LA NIÑA QUE QUERÍA VER A DIOS

El rostro de Dios se ve con los ojos del corazón.

NARRADORA Había una vez una niña que quería ver a Dios.

NIÑA Lo buscaré y lo encontraré.

NARRADORA Un día, la niña tomó su mochila de ir a la escuela, la llenó con refrescos y pasteles, y salió a jugar al parque.

EFECTO PARQUE

NARRADORA Un abuelo estaba sentado en un banco del parque echándoles migas de pan a las palomas.

NIÑA Hola.

ABUELO Hola, niña. ¿Cómo te llamas?

NIÑA Lucía.

ABUELO Lucía, qué nombre tan lindo. Ven, siéntate conmigo. Tenemos que dar de comer a las palomas.

NARRADORA La niña se sentó junto al abuelo, abrió su mochila, y sacó dos pasteles…

NIÑA ¿Quieres?

ABUELO Pues qué bien… Estaba dando de comer a las palomas… pero yo también tengo hambre…

NARRADORA El abuelo sonrió. Era una sonrisa tan hermosa que la niña quiso verla de nuevo.

NIÑA Tengo refrescos también. ¿Quieres?

ABUELO Claro que sí, Lucía.

NARRADORA El abuelo volvió a sonreírle. Y así quedaron los dos, comiendo y conversando.

CONTROLSICA EMOTIVA

NARRADORA Ya se hacía tarde y Lucía tenía que regresar a su casa.

NIÑA Adiós, abuelito.

ABUELO Adiós, Lucía.

CONTROLSICA EMOTIVA

EFECTO PUERTA

MADRE (3 P) ¿Y dónde has estado tú, Lucía, que vienes con esa cara de felicidad?

NIÑA Pasé la tarde con Dios. ¿Sabes, mamá? Él tiene la sonrisa más linda que nunca vi.

NARRADORA El abuelo también llegó a su casa.

EFECTO PUERTA

HIJO Ajá, papá, ¿dónde andabas? ¿De dónde vienes que te veo tan contento?

ABUELO Estuve comiendo pasteles y bebiendo refrescos con Dios, en el parque.

HIJO ¿Con Dios?

ABUELO Sí. Y fíjate, ella es mucho más joven de lo que pensaba.

CONTROLSICA EMOTIVA

LOCUTORA El rostro de Dios se ve con los ojos del corazón.

LA NIÑA QUE QUERÍA VER A DIOS

3 comentarios sobre «LA NIÑA QUE QUERÍA VER A DIOS»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.