CAPÍTULO 19 – DOMITILA CHUNGARA

CONTROL MÚSICA CARACTERÍSTICA

NARRADORA Domitila no tiene casa propia. Vive en la Escuela de Formación Política, que ella misma fundó, en una calle empinada del populoso barrio de Wayrakasa, en Cochabamba.

EFECTO PUERTA

DOMITILA Pase, María del Carmen, compañera. Le seguiré contando.

NARRADORA Su cuarto de trabajo está inundado de libros, papeles y fotos del Che Guevara.

DOMITILA Pon agua para el café, hijito, apura. Y busca pancito y azúcar.

NARRADORA Todas las grabaciones las hemos hecho aquí, en este pequeño patio de la Escuela, donde recordó cada momento de su vida, sin resentimiento, siempre sonriendo.

DOMITILA TOSE

NARRADORA Domitila tose. Está sentada tomando el sol. Tose porque tiene cáncer en su pulmón izquierdo.

NARRADORA ¿Dejamos la plática para otro día, Domitila?

DOMITILA No, no, continuemos, continuemos… Es que debe haber testimonio.

CONTROL MÚSICA CARACTERÍSTICA

LOCUTOR DOMITILA

LOCUTORA La rebeldía de las mineras bolivianas.

LOCUTOR Capítulo diecinueve.

LOCUTORA Una Escuela Móvil de Formación Política.

CONTROL MÚSICA CARACTERÍSTICA

NARRADORA Domitila nació en el campamento minero Siglo XX y siempre pensó que

allí iba a morir. Pero todo cambió con el decreto 21060 que cerraba las

minas y botaba a la calle, “relocalizaba”, a 27 mil trabajadores.

DOMITILA En Siglo XX éramos como una gran familia, éramos solidarios, nuestras luchas nos habían hermanado. Y ahora, con la mina cerrada, es como si la madre de todos se estuviese muriendo y no supiéramos a dónde ir. Nos han

sacado de nuestro pueblo y algunos vinimos a Cochabamba, porque

teníamos parientes aquí. Pero fue difícil.

CONTROL RÁFAGA

CAPATAZ Con que usted es minero, de los “relocalizados”… Lo siento, no hay trabajo.

CONTROL RÁFAGA

MAESTRA Lo siento, no tenemos cupo en la escuela para sus hijos.

CONTROL RÁFAGA

VECINO ¿Ustedes vienen de las minas?… Fuera, fuera…

DOMITILA Ni siquiera nos querían alquilar un cuarto, porque decían que estábamos enfermos del “mal de minas” y que eso era contagioso. Muchas familias tuvieron que vivir en carpas en las afueras de la ciudad.

CONTROL MÚSICA DE TRANSICIÓN


NARRADORA Como Domitila era conocida, la invitaban a un lugar, a otro, para que contara su experiencia,
para intercambiar sobre el movimiento obrero, sobre la lucha de las mujeres. En el 90, Domitila y Félix Ricaldes, un dirigente sindical de los zafreros, tuvieron una idea…

FÉLIX Domitila, si algo necesita este país es formación, capacitación. Hagamos algo, compañera.

DOMITILA Eso lo que te digo, Félix. Es lo que hemos soñado tanto tiempo…

FÉLIX Con los contactos que tenemos, ¿qué tal si hacemos una escuela de formación?.

DOMITILA Claro, una Escuela de Formación Política.

FÉLIX Aquí en Cochabamba, pues.

DOMITILA Los campesinos, las mujeres de los clubes de madres, los del sindicato, tal vez no tengan platita para venir a la ciudad.

FÉLIX Entonces, la ciudad va a donde están ellos. Iremos donde están los alumnos. Una Escuela Móvil, Domitila. Aquí en Cocha podemos tener un aula para dar talleres y charlas. Pero si nos llaman de Tarija, vamos a Tarija. Si nos llaman del Chapare, vamos al Chapare.

DOMITILA Claro que sí. A donde nos llamen, iremos.

FÉLIX Lo único que pediremos es la movilidad, dónde dormir y qué comer. ¿Qué dices?

DOMITILA ¡Así se habla, compañero!

NARRADORA Daban un curso aquí y otros sindicatos les pedían más cursos. En esas andanzas se enamoró de Félix Ricaldes. Domitila…

DOMITILA Dime, María del Carmen.

NARRADORA ¿Y cómo fue ese amor? Cuéntame.

DOMITILA (RIENDO) Uy… Félix es un hombre muy bueno. Cuando me propuso vivir juntos, yo le decía: “Debes estar loco, tienes edad para ser mi hijo. Yo soy vieja.” Y él soltaba una carcajada. Él tiene gran respeto por la mujer. Con él me siento joven otra vez.

NARRADORA Domitila y Félix vivieron en Cochabamba. Y la Escuela Móvil se convirtió en su mejor proyecto. Empezaron en Quillacollo. La primera pregunta que hacían a los participantes era: ¿Por qué en Bolivia, siendo un país tan rico, vivimos tan pobremente? Luego, venían otros temas: economía, organización, mujeres…

EFECTO AMBIENTE ESCUELA

DOMITILA A ver, jóvenes, atiendan bien. Estamos luchando por un cambio, ¿no?

