¡LA PALABRA YA ES DE TODAS Y TODOS!

Este radioclip es de texto y no tiene audio grabado.

¡Ya tenemos una ley democrática de comunicación!

Este 14 de junio ha resultado un día histórico en Ecuador. La Asamblea Nacional acaba de aprobar, con mayoría absoluta, la Ley Orgánica de Comunicación. Una ley por la que han luchado durante décadas el movimiento indígena, las redes de medios alternativos, los jóvenes, las mujeres, las organizaciones sociales, mucha ciudadanía consciente.

En la nueva Consitución de Ecuador 2008 se colocó a la comunicación como un derecho humano. Y dentro de ese derecho se especificó “el acceso a las frecuencias de radio y TV en igualdad de condiciones” para los sectores público, privado y comunitario.

Porque en Ecuador, como en toda América Latina, tenemos radiotenientes, teletenientes, acaparadores de ese bien público que es el espectro radioeléctrico. Por eso, era urgente una reforma agraria del aire. Una distribución equitativa de las frecuencias.

Con esta Ley, el derecho a la palabra y a la imagen públicas podrá ser ejercido por toda la población ecuatoriana y no por un puñado de latifundistas mediáticos.

El artículo 106 de la Ley establece una redistribución equitativa de las frecuencias de radio y de TV: 33% para medios públicos, 33% para medios privados y 34% para comunitarios. Antes, los medios privados concentraban el 95% de las concesiones. Y por cierto, esta distribución exigida por la Ley se refiere tanto a las frecuencias analógicas como a las futuras diditales.

El artículo 113 limita el número de concesiones. Una persona natural o jurídica no puede tener más de una matriz de radio en FM, una en AM y una de televisión. Y quienes tengan más (que son muchísimos) tendrán que devolverlas.

Por supuesto, la nueva Ley garantiza plenamente la libertad de expresión. Los medios de derecha ya la tildan de “ley mordaza” olvidando que mordaza se escribe con la M de monopolio. Y esta ley busca romper, precisamente, los monopolios.

La Ley protege a la ciudadanía de contenidos sexistas, xenofóbicos, racistas, y exige que la información sea verificada, contextuada y oportuna. Como debe ser.

La Ley exige que el 60% de la programacion diaria de los medios, en horarios aptos para todo público, sea de producción nacional. Y en cuanto a música, las emisoras debe sonar un 50% de canciones ecuatorianas. ¿No hay tanta música nacional? Pues para que haya.

Hay muchas novedades en la nueva Ley. Hay también cosas que mejorar porque ninguna normativa es perfecta. Por ejemplo, el internet no aparece aún como un derecho humano que el Estado debe garantizar de forma universal.

Ahora se requiere un reglamento para aterrizar los artículos de la Ley. Y se requiere (todavía más importante) unos funcionarios que apliquen sin trampas los contenidos democráticos de la Ley. Pero ya la bandera de la comunicación democratizada ondea en el Ecuador.

Brindamos junto a los compañeros y compañeras de Uruguay, de Argentina y Bolivia, que cuentan con leyes semejantes. Y hacemos votos para que esta nueva Ley inspire a los movimientos sociales y a los legisladores honestos de otros países de la Patria Grande.

¡Felicidades, Ecuador, porque la palabra ya es de todas y todos!

¡LEE EL TEXTO COMPLETO DE LA LEY!(Bajar Ley de Comunicación)*Imagen cortesía de:* Questiondigital.com/

¡LA PALABRA YA ES DE TODAS Y TODOS!

7 comentarios sobre «¡LA PALABRA YA ES DE TODAS Y TODOS!»

  1. Les felicito pro su trabajo. Qué gusto poder recibir constantemente sus emails, muy interesantes, dinámicos y creativos, siempre algo nuevo de qué nutrirse para la formación humana e intelectual.

