EL OLOR DE LOS CRISANTEMOS (2)

Una leyenda de terror conocida en varios países. Segunda parte.

EFECTO CARRO ARRANCA

NARRADOR Daniel encendió el auto cuando vio que la chica entraba en aquella casa humilde, de madera, situada a poca distancia de la tapia mayor del cementerio… En poco menos de una hora llegó a la ciudad más próxima, donde vivía.

CONTROLSICA ALEGRE

EFECTO PAJARITOS

NARRADOR A la mañana siguiente, con un sol espléndido y el aire lavado por el aguacero de la noche anterior, Daniel se inventó una excusa para no asistir al trabajo. Sólo pensaba en aquella muchacha, hermosa y pálida, que había conocido en el bar del pueblo. No podía esperar a la noche para ir a visitarla.

DANIEL ¡Y tengo que pedirle mi chaqueta!

EFECTO AUTO

NARRADOR En pocos minutos, enfiló por la carretera antigua, la que bordea el cementerio…

EFECTO CHIRRIDO FRENOS

DANIEL Caramba, todavía está resbaladiza…

NARRADOR En la carretera no había un alma. En el horizonte, todavía neblinoso, no se alcanzaba a ver ninguna vivienda…

DANIEL Era un poco más allá… Después de aquella curva… A ver… Sí, en aquella casita… Ahí vive…

EFECTO APAGA MOTOR, TOCA A LA PUERTA Y PASOS

ANCIANA ¿Quién es?… ¿Qué quieres, muchacho?

DANIEL Busco a su hija, señora…

ANCIANA ¿A mi hija?

DANIEL Bueno, no sé si será su hija… o su sobrina…o su nieta…

ANCIANA Yo vivo sola, muchacho. Hace muchos años que vivo sola en esta casa.

DANIEL Debe haber una confusión. Anoche, en medio del aguacero, traje aquí a una chica muy hermosa…Hasta le presté mi chaqueta que prometió devolvérmela…

ANCIANA Mi hija Ana María era muy hermosa. Murió en un accidente hace 22 años.

DANIEL ¿Murió?… No puede ser…Yo estuve anoche conversando con ella… Quedamos en salir hoy…

ANCIANA ¿No me crees?… Ve al cementerio… Al fondo, detrás de los nichos… una lápida de mármol blanco…

CONTROLSICA SUSPENSE

EFECTO PASOS SOBRE HIERBA

NARRADOR Daniel caminó de prisa hacia el pequeño cementerio de aquel pueblo olvidado. Atravesó la oxidada verja, buscó entre las tumbas… Sus ojos se clavaron en una de ellas, al fondo… El viento era frío y le traía un aroma dulzón de crisantemos…

DANIEL Es ella…

NARRADOR Sobre la última tumba, estaba el retrato, descolorido por el tiempo, de una hermosa muchacha. La inscripción decía: “A mi hija Ana María. Nunca estarás sola.” Y la fecha de su muerte, hacía 22 años.

DANNIEL No puede ser… Si yo…

NARRADOR Entonces, se dio cuenta. Sobre la losa blanca, estaba su chaqueta, cuidadosamente doblada, todavía húmeda por la lluvia de la noche.

CONTROL GOLPE MUSICAL

NARRADOR Daniel se inclinó para tomar la chaqueta… y se fue alejando sin hacer ruido por el camino de barro… A sus espaldas, creyó escuchar la advertencia:

MUCHACHA Ten cuidado en la carretera…

CONTROLSICA SUSPENSE

NARRADOR Daniel regresó al auto, puso la chaqueta a su lado, y avanzó sobre la carretera solitaria… En una de las curvas más peligrosas, le llegó un olor, dulzón y penetrante, de crisantemos.

CONTROLSICA DRAMÁTICA

EL OLOR DE LOS CRISANTEMOS (2)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.