EL LIBERTADOR

Este radioclip es de texto y no tiene audio grabado.

Una parábola sobre la fuerza de los débiles. Y sobre el rechazo a la guerra.

NARRADORA En algunos caseríos perdidos en los Andes, los memoriosos se
acuerdan de cuando el cielo estaba montado sobre el mundo.

ANCIANO Teníamos al cielo tan encima que la gente caminaba agachada, y no podía enderezarse sin darse un cabezazo.

EFECTO ALETEOS

NARRADORA Las aves se echaban a volar y en el primer aleteo se chocaban
contra el techo. El cóndor y el águila arremetían con toda su fuerza, pero el cielo ni se enteraba.

CONTROLSICA EVOCADORA

NARRADORA El tiempo del aplastamiento del mundo terminó cuando un
relampaguito bailandero se abrió paso en el poco aire que había. El colibrí, el más pequeño de los pájaros, pinchó el culo del cielo con su pico de aguja y a pinchazos lo obligó a subir hasta las alturas donde ahora está.

CONTROLSICA ALEGRE

NARRADORA Desde entonces, el colibrí merece mucho respeto. Quien fue capaz
de levantar el cielo, en cualquier momento podría derrumbarlo.

Eduardo Galeano

EL LIBERTADOR

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.