EL FAMOSO PUNTO “G”

¿Existe, no existe, dónde se esconde?

LOCUTOR A continuación, nuestro habitual espacio “El consultorio sexual de la doctora Miralles”.

CONTROL CARACTERÍSTICA CONSULTORIO

DOCTORA Amigas y amigos, ¿cómo están? Les cuento que he recibido muchos correos desde el último programa pidiendo las reglas del Erotikón… Eso quiere decir que ustedes buscan un amor más divertido, más alegre… Bueno, hoy también vamos a divertirnos y aprender algo nuevo…

CONTROLSICA IRÓNICA

HOMBRE No lo encuentro, mi amor… Voy desde la A hasta la Z, pero no lo encuentro…

CHICA (RÍE)

HOMBRE (RIENDO TAMBIÉN) Oye, ¿de qué te ríes?

CHICA Has tocado el alfabeto entero… menos la G… Ven, te voy a decir dónde está ese punto…

CONTROLSICA IRÓNICA

DOCTORA El punto G… El famoso punto G… ¿Existe, no existe, dónde se esconde? De eso vamos a conversar hoy. Y comenzaré diciéndoles que el punto G lo puso de moda un ginecólogo alemán, Ernest Grafenberg, en los años 50. La G es por la inicial de su apellido, Grafenberg. En realidad, el punto G no lo descubrió ningún alemán… Era conocido desde hace tiempo pero con otros nombres… Los chinos, por ejemplo, lo llamaban “la perla negra”…

EFECTO TELÉFONO

DOCTORA ¿Sí, aló?

HOMBRE Doctora Miralles, le confieso que yo no encuentro esa perla y lo que tengo es miedo que se me escape la negra…

DOCTORA Nadie se le va a escapar, amigo mío… A ver, le explico qué es el punto G.

HOMBRE Explíqueme, doctora.

DOCTORA A veces, pensamos que el clítoris es sólo esa pequeña punta que aparece a la entrada de la vagina. Pero el clítoris es mucho mayor, tiene raíces hacia dentro. Cuando el clítoris se excita, hace como un relieve sobre el techo de la vagina. Ese es el punto G, la parte escondida del clítoris.

EFECTO TELÉFONO

HOMBRE 2 ¿Consultorio Miralles?

DOCTORA Así es, mi señor. ¿Qué quiere consultar?

HOMBRE 2 A mí me da vergüenza, doctora, porque… Pero le agradecería que me dé cómo un mapa para llegar a ese tesoro…

DOCTORA En verdad, es un tesoro. Es un punto muy sensible, muy delicado… Pero para encontrarlo primero se necesita que la mujer esté excitada… ¡de lo contrario, no lo encontrará nunca!

HOMBRE 2 Bueno, la mía entra rápido en candela, así que, quiero decir… En fin, deme las instrucciones…

DOCTORA A ver, amigo. El punto G se encuentra dentro de la vagina, a un par de pulgadas de la entrada, hacia arriba… Usted va a sentir una rugosidad del tamaño de una monedita… ése es el punto G.

EFECTO TELÉFONO

DOCTORA Un momento, que tengo otra llamada… ¿Aló?

MUJER ¿Doctora Miralles?

DOCTORA Sí…

MUJER Me llamo Gladys, soy ama de casa…

DOCTORA Muy bien, Gladys. ¿Y desde qué punto me estás llamando? Quiero decir… estoy con el punto… ¿desde qué lugar me llamas?

MUJER Desde Bellavista, doctora. Y le cuento que estoy frustrada porque yo no siento gran cosa en ese sitio que usted dice…

DOCTORA Bueno, te diré que más o menos la mitad de las mujeres no sienten placer cuando se les estimula su punto G. No tienen una sensibilidad especial ahí.

MUJER ¿La mitad?

DOCTORA La mitad más una, contigo.

MUJER Ay, doctora, qué pena…

DOCTORA Ninguna pena. Porque en el punto G no está el principal placer de la mujer.

MUJER ¿Y dónde está?

DOCTORA ¿Dónde va a ser? En el clítoris. Ahí está el gran placer de todas las mujeres. El punto G representa una alternativa estupenda para disfrutar la relación. Pero no es lo decisivo.

EFECTO TELÉFONO

DOCTORA Espera, que siguen entrando llamadas… ¿Aló?

HOMBRE Soy yo nuevamente, doctora…

DOCTORA El de la negra que se escapa…

HOMBRE Lo que yo quiero saber, doctora, es qué hago cuando encuentre ese punto mágico…

DOCTORA Lo vas a acariciar suavemente… Con el dedo medio, con toquecitos suaves… Muchas mujeres pueden llegar al orgasmo así… También puedes estimular el punto G con el pene en la posición que llaman del perrito…

HOMBRE Gracias, doctora. Esta noche mi negra…

DOCTORA Un momento, amigo. Más que por la G te recomiendo que comiences por la H.

HOMBRE ¿Cómo por la H?

DOCTORA Por la H de hablar, de conversar. No se trata de meter mano nomás… Deja que ella te guíe… Si encuentras ese tejido corrugadito y lo estimulas, y ella te dice que está disfrutando, entonces para ustedes dos funciona el punto G. ¿Comprendido?

HOMBRE Comprendidísimo, doctora.

DOCTORA Con la G o sin la G, lo importante es disfrutar la relación. Recuerden que las letras indispensables, las que nunca pueden faltar, son estas cuatro: AMOR. Y ahora, los dejo con Joaquín Sabina, que también andaba buscando el punto G en la calle 69!

CONTROL JOAQUÍN SABINA, DÍMELO EN LA CALLE 69 PUNTO G

BIBLIOGRAFÍA
Alessandra Rampolla, Sexo… ¿y ahora qué hago?, Sudamericana, Buenos Aires 2006.

EL FAMOSO PUNTO “G”

Unos pensamientos

  1. Hola qué bueno que hayan estos consejos, son muy buenos porque todavía está el tabú en las parejas sobre descubrir la sexualidad y sobre todo para los hombres, ya que ellos son muy machistas. Son pocos los hombres que se dejan descubrir en el sexo porque ellos piensan que su hombría esta en tela de juicio…
    SANDRA PATIÑO, VENEZUELA.

  2. ¡¡¡Al fin alguien que lo explica así de claro!!! Muchas, muchas gracias por aclararnos nuestra sexualidad con su forma característica, tan didáctica y útil. Soy un admirador de ustedes amigas y amigos radialistas. Sepan que su labor rinde muchos frutos y yo soy testimonio de esto. Sigan adelante con este magnífico trabajo.
    Gonzalo Jiménez A., QUITO, ECUADOR.

  3. Yo jamás me he tocado ese famoso punto “G”, no sé qué es, lo que se siente y cómo llegar a él yo primero para después decirle a mi marido.
    Carolina Paz, SANTIAGO DE CHILE.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.