CAPÍTULO 3- NINGÚN HIJO ES ILEGÍTIMO

En aquellos años fue Secretaria de Cultura de los Estudiantes Normalistas y directora del periódico de este centro educativo. Después la eligieron en la Federación de Jóvenes Evangélicos de Venezuela. También dirigenta de la Unión de Muchachas Santa Rosalía, del Centro Cultural y Deportivo de la parroquia El Cementerio y luego… Pertenece a la serie: Argelia Laya, ¡tremenda mujer, vale!

<< ANTERIOR || SIGUIENTE >>

LIBRETO

NARRADOR La platica ganada en la lotería se acabó pronto. Rosario, madre
de Argelia, ahora viuda, no conseguía trabajo y mantener las cuatro bocas de sus hijas y de Pedrito no era tarea fácil.

PEDRITO Tengo hambre, mami…

OTRAS ¡Yo también!

ROSARIO No alcanza, muchachos, no alcanza. Tienen que dejar la escuela porque los cuadernos no se comen. Tú, Pedrito, a buscar una chamba en lo que sea. Tú también, Fielita.

PEDRITO No, mamá, yo quiero estudiar.

ARGELIA Y yo también.

ROSARIO Y yo quiero la Luna, hija. Pero ¿con qué rabo se sienta la
cucaracha, dime, ah?

CONTROL MÚSICA CARACTERÍSTICA

LOCUTORA Argelia Laya

VOZ POPULAR ¡Tremenda mujer, vale!

LOCUTOR Capítulo tres

LOCUTORA Ningún hijo es ilegítimo.

CONTROL MÚSICA CARACTERÍSTICA

ARGELIA Mamá, yo no sé cómo, pero yo voy a estudiar. Y voy a seguir los pasos de papá.

ROSARIO ¿Cuáles pasos, mija?

ARGELIA A mí no se me borra lo que él decía… “Tenemos que luchar pá que las cosas cambien”.

NARRADOR A pesar de las dificultades económicas, Argelia y su hermana menor Renée acabaron la primaria. Era el año 1940.

ROSARIO Hija, Argelia, ahora ya me puedes ayudar en la casa… ¿o es que tienes novio y ya te quieres casar?

ARGELIA ¿Estás loca, mami? Ni en casa ni casada.

ROSARIO No te entiendo, hija. ¿Qué quieres hacer?

ARGELIA Seguir estudiando, mami. Tengo 14 años, yo…

ROSARIO ¿Estudiar más? Pero, ¿pá qué, muchacha? ¿Tú quieres ser una doctora o qué?

ARGELIA Doctora no. Maestra. A mí lo que me gusta es enseñar.

ROSARIO ¿Enseñar qué, muchacha?

ARGELIA Lo que sea, mamá. Pero enseñar.

CONTROL TRANSICIÓN

NARRADOR Argelia Laya ingresó a la Normal de Caracas, la escuela Gran Colombia. A veces no tenía zapatos para ir a las clases. Llegaba a la Biblioteca Nacional para copiar capítulos enteros de los libros que mandaban a estudiar.

ARGELIA Un amigo me regalaba papel de imprenta. Y yo los cosía y hacía mis cuadernos.

NARRADOR Estudiaba pero se metía en todo. En aquellos años fue Secretaria de Cultura de los Estudiantes Normalistas y directora del periódico de este centro educativo. Después la eligieron en la Federación de Jóvenes Evangélicos de Venezuela. También dirigenta de la Unión de Muchachas Santa Rosalía, del Centro Cultural y Deportivo de la parroquia El Cementerio y luego…

ROSARIO …. y tú te vas a volver loca, mija, tú no puedes estar metía en todo, tú no puedes estar cargando tanto, muchacha…

ARGELIA ¿Y cómo les digo que no, mami, si me lo piden?

ROSARIO Es que tú siempre has sido la que lleva la banderita… desde que jugabas a los caciques allá en Río Chico… ¡Guá, si tú sigues así, vas a acabar de presidente de Venezuela!

ARGELIA Será presidenta, mamá, no te olvides que somos mujeres… ¿Y por qué no? Este país lleva más de cien años gobernado por varones… ¡y mira dónde estamos con tanto muérgano de fuera y tanto arrastrao de adentro!

ROSARIO ¡Óyela!… Esta hija mía se cree la reina del arroz con pollo.

CONTROL TRANSICIÓN

NARRADOR En 1945, Argelia Laya se graduó en la normal Gran Colombia…

ARGELIA ¡Mira mi título, mami!… ¡Ya soy maestra!… Y nunca me rasparon. A pesar de todos los bochinches en que me metí, saqué las mejores notas.

ROSARIO Es que tú eres un cerebrito, muchacha.

NARRADOR Argelia había cumplido los 19 años y quería ir a dar clases en
Ciudad Guayana.

MAESTRO No, no, no. Allá no aceptan mujeres.

ARGELIA ¿Y por qué?

MAESTRO Porque no.

ARGELIA ¿Y en Santa Elena de Uairén?… Tengo una amiga ahí que…

MAESTRO No, no, no. Donde hay plazas es en el Zulia.

ARGELIA Pues, entonces… ¡pá allá mismo es!

CONTROL CORTINA ZULIANA

PROFESORA No, señorita Laya. A los niños hay que corregirlos, ¿entiende?
Enderezarlos.

