COPYLEFT

Este radioclip es de texto y no tiene audio grabado.

Libre reproducción, difusión y distribución del conocimiento

A los cuatro vientos nos contaron el cuento de que todo se compra y se vende. Que todo tiene dueño. Que nada se regala. Son tiempos, dicen, de libre mercado.

Hasta las ideas deben ser de propiedad privada. Pero no de sus autores, sino de las grandes corporaciones y transnacionales que compran los derechos.

Escritoras y cantantes, artistas y diseñadoras de software, terminan vendiendo su trabajo al mejor postor y recibiendo por ello una miseria.

Pero los tiempos cambian y, por suerte, no todos ni todas se creyeron el cuento.

El conocimiento es hoy, más que nunca, de dominio público. Internet se ha convertido en la herramienta de socialización número uno.

En la Web todo o casi todo existe, y es el mejor vehículo para compartir el conocimiento. En la aldea global no se esconde nada.

Los derechos autorales ya no se reservan. La nueva tendencia gira de derecha (copyright) a izquierda (copyleft). Ahora los derechos son compartidos.

En muchos documentos ya aparece este icono copyleft en vez del conocido © (que significa derechos reservados) .

El copyleft es una nueva licencia de publicación de contenidos. Por ejemplo, si realizas una producción de radio puedes publicarla en tu página Web bajo esta modalidad.

Esto no significa que quien la descarga se pueda apropiar de ella, quitarle la cola final y pasarla como un trabajo suyo. Eso no. Pero sí puede reproducirlo, distribuirlo y difundirlo sin restricción, sin pedir permiso y sin costo alguno, citando la fuente y la autoría.

Si te fijas, las producciones de RADIALISTAS están en esta modalidad. Bajo esta nueva licencia pública, solidaria y libre se encuentran también muchos documentos en la Web.

De esta forma, todas y todos ganamos. Para los usuarios es más fácil conseguir materiales, y los autores garantizan que su trabajo llegue a un público mucho mayor.

Esta nueva filosofía fue inspirada por Richard Stallman, quien puso en funcionamiento el proyecto GNU, origen del Linux actual.

En 2001 se fundó la organización Creative Commons con el propósito de desarrollar licencias para creativos y creativas que quieran publicar sus obras sin limitar los derechos de copia y distribución.

Estas leyes han sido recogidas en algunas legislaciones, como es el caso de la española. También en España se ha constituido la Fundación Copyleft con el objetivo de potenciar y afianzar la cultura copyleft

En cada rincón del planeta aparecen iniciativas como éstas que contribuyen a demostrar que la ciudadanía, cada vez más, tiene acceso libre al conocimiento.

Y colorín colorado, este cuento… está publicado bajo licencia copyleft. Puede ser distribuido sin permiso. (¡Agradecemos citar la fuente!).

COPYLEFT

Un comentario sobre «COPYLEFT»

  1. En Perú no sería posible ninguno de estos sucesos. En primer lugar porque lamentablemente a pesar de que los libros están por los “suelos” literalmente. Nadie los compra, si ni siquiera existe la afición por la lectura física. Mucho menos sería posible de forma virtual. Además si es que no se consiguen los software por Internet; se los consiguen en Wilson, baratito nomás, o qué dicen de los CD’s; solo hay que ir al famoso “hueco”, en Abancay. El Gobierno primero tendría que solucionar que el acceso a Internet, que en su gran mayoría; es solo para enfermos pedófilos, jóvenes adictos al Chat y uno que otro estudiante fanático del control + C y el control + V. Copiar y pegar la tarea. ¿Espíritu de investigación? … sí claro.

    La era de la información…pero, para quién…para los ricos del poder. Sombrío, muy sombrío el futuro.

    Estoy convencido que los autores pueden compartir sus derechos; sin necesidad de llegar a la exclusión de nadie. Que los músicos pueden vivir también de sus presentaciones en vivo, que no siempre se deben reservar los derechos de autor, pero sí respetar los de autoría, que rechazo la usurpación de las obras, que no puedo tolerar una nueva sociedad; donde los excluidos seamos aquellos que no pagamos como los adinerados y que al compás del baile de los que sobran; no tengamos el mismo acceso a la información, al conocimiento, a la tecnología, y que ésta solamente sea controlada por sociedades secretas y reducidas. Solamente los elegidos ¡Acceso libre al conocimiento sin barreras, ni limitaciones! Adiós copyright. Bienvenido Copyleft .
    Franz, LIMA, PERÚ.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.