Queremos un cambio, necesitamos un país en que todos seamos iguales. Y eso no se aprende en los libros. Se aprende en la vida. Me acuerdo una vez, en la pulpería del campamento…

CONTROL FLASH BACK

DOMITILA En la pulpería había filas inmensas que nunca podían acabar. Las del Comité de Amas de Casa nos decidimos a ordenar las filas. Porque antes venía su mujer del ingeniero y se entraba por la puerta sin filarse. Una vez le digo yo a Yolanda, una compañera:

DOMITILA (PÍCARA) Yolanda, a que no le haces filar a su mujer del ingeniero que está viniendo…

YOLANDA ¿Que no?… Espera, mira y aprende…

EFECTO CANDADO

SEÑORA ¿Qué te pasa, cholita?… ¿Por qué me pones ese candado?… Yo he venido a sacar…

YOLANDA Ay sí, señora, nosotras también, nosotras nos hemos filado desde las cinco de la mañana. Así que, usted también tiene que filarse.

SEÑORA Pero yo…

YOLANDA Pase, haga su filita, igual va a agarrar.

EFECTO APLAUSOS

CONTROL FLASH BACK

DOMITILA La señora del ingeniero se ha filado. Y todas las demás hemos aplaudido a Yolanda. Esa fue una clase de ciudadanía, ¿no ve? Que todos los seres humanos somos diferentes pero valemos igualito nomás.

ALUMNA Domitila, señora Domitila…

DOMITILA Dime, muchacha…

ALUMNA Señora Domitila, dígame, ¿por qué las mujeres bolivianas todavía no salimos adelante?

DOMITILA Por el machismo, pues. Escuchen. El otro día una compañera me contó que no había participado de estos cursos porque su marido no la dejaba. Le dijo que si sus padres la habían “criado burra, así nomás debía quedarse”. Por eso es que la primera batalla que la mujer boliviana debe ganar es en el hogar.

ALUMNA ¿Y la segunda batalla, doña Domi?

DOMITILA La segunda y la tercera y la cuarta es en la organización. Óiganme bien, las mujeres tenemos que participar en la organización, en el sindicato. Y también en la política.

ALUMNO Pero usted no milita en ningún partido, señora Domitila.

DOMITILA Ahora no. Pero sí soy militante de la transformación social. Una transformación que dé poder real al pueblo. Una sola persona no cambia las cosas.Es el pueblo, la participación de todo el pueblo, lo que se necesita. Por eso nos metimos a levantar esta Escuela para la formación política de la gente.

ALUMNO Usted, doña Domitila, usted siempre ha sido revolucionaria… ¿y ahora?

DOMITILA Ahora lo sigo siendo. Pero les voy a ser muy sincera. En Bolivia, un grupo quiere que vuelvan a gobernar los de antes. Y otro grupo quiere cambiar, pero algunos para enriquecerse ellos. Y eso no puede ser. Para eso no hemos luchado. Si la revolución no es ética, no se revoluciona nada.

CONTROL MÚSICA DE TRANSICIÓN

NARRADORA En el 2005, Domitila fue nominada para el Premio Nobel de la Paz, entre mil mujeres destacadas del mundo.

CONTROL MÚSICA DE TRANSICIÓN

NARRADORA ¿Cómo te sientes ahora, Domitila?

DOMITILA Mira, María del Carmen. Yo más antes no me enfermaba de nada. Las únicas vecces que he entrado al hospital ha sido para dar a luz a mis hijos… ¡once hijos que he tenido!… En eso también mi padre ha tenido mucho cuidado… (TOSE) Recuerdo sus palabras…

PADRE (REBER) Hijitas, yo nunca he tenido plata para hacer una casita, nada, ni siquiera una radio hemos podido comprar. Pero la mejor herencia para ustedes es la educación y la salud. Toda platita que he ganado ha sido para que nunca les falte el pan ni los libros.

CONTROL MÚSICA EMOTIVA

NARRADORA Ya la dejo para que descanse, Domitila. Una última pregunta… ¿Qué es lo que más alegría le da a usted actualmente?

DOMITILA ¿Lo que más me alegra? ¿Sabes qué? Ver tanta mujer con la cabeza levantada. Para nosotras no fue fácil. Teníamos primero que vencer nuestros miedos, vencer al qué dirá la gente, vencer a las suegras, a los mismos hijos, los esposos y hasta los dirigentes… Ahora tenemos mujeres de lucha que participan en todo.

CONTROL MÚSICA EMOTIVA

LOCUTOR Domitila murió el 13 de marzo del 2012 casi cumplidos los 75 años de edad. Murió tan pobre como había vivido. Y tan digna como las valientes mujeres del Comité de Amas de Casa del campamento minero Siglo XX.

DOMITILA https://www.youtube.com/watch?v=v5zBhWO1Nf4

CONTROL MÚSICA EMOTIVA

NARRADORA Cuando me despedí de ella, pocos meses antes de su muerte, aún resonaban en mi cabeza sus palabras rebeldes y democráticas:

DOMITILA Una sola persona no cambia las cosas.Es el pueblo, la participación de todo

el pueblo, lo que se necesita.

EFECTO https://www.youtube.com/watch?v=rQwzH2IRtbA 0:26-0:30

DOMITILA NO HA MUERTO, DOMITILA NOS ESTÁ ILUMINANDO…

GRACIAS DOMITILA POR DARNOS DEMOCRACIA

LOCUTOR Una producción de la Fundación Rosa Luxemburg y Radialistas Apasionadas y Apasionados.

CAPÍTULO 19 – DOMITILA CHUNGARA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.