ARGELIA Disculpe usted, pero… ¿usted cree que con reglazos y arrodillándolos sobre piedritas usted los endereza?

PROFESORA La letra con sangre entra, señorita Laya, así nos enseñaron los mayores.

ARGELIA Pues a mí me enseñaron que con dulzura y amor se enseña mejor. Con sangre lo que entra es miedo.

PROFESORA ¿Qué sabe usted, negrita alzada, usted que recién llega y quiere cambiar las reglas? Aquí se hacen las cosas como se hicieron siempre. Y punto.

CONTROL MÚSICA DRAMÁTICA

NARRADOR Argelia tenía 21 años. Con su hermano Pedro fue a una fiesta y un tipo echó una píldora de yohimbina en su vaso. La drogó y abusó de ella. José Antonio Guevara es el nombre del violador.

CONTROL MÚSICA DRAMÁTICA

ARGELIA Amiga, tengo un retraso… Creo que… que estoy embarazada.

AMIGA Eso es fácil de resolver, Argelia…

ARGELIA ¿Aborto?

AMIGA Sí, yo conozco una señora que lo hace bien…

ARGELIA Pero yo no… yo no…

AMIGA ¿No tienes plata?

ARGELIA No, no es eso, Ale…

AMIGA Ya sé lo que te pasa… que diosito te va a castigar, te va mandar al infierno si cometes ese pecado…

ARGELIA Ni lo pienses, amiga… Mis abuelos, mejor dicho, mis tatatatarabuelos eran yorubas, en África. Y los yorubas creen en Yemanyá, la madre universal que protege a las mujeres embarazadas.

AMIGA ¿Y qué me cuentas con eso, Argelia?

ARGELIA Que Yemanyá protege a las que paren y protege a las que abortan. Ella comprende a las mujeres porque ella es mujer también.

AMIGA Pues los curas dicen otra cosa…

ARGELIA ¿Qué sabrán ellos? Yo no creo en ninguno de esos cuentos.

AMIGA ¿Entonces?

ARGELIA Voy a seguir adelante. Ya lo decidí y no me preguntes por qué.

AMIGA Bueno, amiga, cuenta conmigo pá las verdes y pá las maduras.

ARGELIA Gracias, Ale.

AMIGA Pero te advierto que vas a perder el trabajo porque las maestras no pueden ser madres solteras. Una compañera mía hasta se suicidó porque había salido preñá sin casorio.

ARGELIA Yo sé… Pero, ¿sabes qué voy a hacer? Le mando una carta al nuevo Ministro de Educación.

AMIGA ¿Y?

ARGELIA Él comprenderá. Él es negro como yo.

CONTROL MÚSICA DRAMÁTICA

NARRADOR Como ya estaba aprobada la Constitución del 47 y Argelia conocía bien el texto porque había participado en las discusiones, le mandó una carta al doctor Prieto Figueroa, Ministro de Educación, recientemente designado por el presidente Rómulo Gallegos. En su carta apelaba al derecho constitucional de Protección a la Maternidad independientemente del estado civil.

FUNCIONARIO El ministro Prieto dirá lo que quiera, pero…

ARGELIA Pero, señor supervisor…

FUNCIONARIO No le vamos a abrir expediente, maestra Laya. Pero…

ARGELIA Pero, ¿qué?

FUNCIONARIO Pero tenemos que sancionarla por unos meses.

ARGELIA ¿Por qué motivo, si puede saberse?

FUNCIONARIO Por inmoral.

ARGELIA ¿Inmoral yo? ¿O inmoral el canalla que me violó?

FUNCIONARIO En todo caso, usted va a traer al mundo un hijo ilegítimo.

ARGELIA Me disculpa, señor supervisor, pero todos los hijos son legítimos. Los ilegítimos serán los machos que preñan y abandonan, los que violan, los que acosan a las mujeres.

NARRADOR La mandaron a la Guaira a una escuela que existía solo en papeles. Argelia, ayudada por los vecinos, levantó un aula donde daba clases a las niñas y los niños del lugar.

ARGELIA ¿Qué me importa, vale? Yo doy clases hasta bajo una mata ‘e mango.

CONTROL MÚSICA ALEGRE

EFECTO LLANTO DE RECIÉN NACIDO

NARRADOR Dio a luz y le puso a su hijo el mismo nombre de su papá y el de su hermano: Pedro. Cuando después se mudó a una urbanización en el sector Sarría, en la puerta de su apartamento colocó una placa con el nombre de…

ARGELIA Perucho.

NARRADOR … como afirmando su derecho a decidir.

VOZ DE ARGELIA Pero… yo me decidí a participar de manera directa en la
organización, en la promoción de la mujer por sus derechos, a partir de que fui víctima de una violación que fue lo que me pudo comprobar hasta dónde puede llegar la discriminación y el menosprecio hacia la mujer en una sociedad.

CONTROL MÚSICA CARACTERÍSTICA

LOCUTORA Argelia Laya. Una producción de la Fundación Rosa Luxemburg y Radialistas Apasionadas y Apasionados con la participación de migrantes venezolanas y venezolanos.

Siguiente

BIBLIOGRAFÍA

CAPÍTULO 3- NINGÚN HIJO ES ILEGÍTIMO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.