ALGO HUELE A PODRIDO (1)

Este radioclip es de texto y no tiene audio grabado.

¿Qué misterio se oculta detrás de la prohibición de las drogas?

SIGUIENTE >>

LIBRETO

LOCUTORA Fumigaciones, detenciones, decomisos, análisis de orina, detectores de rayos X, helicópteros artillados, perros amaestrados…

LOCUTOR En la guerra contra las drogas, muchos países, con Estados Unidos a la cabeza, emplean todos los medios de represión posibles.

LOCUTORA Este esfuerzo, sin embargo, ha sido bastante inútil. Los especialistas dicen que sólo se captura un 5 por ciento de las drogas prohibidas. El 95 restante llega a los consumidores.

LOCUTOR Aumenta el consumo en el mundo entero. También aumenta el costo de la guerra contra las drogas y el poderío de las mafias que controlan países enteros.

LOCUTOR Aumenta, especialmente, el volumen del negocio. Las ganancias suman la increíble cantidad de 400 mil millones de dólares anuales.

LOCUTORA 400 mil millones de dólares representa el 8 por ciento de todo el comercio mundial. Otros expertos doblan esta cifra.

LOCUTOR Para muchos analistas, todo esto ocurre por una sola razón: que las drogas están prohibidas.

LOCUTORA Los mayores males que causan las drogas vienen de ahí: no de que sean drogas, sino de que están prohibidas.

LOCUTOR Por lo tanto, la manera de evitar estos males no sería reforzar la represión sino eliminar la prohibición. El negocio sólo es buen negocio porque es ilegal.

LOCUTORA ¿Legalizar las drogas? Cuando éstas se conviertan en algo tan poco rentable como la venta de papas fritas desaparecería el negocio criminal y sus amargas consecuencias.

LOCUTOR Desaparecerían los asesinatos de jueces por la mafia porque ya no habrá mafia.

LOCUTORA Acabarían las muertes por sobredosis provocadas por la adulteración de la droga. En el negocio de papas fritas, por ser legal, se puede controlar la calidad del producto.

LOCUTOR Se vaciarían las cárceles que sólo en Estados Unidos retienen a más de medio millón de presos cumpliendo condenas por tráfico de drogas.

LOCUTORA No habría más “drogadictos delincuentes”. Nadie necesitará atracar un banco ni asesinar a una anciana para conseguir con qué comprar un paquete de papas fritas.

LOCUTORA Disminuirían muchísimo los adictos. Con los ahorros colosales en policías, cárceles y perros amaestrados sería posible rehabilitarlos y hacer una campaña educativa para que la juventud no desee lo prohibido.

NIÑO Pero si todo esto se conseguiría legalizando las drogas… ¿por qué no se legalizan?

NIÑA ¿Por qué ni siquiera se habla de este tema?

LOCUTOR ¿Qué misterio se oculta detrás de la prohibición de las drogas?

LOCUTORA Espere mañana el siguiente capítulo de…

LOCUTOR ¡Algo huele a podrido!

CONTROL MÚSICA DE SUSPENSE

Segunda parte

BIBLIOGRAFÍA

  • Antonio Caballero, Drogas y Papas Fritas, Revista Semana, Bogotá 1988.
  • Imagen de jorono en Pixabay
ALGO HUELE A PODRIDO (1)

2 comentarios sobre «ALGO HUELE A PODRIDO (1)»

  1. Excelente tener este trabajo a nuestra disposición, siempre había visto la guerra contra las drogas como la hipocresía más grande del capitalismo; algunos me decían loco porque yo también pensaba que se debía invertir en la prevención y no en persecución.
    Gracias ahora tendré mejor argumento…
    Huberto Pinto, CIUDAD GUAYANA, BOLIVAR VENEZUELA.

  2. Me parece un micro que rompe paradigmas será muy bueno pasarlo por la radio de acá, se llama radio Picua 103.9 es comunitaria.
    Cesar, ISLA DE MARGARITA VENEZUELA.

Responder a Anónimo Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.