CAPÍTULO 4- EN LA FÁBRICA DE BOMBAS MOLOTOV

Argelia Laya había entrado a militar en Acción Democrática, el partido de otro Rómulo, Rómulo Betancourt, que se oponía a la dictadura de Pérez Jiménez. Pertenece a la serie: Argelia Laya, ¡tremenda mujer, vale!

<< ANTERIOR || SIGUIENTE >>

LIBRETO

VOZ DE ARGELIA Era mi deber luchar para buscar la transformación de una
sociedad injusta donde yo no quería que crecieran mis hijos. Una de las cosas que yo me planteaba cuando nació Perucho, a los pocos meses de él haber nacido fue que se dio el derrocamiento de Rómulo Gallegos, yo escuchaba los disparos y las cosas… Y yo decía: yo no voy a permitir que mi hijo viva en una dictadura como la de Juan Vicente Gómez. Yo no lo voy a permitir.

CONTROL MÚSICA CARACTERÍSTICA

LOCUTORA Argelia Laya.

VOZ POPULAR ¡Tremenda mujer, vale!

LOCUTOR Capítulo cuatro

LOCUTORA En la fábrica de bombas molotov.

CONTROL MÚSICA CARACTERÍSTICA

NARRADOR A los pocos meses de haber nacido el hijo de Argelia, una
Junta Militar con Carlos Delgado Chalbaud a la cabeza dio un golpe de estado y derrocó al presidente Rómulo Gallegos.

EFECTO VOZ DE PEREZ JIMÉNEZ

NARRADOR Delgado Chalbaud, el candidato que iba a presidir el país, fue secuestrado y asesinado en 1950. En elecciones fraudulentas, tomó el poder Marcos Pérez Jiménez. Así comenzó la larga y sangrienta tiranía de este general evangelista.

MUJER 1 Este no es lugar seguro, Argelia.

ARGELIA ¿Y dónde paso la noche, dónde me meto?

MUJER 1 No sé, escóndete en la pulpería, que ahí hay muchos corotos…

NARRADOR Llegaba a una casa y de repente tenía que salir por la puerta de atrás porque los tombos la buscaban. Fue astuta Argelia. Nunca la agarraron.

ARGELIA Yo creo que hasta aquí llegué yo, compañeros.

ADECO ¿Qué dice la negra Argelia?

ARGELIA Que me voy.

NARRADOR Argelia Laya había entrado a militar en Acción Democrática, el partido de otro Rómulo, Rómulo Betancourt, que se oponía a la dictadura de Pérez Jiménez.

ADECO Pero, ¿qué te pasa a ti, negra jodida?

ARGELIA ¿No se dan cuenta que ustedes, los adecos, han botado a la basura el lindo programa de justicia social que tenía el partido? Iban a cambiar a Venezuela y los que han cambiado son ustedes. Todos buscando su tajada.

ADECO No exagere, compañera.

ARGELIA Me quedo corta. Los dirigentes llaman a la base para hacer resistencia clandestina… Y los que llaman no aparecen. Hacen como el capitán araña. Aquí está mi carnet.

NARRADOR Argelia renunció al partido Acción Democrática y se matriculó en el Instituto Pedagógico Nacional, en Caracas.

ROSARIO ¿Vas a seguir estudiando, muchacha? ¿Qué más te quieres meter en la cabeza, mija?

ARGELIA Hay una carrera nueva, mamá. “Filosofía y Ciencias de la Educación”. Voy a aprender eso para que las escuelas de este país no sean lo de “la letra con sangre entra” como decía aquella maracucha fanfarrona.

ROSARIO ¿Y quién va a cuidar a tu hijo Peruchito?

ARGELIA Tú me ayudas, mami. Y yo te prometo que voy a llegar temprano pá hacerle la comida.

ROSARIO Mentira… Llegas y te vas a tus reuniones del partido…

ARGELIA Ya dejé ese partido…

ROSARIO Y te meterás en otro, negra mandinga… Vuelve la burra al trigo…

ARGELIA ¡Ay, mamá!

NARRADOR El partido comunista de Venezuela, el PCV, había organizado una gran huelga petrolera contra Pérez Jiménez. El dictador empezó a perseguir a sus militantes.

ARGELIA Ese es el partido que me convence. Menos palabras y más acción.

ROSARIO Pero ese partido es comunista, muchacha… ¿Ese no es el de Jesús Faría y todo su combo?

ARGELIA ¿Y qué es el comunismo, mamá, dime? En este país llaman comunista al que lucha por la justicia. Papá era comunista, entonces.

ROSARIO No, mi Pedro María era montonero. Cimarrón. Revolucionario.

ARGELIA Es lo mismo, mamá. Jesucristo también fue comunista, según me han explicado.

ROSARIO Argelia, hija mía, ¿tú qué quieres, mija?

ARGELIA Justicia, mamá, justicia para los pobres. Justicia para las mujeres. Yo no quiero que mi Perucho crezca en una dictadura como ésta.

CONTROL TRANSICIÓN

DIRECTOR La he llamado para decirle que usted no puede seguir estudiando en este Pedagógico.

ARGELIA ¿Por qué?

DIRECTOR Por lo que usted sabe.

ARGELIA Yo no sé, así que dígamelo usted.

DIRECTOR Señorita Laya, o “señora” porque entiendo que ya usted tiene un hijo, usted está metida en líos.

ARGELIA ¿En qué líos, señor… o señorito, porque yo no sé si usted tiene hijos?

DIRECTOR Compórtese. Usted sabe en lo que anda. Usted es una comunista.
Y aquí no queremos ñángaras, ¿entiende?