    Pero en el presente dejó de haberlo, simplemente parece una reproducción de la información del Gobierno, es mejor ser independiente y libre y escribir para todos. Si la ley es buena o mala, que la digan los demás, hay que ser voceros del pueblo, de lo que todos queremos escuchar todos, simpatizantes y también los contrarios, no solo lo que unos quieren informar, ojalá la información que ha estado atrapada en los medios privados no pase al Gobierno. Aclaro que yo aplaudo muchas cosas de esta Ley.

    Les dejo una frase de un gran orador ecuatoriano:

    «Debemos ser muy conscientes de que no hay un pueblo más fuerte que un pueblo informado y orientado, y que un gobierno democrático depende, entre otros factores, de la prensa, pero la prensa no puede depender del gobierno». Jaime Roldós A., ex presidente de la República del Ecuador.

    Con mi mayor estima, gracias

    Sigan adelante en su extraordinaria labor, éxitos.

    Julio Contreras, ECUADOR.

  2. Felicitaciones al Gobierno Ecuatoriano, por darle la oportunidad al pueblo de expresar sus opiniones con libertad, por permitir que la palabra sea de todos y todas, por terminar con los monopolios de la comunicación, con una buena comunicación se lograra un mejor ser humano.

    Eduardo Bladeir Delgado Narvaez, SAN LORENZO, NARIÑO, COLOMBIA.

  3. La irreversibilidad de los procesos de cambio justo para todas y todos se garantiza a través de la democratización de las comunicaciones en todas sus dimensiones. ¡Bravo Ecuador, bravo Correa!

    Eleonora Moreno Férgusson, COLECTIVO COOPMULTIMEDIOSCOMVERL, CARACAS, VENEZUELA.

  4. La magia de la comunicación es mística, en Colombia en los canales privados de cobertura nacional hicieron ver dicha ley como un latigazo político cercano a una directriz de una dictadura, quedó en el aíre que el pueblo ecuatoriano se vería afectado, pero hoy y después de leer este resumen y el texto de la ley quedo asombrado porque la comunicación se defendió desde los comunicadores y comunicadoras populares, desde comunidades que alzaron la voz y se hicieron sentir… Ahora les queda una tarea enorme que aparece por toda la ley, «PROMOVER» espacios, desarrollo critico, participación, multiculturalidad y todo lo que propenda por el pueblo grandioso ecuatoriano. Solo quiero felicitarlos y decirles que en Colombia se sigue luchando y propendiendo seguir estos pasos. De corazón, viva Ecuador.

    Camilo Acosta , BOGOTÁ – COLOMBIA.

  5. Es importante este paso dado, por tod@s los ecuatorianos, es hora de cambiar paradigmas que han mantenido los grupos hegemónicos durante décadas. Tod@s somos responsables de ser partícipes de una comunicación democratizadora, que apele a la construcción de sociedades justas y equitativas.

    Miguel Herrera, QUITO ECUADOR.

  6. La de Uruguay no es muy trigo limpio que digamos, con la Tv Digital se echaron para atrás y es todo igual que siempre, los actuales canales privados tienen privilegios sobre el resto, y NO SE LES EXIGE EL PAGO DE NADA a los demás interesados una pesada carga monetaria para presentarse, no hay que hacer caso a nuestro gobierno sino a los hechos. El Pepe, nuestro presidente, cerró casi 90 radios comunitarias que habían sido aprobadas en la presidencia anterior, y ESO NO SE DICE.

    Héctor E.peyramale, MONTEVIDEO, URUGUAY.

  7. Qué bueno que los ecuatorianos han entendido que uno de los principales enemigos a vencer es la ambición de los ideólogos alienantes que se convierten en monopolizadores de los medios de comunicación. Le tienen terror a la palabra del ciudadano común, el que vive la vida dura y tiene la experiencia de la lucha contenida en la cotidianidad. Todavía quedan muchos monopolizadores por vencer. No desmayen.

    Ignacio Vargas, BUCARAMANGA COLOMBIA.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.