¿CÓMO NACIÓ EL AMOR?

La mujer es el único mamífero que no tiene celo. ¿Por qué?

CONTROL UNA BALADA DE AMOR

POETA El amor es el sentimiento más puro y sublime de todos. Es fuego divino, germen de toda poesía.

LOCUTORA ¡El amor!… ¿De dónde viene, quién lo infundió en nuestros corazones?

LOCUTOR Una moderna teoría antropológica nos da una pista muy sugerente.

CONTROLSICA NEW AGE

LOCUTORA Hay un hecho curioso en la naturaleza: la mujer es el único mamífero que no tiene “celo”, es decir, no da señales externas de su fertilidad.

LOCUTOR En los días de la ovulación, la mujer no indica de ninguna manera que puede ser fecundada.

EFECTO GATO MAULLANDO

LOCUTORA Quien tenga una gata o una perrita sabe lo que ocurre durante la época del celo. La región genital emana un “aroma” que excita a los machos de las cercanías.

LOCUTOR En las manadas de mamíferos, estos olores provocan violentas luchas entre los machos.

LOCUTORA El macho dominante expulsa a los competidores y fecunda a las hembras que están en celo.

LOCUTOR Así hacen también los gorilas y otros monos, parientes nuestros.

EFECTO RUIDOS DE SELVA

LOCUTOR De esta forma, la naturaleza asegura que los más fuertes y adaptados, sean los que hereden el mejor patrimonio genético.

CONTROLSICA NEW AGE

MUJER Pero, profesor, explíqueme… Si así es la cosa, ¿por qué las mujeres no tenemos eso que usted llama “celo”?

CIENTÍFICO Escucha. Vamos a hacer un ejercicio de imaginación. Retrocedamos a nuestros antepasados, hace unos 4 millones de años. Las hembras de aquellos primeros homínidos sí tenían celo, ellas anunciaban el momento adecuado para ser fecundadas.

MUJER Como hacen todos los mamíferos…

CIENTÍFICO Sí. Pero ahora, imaginemos que en este grupo de homínidos nace una hembra con una mutación, un cambio genético: el de no tener celo. ¿Qué sucedería?

MUJER Pues… pues no sé.

CIENTÍFICO Sucedería que al macho dominante no le interesaría juntarse, aparearse con esa hembra extraña que no anuncia su fertilidad.

MUJER Pero, profesor, a lo mejor a algún otro macho…

CIENTÍFICO Exacto. Otro macho de menor categoría, al no encontrar oposición por parte del jefe, se habrá unido a la hembra despreciada.

MUJER ¿Y entonces?

CIENTÍFICO Aquella hembra no tenía celo, pero era fértil. Por ley de herencia, sus hijas habrán nacido con el mismo, cambio, la misma mutación que ella: no tener celo. Y precisamente por no tener celo, estas hembras habrán podido distanciarse del macho dominante, liberarse, y establecer relaciones con los otros machos del grupo.

MUJER ¿Y así se fueron formando las primeras familias?

CIENTÍFICO Así mismito. Así nacieron las primeras parejas estables.

CONTROLSICA ROMÁNTICA

LOCUTORA Muy probablemente, éste fue el origen del amor. Porque rota ya la dictadura del celo como señal de apareamiento, los machos podían fijarse en otros atributos de la compañera.

LOCUTOR Y las hembras, superado el deber de fecundación con el macho dominante, podían escoger al compañero que más les gustara.

LOCUTORA Después, con el correr del tiempo, a lo largo de la evolución, comenzaron las miradas y las caricias.

POETA El amor es el sentimiento más puro y sublime de todos. Es fuego divino…

LOCUTORA … Después vino el romance puro, la poesía sublime, y hasta la pasión de Romeo y Julieta.

LOCUTOR Pero en los inicios, fue algo tan simple como la ausencia de olores durante la ovulación la que promovió un aroma mejor, eso que hoy llamamos amor.

BIBLIOGRAFÍA
Owen Lovejoy, Evolution of human walking, Scientific American, 1988.
¿CÓMO NACIÓ EL AMOR?

3 comentarios sobre «¿CÓMO NACIÓ EL AMOR?»

  1. Me gustaría que se investigase más con respecto a este tema. El hecho de que no hayan señales visibles en la mujer o que el hombre no pueda percibir algún olor evidente no quiere decir que pruebe que la mujer no experimente, durante algunos días, mayor predisposición al sexo y sexo no es amor y atracción no es amor, sólo una probabilidad… me parece. Investigar más es lo que propongo.
    Abrazos para ustedes.
    Ivonne López, QUITO, ECUADOR.

  2. Osea que el AMOR nació de la ibertad. Entiendo que, los instintos de nuestras antepasadas nos llevaron de la esclavitud procreativa, al acercamiento amoroso con ternura, caricias, miradas, etc., con el bello deseo de com-partir nuestros cuerpos desde la elección libre y sin la presión de sólo procrear. No sé si hago una pregunta o si dejo sencillamente estas palabras para el comentario… ¿Lo hacemos con música y hablándonos despacito?
    Lesbia, SWANSEA UK.

  3. Me parece interesante, pero un poco reductiva esta visión. Veo que el libro del que sacan la teoría es del 88… han pasado ya varios añitos como para creer que esto sea del todo cierto. Yo creo que algo tan hermoso y sublime como el amor, nace de algo mucho más hermoso y sublime que el amor mismo, algo sobrenatural que no puede ser reducido a un tema de feromonas y fluídos corporales. El autor del amor no es el deseo o la necesidad de procreación, de eso estoy segura…

    Un abrazo y me sumo a la opinión de Ivonne… habrá que investigar más.
    Mónica Arango, AREQUIPA, PERÚ.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.