CONTROL MÚSICA DRAMÁTICA

NARRADOR La botaron del Instituto Pedagógico.

AMIGA ¿Y qué vas a hacer, Argelia? ¿Dónde vas a trabajar, dónde vas a dar clases?

ARGELIA No te sofoques, amiga, tengo chance en un liceo privado y en la División de Higiene Mental Escolar.

AMIGA ¿Y el partido?

ARGELIA Ah, no, eso yo no lo dejo por nada. Hay que continuar la lucha contra este muérgano de Pérez Jiménez.

NARRADOR En una de las reuniones del partido, allá por el año 52, conoció a Rafael Elino. Se enamoró. Se casó y se fue a vivir con él.

RAFAEL Deja ya esos papeles, negrita, que ya es muy tarde… Ven a acostarte.

ARGELIA Acostada después. Primero de pie. Hay muchas cosas urgentes. Me voy, Rafa.

RAFAEL ¿A dónde te vas?

ARGELIA A la reunión del partido.

RAFAEL ¿Estás loca? ¿A esta hora?

ARGELIA Esta es la hora buena, no hay tombos en la calle…

RAFAEL Pero… ¿pá qué yo me casé contigo si tengo la cama vacía?

ARGELIA Guá, ¿no me digas? Entonces, Rafa, ¿tú te casaste para tener un buen cuero en la cama y una empleada en la cocina y con la plancha y la escoba?

RAFAEL No, negrita, no es eso, pero no hay que exagerar. Tú eres mi esposa. ¿O no?

ARGELIA Esposa, no esposada.

RAFAEL ¿Qué significa eso?

ARGELIA Que yo creo, como dijo el Principito, que el amor no es mirarse uno al otro, sino mirar ambos en la misma dirección.

RAFAEL ¿Quién carajo es ese principito? ¿Quién te enseñó eso a ti, mujer guacharaca?

ARGELIA Un libro que me trajo un amiga argentina. Yo leo, estudio, aprendo… ¿Y tú?

CONTROL MÚSICA DRAMÁTICA

NARRADOR El dictador Pérez Jiménez había desatado una escalada de persecución, cárceles y asesinatos contra varios dirigentes del Partido Comunista.

MILITANTE 1 Camaradas, hay que ponerse las alpargatas que lo que viene es joropo. La represión está fuerte.

MILITANTE 2 ¿Qué vamos a hacer, camarada?

MILITANTE 1 Esta noche vamos a pintar letreros en las calles. Vamos a la Avenida Universidad, a la Guzmán Blanco, al bulevar de Sabana Grande… ahora nos distribuimos…

ARGELIA ¿Cuál me toca a mí, camarada?

MILITANTE 2 A usted no, compañera.

ARGELIA ¿Cómo que no? ¿Por qué?

MILITANTE 2 Porque es un trabajo muy peligroso. Hay que salir corriendo si vienen los de la Seguridad…

ARGELIA Yo he corrido bastante por la playa de Barlovento.

MILITANTE 2 No, no, ese no es trabajo para mujeres.

ARGELIA Mire, camarada, mi padre me enseñó que todo lo que hace un hombre lo puede hacer una mujer. Así que…

MILITANTE 1 Bajo su responsabilidad…

ARGELIA Siempre he vivido “bajo mi responsabilidad”.

CONTROL CORTINA DRAMÁTICA

MILITANTE 1 ¿Quién puede llevar estas arepas a la cárcel de El Obispo?

ARGELIA Yo puedo, compañero. Sí, sí, ya sé… “bajo mi responsabilidad”.

NARRADOR Argelia llevaba comida a los presos y les servía de correo,
arengaba para las protestas callejeras, unas veces se llamaba Marina, otras Laura, para ocultar su identidad. Con un poco de maña, logró ingresar nuevamente al Instituto Pedagógico y se graduó en 1955.

ARGELIA ¿Por dónde es el camino, camarada?

MILITANTE 1 Shssss… Venga conmigo…. Por aquí…

NARRADOR Durante el día, Argelia daba clases y por la noche iba a una casa de San Agustín del Norte donde el Partido Comunista había instalado una fábrica clandestina de bombas molotov.

ARGELIA Ingeniero Chente Acosta, ¿qué puedo hacer yo aquí?

CHENTE Lo mejor que puede hacer es… irse.

ARGELIA ¿Cómo que irme?

CHENTE Negra, usted es más útil como correíto o agitando a la gente. Vaya a repartir volantes pá el paro general que estamos armando.

ARGELIA Todos los volantes que me dieron ya los regué por el barrio. Ahora quiero aprender a fabricar bombas. Todo lo que hace un hombre lo puede hacer una mujer. ¿O no lo sabía, ingeniero Chente?

CHENTE Pues… pues… ¡pá luego es tarde! Venga conmigo… (SE ALEJA)

CONTROL MÚSICA DRAMÁTICA
VOZ DE ARGELIA Yo comencé a participar en la política a partir de los 14 años. Me inicio en la política porque mi padre y mi madre eran dos personas sumamente comunicativas y ellos desde pequeños nos enseñaron que había que luchar por la democracia, por la libertad, por los derechos de la gente. Ellos me enseñaron a mí a luchar por mis derechos como persona y como mujer.

CONTROL MÚSICA CARACTERÍSTICA

LOCUTORA Argelia Laya. Una producción de la Fundación Rosa Luxemburg y Radialistas Apasionadas y Apasionados con la participación de migrantes venezolanas y venezolanos.

Siguiente

BIBLIOGRAFÍA

CAPÍTULO 4- EN LA FÁBRICA DE BOMBAS MOLOTOV

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.