a una bola de billar. Laico quiere decir inclusivo, que caben todas las creencias pero no se impone ninguna.

FANÁTICA La educación sexual es responsabilidad exclusiva de las familias.

DIRECTORA Pues no, mi señora. De la familia y de la escuela. Si tuviéramos educación sexual en las escuelas no tendríamos tantas niñas embarazadas, tantas violaciones, tanta violencia contra las mujeres. Esto es un problema de salud pública. Y el estado tiene que intervenir con una educación sexual integral.

FANÁTICA Yo voy a denunciarlos ante la Fiscalía.

DIRECTORA Denuncie lo que quiera. Pero usted sabe de sobra, mi señora, que en las familias no les enseñan nada a los chicos y menos a las chicas. No hablan de eso. Y así, cuando llegan a la adolescencia, cualquier sinvergüenza las engaña con palabras bonitas. O las engatusa por internet… O viene un cura y…

CURA Respetos guardan respetos, señora.

DIRECTORA No prediquemos la moral en calzoncillos, señor cura. Que en este Barrio del Jabonero todos nos conocemos.

CONTROL MÚSICA DRAMÁTICA

MARTA (DESESPERADA) Abortar… pero, ¿cómo, dónde y cuánto cuesta eso? Mi niña no puede continuar con ese embarazo… Es una canallada… Pero, ¿qué hago? Voy a preguntarle a un doctor, el que curó a Matildita cuando agarró aquel sarampión… ¡Ayúdame, virgencita, tú eres mujer y nos comprendes a las mujeres! ¡Ayúdame, virgen María!

CONTROL MÚSICA DE CIERRE

LOCUTORA Una producción de Radialistas Apasionadas y Apasionados.

LOCUTOR Esta historia continuará.

8 AL PAN PAN Y AL PENE PENE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.